¿Por qué los padres de adolescentes debemos reeducarnos y actualizarnos?

¿Por qué los padres de adolescentes debemos reeducarnos y actualizarnos?

“Este es uno de los grandes errores que cometemos los padres: seguirlos criando como su fuesen niños; un trato de niños, reglas de niños, consecuencias de niños, expectativas de niños, etc., entonces ellos continúan comportándose como niños”

 

Por Psic. Gabriel Bello
Hay muchas razones por las cuales debemos estar en constante capacitación, sobre todo si deseamos que sean exitosos en la vida, tomando buenas decisiones, teniendo buenos amigos, yendo bien en la escuela, participando de las labores de casa, y viviendo sus actividades placenteras en control; para lograr esto, debemos  mantenernos un paso delante de ellos y conservar el liderazgo paterno.

Hay infinidad de cambios en un adolescente que ni ellos mismos los entienden; cambios físicos, biológicos y psicológicos que a lo largo de esta etapa experimentarán, convirtiéndolos paulatinamente en adultos. Este es un proceso que le ocupará aproximadamente unos ocho años.

Como psicólogo de adolescentes les aseguro que muchos de los problemas que los trae a consulta clínica, se hubiesen evitado con un poco más de información para los padres al momento de tomar una decisión.

Nunca es tarde para reeducarnos, como nunca es tarde para hacer los cambios necesarios. Los hijos valen la pena.

 

¿Por qué loss padres de adolescentes debemos reeducarnos y actualizarnos?

Porque son inmaduros.- Como aprendices de la vida, están en una condición de alta vulnerabilidad probando aquí y allá, tomando decisiones arriesgadas o poco inteligentes. Sus intereses ha cambiado, ya no son los mismos que cuando eran niños, hoy son otros intereses y demasiados; el alcohol, las drogas y el sexo se convierten de la noche a la mañana en sus intereses primordiales, además del noviazgo, la música, etc.

Y como si esto fuese poco, los adolescentes hoy en día viven de lleno la era digital, muchísimos de ellos se encuentran atrapados entre dispositivos electrónicos e internet, ya sean redes sociales o videojuegos, consumiendo gran cantidad de horas de su valioso tiempo en esta actividad placentera improductiva, que además afecta los otros roles, principalmente el de estudiante.

Porque quieren seguir dependiendo de sus padres.- Los adolescentes deben dejar la zona de confort que muchos padres les creamos en el afán de protegerlos; la independencia y autonomía son elementos fundamentales para el éxito en la vida. Este proceso inicia desde temprana edad; si comenzamos a exigirle la realización de trabajos domésticos, que mantengan un excelente desempeño académico, y que no vivan en exceso sus actividades placenteras, estaremos haciendo nuestro trabajo formador.

Los adolescentes deben desarrollar autodisciplina, un tipo de autogobierno que le permita responsablemente el cumplimiento de sus deberes asignados, y esto no se da si no hay un esquema de disciplina formativa en casa, a base de reglas y consecuencias.

Los adolescentes cuestionan la disciplina porque ilusamente creen que el mundo puede vivir sin reglas, algo totalmente fuera de la realidad. Todo lo que nos rodea está normado; tenemos que hacer fila, esperar turno, hacer cita, obedecer reglamentos, cumplir plazos, respetar espacios, etc., es la razón por la que en casa debe establecerse la estructura formadora que les lleve a desarrollar autodisciplina.

Porque ya no son niños.- Ahora como adolescentes necesitan padres que también hayan hecho cambios o ajustes a su estilo de crianza, un estilo enfocado en educar y acompañar en su desarrollo a sus hijo adolescentes hasta que sean independientes y autosuficientes. Este es uno de los grandes errores que cometemos los padres, seguirlos criando como su fuesen niños; un trato de niños, reglas de niños, consecuencias de niños, expectativas de niños, etc., entonces ellos continúan comportándose como niños.

Si los hijos al dejar la niñez experimentaron cambios impresionantes para desarrollar entre otras situaciones, su propia personalidad, los padres estamos obligados a rediseñar el estilo de crianza, haciendo los cambios necesarios que permitan la crianza de un adolescente.

Comunicación en su modalidad de diálogo, apoyo emocional constante, tolerancia a la frustración, disciplina adecuada a un adolescente, negociación estratégica, etc., por lo menos son algunos elementos que debemos agregar al estilo de crianza.

Les animo para que consideren importante regresar a las aulas y capacitarse en temas relacionados a la adolescencia.

 

*El autor es especialista en adolescentes

Comentarios

comentarios