Rafael Issacc Ramírez, sus fotografías, parte importante de la crónica de Tijuana

Rafael Issacc Ramírez, sus fotografías, parte importante de la crónica de Tijuana

Rafael Issacc Ramírez, sus fotografías,
parte importante de la crónica de Tijuana

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

No había evento o reunión social en Tijuana en donde no se le viera. Su sonrisa y su cabellera completamente blanca siempre se destacaban entre los asistentes… y así la magia de su lente se hacía presente en los previos del evento o al concluir el mismo, lo que permitía a los asistentes, convertirse en protagonistas, y tener un recuerdo que perdurará a través de los años.

Sin distingos Rafael Issacc Ramírez asistía a tomas de protesta empresariales, a eventos de fundaciones o asociaciones civiles, a foros, conferencias, exposiciones, pasarelas, desfiles, conmemoraciones y aniversarios. Todos eran cubiertos por igual, por su lente; a todos los eventos era convocado.

 

Un poco de su historia

Rafael Issacc Ramírez Siqueiros, nació un 11 de abril de 1953 en Mexicali, Baja California, y dedicó gran parte de su vida al ámbito financiero, trabajando y haciendo carrera en instituciones bancarias, sin embargo, su vida profesional dio un giro radical, cuando decidió dedicarse a retratar la vida social de Tijuana.

Además, poco a poco fue incursionando también en el mundo de la moda. Su gran amigo y con quien había una estrecha relación laboral, Jesús Hernández, director general de mbc management dijo que ambos buscaban cambiar la imagen de los eventos a través de buenas modelos y producción.

“Fue una persona muy importante en la moda, porque tenía ingerencia en decisiones importantes, le preguntaban cómo se hacía una pasarela, como se debía colocar la iluminación, era invitado por todas las agencias; siempre lo consideraban y tomaban en cuenta”, comentó.

Para él, uno de los grandes aciertos que tuvo Rafa, fue el de ir más allá en el mundo de la moda, para llevar el detrás de y no sólo lo que se veía en un desfile o pasarela.

Además del importante trabajo de Rafael Issacc en el mundo de la moda y de los eventos sociales, su contribución en medios de comunicación, impresos y televisivos, también fue de gran relevancia.

 

Su paso por Mujer Actual

Durante ocho largos años, una de las principales secciones fijas de la revista, sociales, se vio engalanada por el trabajo de Rafael Ramírez, quien llevaba la imagen de Mujer Actual a donde se presentará.

Saida Muriel, directora de la Revista, afirmó que para ella Rafa, como le decíamos de cariño, siempre fue “un hombre tenaz, trabajador, excelente ser humano, siempre disponible para apoyarnos; era muy querido por todos. La palabra no, no existía en su vocabulario. El siempre buscaba como sí, y siempre nos buscaba para compartir y apoyar. Él será para nosotros, irremplazable, nos dejará un hueco inmenso y lo extrañaremos muchísimo. Dejó huella en Tijuana”.

Diana Moreno, asistente de dirección de la Revista Mujer Actual, y quien tiene ya, seis años trabajando ahí, así recuerda a Rafa:

“Desde el primer día que llegué a esta oficina, Rafa me brindó su amistad, apoyo y confianza, y durante varios años seguimos fortaleciendo la buena relación, compartiendo momentos muy agradables de trabajo y otros de diversión. Fue un gran apoyo para poder realizar nuestros compromisos sociales de manera oportuna con cada uno de nuestros clientes; definitivamente una pérdida irremplazable. Lo extrañaremos y echaremos mucho de menos”, comentó.

 

Dejando testimonio histórico

El presidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Correspondiente a Tijuana, Gabriel Rivera, hizo una reflexión muy interesante sobre el gran legado que un fotógrafo deja a su comunidad.

“Al tomar una imagen, el fotógrafo se convierte es un fiel registrador de un suceso cotidiano. Este evento se podrá observar con el transcurso del tiempo y esa imagen se convertirá en un testimonio gráfico de un hecho o suceso. Es el historiador o el antropólogo o científico social, el que le otorgará una valoración a esa imagen por el contenido de la misma, por las personas que participan o por la época en que fue registrada. Así es como una fotografía se convierte en un documento histórico que puede ser empleado no sólo para ilustrar un texto o publicación, sino para documentar de primera mano, ese hecho”.

Para el historiador, “una fotografía y el personaje que la realizó se convierte en un elemento fundamental en la crónica histórica de una comunidad”.

Bajo esta premisa, sabemos que el trabajo de nuestro amigo y compañero Rafael perdurará no sólo en la memoria de quienes lo conocimos, sino que será testigo mudo para las nuevas generaciones, de lo que en algún tiempo fue Tijuana, con su gente y sus personajes ilustres.

Le sobreviven sus hijas Danett y Danitza Ramírez, y todos sus amigos y compañeros que lo queríamos. DEP Rafael Issacc Ramírez.

 

Comentarios

comentarios