RENDICHICAS un concepto aspiracional, innovador y visionario

RENDICHICAS un concepto aspiracional, innovador y visionario

“La fuerza de la mujer de la mano de la femineidad”

Por Ana Patricia Valay

Largas filas en cada una de las bombas despachadoras se observan a lo lejos en un día pico, pareciera que regalaran el combustible. Y es que el ‘boom’ de las “Rendichicas gasolineras” de colores llamativos como el  rosa mexicano, morado y lila es más que evidente: Se despacha gasolina como “pan caliente”.

“Yo veía que siempre había mucha cola y dije: por algo será”, nos comparte una cliente asidua de la sucursal ubicada en la antesala de la entrada al Fraccionamiento El Soler, viniendo de Playas de Tijuana.

“Dije: a ver….vine y comprendí por qué siempre estaba bien lleno. Las muchachas son muy amables y te dan muy buen servicio, pero además me rindió mucho la gasolina como no había sucedido en otros lugares. Ahora siempre vengo aquí”.

Pero no es sólo percepción, las cifras no mienten. Tan sólo en el último año, el número de negocios con este concepto se duplicó, y pasó de 27 a 54 en Baja California, Sonora y Chihuahua. Es la empresa del ramo con mayor crecimiento en el noroeste de México.

CONCEPTO INNOVADOR

Fue en 2010 cuando el negocio tuvo que reinventarse. La fuga de consumidores derivada de la inequitativa competitividad con nuestros vecinos al norte que ofrecían precios más bajos a consecuencia de la tardía medida del gobierno federal para homologarlos en la frontera, así como el crecimiento exponencial de gasolinerías, les obligó a replantearse un nuevo modelo empresarial.

Lo primero fue buscar cambiar la percepción de que la gasolina rendía más en Estados Unidos y comprometerse con el cliente en que se le daba lo que ellos pagaban. En otras palabras, se buscó que el ciudadano estuviera convencido de que compraban litros de a litro.

“Lo que nosotros quisimos hacer es que el cliente quedara totalmente satisfecho y confiado de que le estábamos entregando lo que estaba pagando”, recuerda Carolina Camilli Prieto, la gerente de mercadotecnia del grupo.

“Lo que hicimos fue hacer clara nuestra manera de actuar de una manera transparente, y que el cliente lo pudiera ver y sentir de primera mano”, agrega.

Acciones que van de la mano de la honestidad, un valor intrínsecamente ligado a la mujer y que reflejan innumerables estudios como el de Roger Steare, consultor de firmas como HSBC, BP o PW considerado un gurú corporativo y quien se define como “filósofo de las empresas”.

Steare desarrolló la “Prueba del ADN moral”, que demostró que las mujeres son más honestas que los hombres y que cuando toman decisiones suelen tomar especialmente en cuenta a los demás. Sus conclusiones las enarboló a partir del test que formuló a 60 mil participantes provenientes de orígenes sociales muy diversos y de 200 países del mundo.

LAS RENDICHICAS

“Bienvenido a rendichica, su estación de confianza…“.  Así y con una sonrisa en el rostro reciben estas mujeres trabajadoras a sus clientes.

Ataviadas con su pantalón y camisa color verde militar, su mascada rosa al cuello y su moño del mismo color en la cabeza, demuestran tener la fuerza de la mujer para hacer trabajos que anteriormente eran exclusivos de hombres, pero con un toque perfecto de femineidad que promueven las mismas políticas empresariales.

“Te saben desde checar niveles, el aceite, el agua de la batería, la del radiador, el antifreeze, la transmisión, el motor, igual las presiones de las llantas, pero sin que pierdan su esencia de mujer”, nos dice gustosa Carolina Camilli quien nunca imaginó los alcances que podrían tener sus conocimientos en Mercadotecnia en el ramo gasolinero,  y cómo el concepto cambiaría la vida de quienes trabajan ahí.

Lorena es una orgullosa rendichica y nos cuenta su experiencia. “Desde que entras te sientes como en familia. Te arropan y te ayudan a salir adelante y más que nada el trabajo te ayuda a que veas otras cosas nuevas. Te va muy bien. Trabajas muy a gusto al aire libre, no estás encerrada y el servicio al cliente es de lo mejor” nos platica. Ella es madre de dos y desea ser boxeadora. Por la mañana va a correr para entrenar y cubre un turno de seis horas, lo que para quienes son madres o están estudiando es muy atractivo.

“Mi experiencia ha sido favorable porque le he podido dar a mis hijos más que lo que les pudiera dar en otra empresa con salario bajo” – nos platica Lizbeth Barajas, otra rendichica también madre de dos pequeños – “Me gusta porque son seis horas lo que se me hace muy confortable por el horario de escuela de mis hijos…”

“¿Qué te dicen tus amigas de que eres una rendichica…?” —le pregunto a Lizbeth – “Pues quieren entrar aquí”, contesta. “Ayer precisamente me encontré a una y lo primero que me dijo fue: yo quiero trabajar ahí…”

Lupita otra de las rendichicas, se siente orgullosa de escuchar a su hija decir que ella de grande quiere ser una rendichica como su mami. Ahora el concepto también es aspiracional. A la escuela fue ataviada como se viste su madre para explicar por qué quería dedicarse a eso cuando creciera. Y para lograr una mejor relación entre madres e hijos, a las rendichicas continuamente se les están dando cursos de capacitación.

Hoy por hoy existen alianzas como con el Instituto de la Mujer en Tijuana, donde se les enseña: cómo detectar bullying en sus hijos,  cómo cuidar sus finanzas personales, cómo tener autoestima,  cómo evitar la violencia intrafamiliar, y hasta  cómo peinarse y maquillarse. Capacitación que se busca acercar a sus colonias a través del “Rendimóvil”.

Pero no todas las rendichicas son madres, algunas son solteras que están en el proceso de estudiar una carrera como Sujey Garfio quien estudia Relaciones Internacionales y tiene el anhelo de trabajar a futuro en la aduana. A nadie se le cortan las alas.

CONCEPTO VISIONARIO

En “rendichicas gasolineras” lo más importante es que el cliente esté satisfecho, por lo que la honestidad y el trato en el servicio son fundamentales. Por ello cuando hay largas filas, un auxiliar hace la preventa y agiliza el trámite deseado para que una vez que llegue con la rendichica todo sea mucho más rápido.

Un negocio innovador pero también visionario, porque están convencidos de que cuando se abra el mercado al producto internacional como consecuencia de la Reforma Energética en el 2017, e incluso desde el 2016 en que las marcas extranjeras empiecen a tener presencia en México, lo importante será la honestidad y transparencia, así como la calidad del producto y del servicio que desde ya ofrecen las Rendichicas.

Número de estaciones en la zona noroeste del país:

 15  Tijuana

11   Mexicali

8    Hermosillo

2    Cd. Obregón

18  Chihuahua

Filosofía empresarial de Rendichicas Gasolineras :

“Que te guste, que te alcance y que estés bien emocionalmente”. Mario Villalvazo, director general de la empresa.

MISIÓN:

Ser la estación de servicio preferida de la comunidad a la que servimos, creando lazos de confianza a través de la honradez. Un servicio excepcional, y personal orgulloso de su empresa.

VISIÓN : 

Llevar nuestros beneficios a la mayor gente posible.

Comentarios

comentarios