Ricardo Silva Dejando Huella en el mundo, como cineasta

Ricardo Silva Dejando Huella en el mundo, como cineasta

Fotografía: Jackeline Moller

POR ANA PATRICIA VALAY

A Ricardo Silva lo conocí en TV Azteca BC. Trabajamos en equipo, el cómo camarógrafo y yo como periodista. Sus imágenes además de creativas siempre eran impecables pero sobre todo sensibles y humanas, y es que en como estudio Sociología en la UABC, buscaba con sus tomas, reflejar algo más allá, sobre nuestra comunidad.
Hoy por hoy Ricardo ha sido galardonado a nivel Internacional y Nacional como director de Cine gracias sus películas, con temática muy de esta frontera. A continuación un poco de la historia de este talento al que ya hemos adoptado en Tijuana.

Cómo nace su amor por el cine

Ricardo Silva no nació en esta ciudad fronteriza, pero se considera de aquí. “Nací en Guanajuato al igual que mi madre y mis hermanos, pero radico en Tijuana desde los cuatro años de edad”.

—Oye y habiendo estudiado sociología ¿de dónde vino para ti, el deseo de retratar una realidad a través de una cámara?
—En relación a mi fascinación con el cine, crecí viendo una infinidad de películas, teníamos un negocio de renta de VHS y tuve acceso a todo tipo de cine e inspiración.
—A los medios de comunicación entré gracias a la recomendación de un gran amigo quien sigue siendo mi colega hoy en día. Empecé como camarógrafo, lo que me ayudó mucho a entender el valor de la estética, sea o no tradicional.

—Muchas veces documentaste en noticias, el acontecer cotidiano. ¿Te llamaba eso la atención o preferías la ficción?
Siempre he preferido la cotidianidad, de ella saco mis historias al fungir como un simple observador.

—Recuerdo que fuiste en TV Azteca local, uno de los creadores de la campaña “Los buenos somos más”, que trascendió a nivel nacional cuando la inseguridad imperaba, en Tijuana. ¿Cuál fue el gran acierto que consideras tuvieron?
—Hay que confiar en la capacidad de la ciudadanía por tener esperanza para un futuro mejor para su ciudad. Hay que apelar al aspecto humano de todos, motivando a hacer el bien sobre todas las cosas. La campaña fue muy sincera y noble, creo que por eso tuvo el impacto que tuvo en aquel entonces.

—¿Y cómo es que das un brinco al cine, y qué opinas del talento que ha surgido en cuanto al séptimo arte en la región?
—Creo que hubo un renacimiento o nacimiento.Mi amigo y mentor Omar Guzmán fue quien me introdujo al mundo del cine.
—Por mi parte creo que Tijuana se está posicionado como un punto de creación de cine de autor, un espacio donde las ideas surgen y son realizadas, cosa que no sucedía hace unos años. La intención de todos nosotros como industria cinematográfica del norte del país es descentralizar la actividad y los logros, poniendo a Tijuana en la mira internacional.

—¿Y cómo sobrevive un cineasta?

—He tenido la fortuna de seguir trabajando con mis amigos ahora de un modo más formal con nuestra propia casa productora “Spécola”, donde realizamos publicidad audiovisual, lo que nos da oportunidad de dotar a nuestros proyectos con toques e influencias cinematográficas.

—Tu primer propuesta cinematográfica fue la multipremiada Navajazo. Para quienes no la hayan visto, ¿de qué trata?
—Navajazo es un retrato de personas marginadas habitantes de la ciudad de Tijuana, es una oda a la nostalgia por la identidad propia y el sentido de pertenencia.

—¿Cuántos premios se llevó Navajazo?

—Ganó una docena de premios alrededor del mundo.

—¿A qué crees que se le puede atribuir el éxito obtenido?

—A la frescura del formato y del contenido, a nuestra falta de pretensión como realizadores, y a nuestro genuino interés por agradecer y reconocer el trabajo de los programadores.

—¿Y qué siguió después de eso?

—Después de Navajazo tuvimos la suerte de realizar una segunda película, “William El Nuevo Maestro Del Judo”, que tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, y pronto se estrenará en salas.

—¿Cómo le hacen para estarse inscribiendo en festivales y sobrevivir?
—Nosotros hemos tenido la fortuna de nunca tener que inscribirnos, pues recibimos invitaciones de los programadores y directores creativos sin necesidad de cubrir cuotas de inscripción. Las inscripciones son muy caras pero debemos entender que los festivales dependen de ingresos para seguir funcionando, y al ser la principal plataforma de exhibición para nuestro cine hay que apoyarlos cuando sea posible, y como los viajes a festivales son muy costosos estamos en constante búsqueda de apoyo para poder realizar personalmente estas labores de exhibición y presentación.

—¿Consideras que falta más apoyo para la producción cinematográfica en México y específicamente en BC?

—Sí, siempre que viajamos a festivales es muy evidente el apoyo que existe en lugares como Chile, Canadá, y Suiza, entre otros, y en México es muy complicado obtener apoyos, existe demasiada burocracia.
En relación a mi tercer película Sleepwalk, que está en desarrollo, fue seleccionada para asistir al segundo Mercado de Co-Producción México Francia, y por eso nos vamos próximamente a París. En estos espacios se busca financiamiento internacional para la realización de nuestras películas.

ALGUNOS LOGROS

• En 2014 ‘Navajazo’, del director Ricardo Silva, recibió el premio al Mejor Cineasta del Presente en el Festival de Cine de Locarno
• 2014: Premios Ariel: Nominado a Mejor documental
• Estrena Cineteca Nacional película mexicana ‘Navajazo’

Comentarios

comentarios