Queremos niños protegidos, amados y felices

Queremos niños protegidos, amados y felices

POR ALEJANDRINA SEAMAN

 

Mucho hemos escuchado sobre la importancia de la primera infancia, etapa en la que los niños y niñas deben recibir buenas bases para su desarrollo tanto físico, como mental y espiritual. Desafortunadamente, para un gran número de niños y niñas de nuestra región, esto es imposible, ya que según estadísticas, Baja California se encuentra en segundo lugar en México, en cuanto a número de niños en situación de orfandad.

Estos niños quedan a cargo en el mejor de los casos, de instituciones que albergan a pequeños en estas circunstancias. Es por ello que en nuestra ciudad se encuentra un gran número de casas hogar, quienes con apoyo del gobierno, fundaciones y empresas privadas, atienden y sustentan todos los gastos generados. Sin embargo, siendo realistas, muchas de estas instituciones apenas cuentan con lo necesario para llevar a cabo su función de proteger y resguardar la identidad de los niños atendidos.

 

¡Gracias! organismos civiles

Afortunadamente en nuestra ciudad existen diversos organismos de la sociedad civil que se han dado cuenta de estas necesidades y han establecido diversos programas para coadyuvar y apoyar a los orfanatos en sus funciones cotidianas. Sin embargo, esto no es suficiente, porque si bien apoyan a cubrir sus necesidades más básicas, siempre será necesario ir más allá, aunque esto es un poco complicado por la misma situación legal en la que se encuentra cada infante.

 

Invirtamos” en la niñez

Es importante implementar mejores condiciones de vida para la niñez, ya que esto les permitirá a los niñ@s, crear una vida de calidad y convertirse en seres capaces de contribuir en su comunidad de manera positiva. Debemos sembrar amor en cada uno de ellos, para que sean ellos los multiplicadores de las buenas obras, y así construyamos una sociedad más justa y solidaria.

El mundo necesita niños protegidos, amados, que vivan y crezcan en ambientes y entornos saludables, llenos de estímulos positivos que ayuden a su pleno desarrollo. Apoyar a esta causa es necesario y urgente, la niñez no espera, y si queremos realmente tener un mejor país, debemos invertir en la niñez, ya que son ellos los que en un futuro gobernarán sobre las naciones.

Ama, protege, comparte,  ya que ¨cuando un hombre siembra árboles a cuya sombra nunca habrá de sentarse, ha comenzado a entender el sentido de la vida¨. Hagamos que este día del niño sea de dicha y felicidad para todos los pequeñitos del mundo, esa debería ser su única obligación. ¡Felicidades!

*La autora es Catedrática y se le puede contactar en: alexaseaman@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios