¿Por qué el hombre que me gusta no está interesado en mí?

¿Por qué el hombre que me gusta no está interesado en mí?

TU PERSONA | EL SOPLÓN

¿Por qué desaparecemos?

 Por Maru Lozano

Aparentemente todo en una relación comienza de manera hermosa; pareciera que la conexión está ahí con toda la magia, que nos sentimos arriba de un escenario, protagonizando la mejor historia de amor, pero de repente desaparece el príncipe azul, ¡justo ahora que lo había encontrado!  ¿Por qué?  Nuestro soplón es muy joven, tiene 31 años y estudió psicología con énfasis en terapia de pareja y relaciones por internet.  Un soplón estadounidense que nos da su punto de vista sin tapujos.

     

¿Por qué el hombre que me gusta no está interesado en mí?

Porque ustedes las mujeres se enamoran de la idea y no de la persona.  Usualmente tienes a un hombre frente a ti con excelentes características, empiezan a salir, a frecuentarse, les atraen las mismas cosas, y sólo es posible para ti concentrarte en lo positivo, y de ahí lo construyes en tu mente como “el caballero ideal”.  Lo que pasa es que hay una laguna enorme entre las cualidades que él pueda tener como persona y lo que tú necesites.  ¡Justo ahí está el conflicto! Poder dar ese salto desde lo que un hombre es, y cómo sería junto a ti.

 

¿Debería mantener lejos mis estándares y planes personales del hombre que me gusta, y ceder, haciéndole saber que viviría los de él?

Seguiríamos hablando del ideal y no de lo real.  Al hombre le gusta una mujer que camina derecho y no nos abruma con su excesiva entrega porque eso para nosotros es una carga pesada.  Una mujer que no tiene un proyecto de vida, pretende cambiarnos en todo y se vuelve como una mamá.

Si un hombre es abusivo contigo, déjalo, si un hombre no quiere una relación como la que tú necesitas, déjalo, si no te responde un mensaje, déjale de escribir.  Si está claro que estoy desapareciendo de tus mensajes, de tus llamadas, etc., ¿imaginas que quiero estar por siempre a tu lado?

 

¿Qué es lo que los incomoda más al momento de estar iniciando una relación?

Incomoda que se obsesionen con su propio comportamiento.  Relájense.  Parece que a veces ustedes actúan esperando una respuesta condicionada de nosotros, en lugar de ser ustedes mismas.  Por ejemplo, envían un mensaje muy pensado, borrado y editado cien veces, esperando que nuestra reacción sea la que formaron en sus mentes llenas de adrenalina.  Como que reemplazan intuición por entrenamiento social o impulso instintivo.

 

El momento justo de huir, ¿Qué es lo que los ahuyenta?

Que vayan tan rápido.  Cuando una mujer quiere apresurar las etapas de una relación ¡eso nos hace correr! ¡nos asusta!  No inviertan tanto ni tan rápido porque le quita el misterio que nos gusta descubrir.  Comprendan que a nosotros nos gusta “ganarnos” las cosas para sentirnos ¡hombres! además de triunfadores, y si ustedes dan todo rápidamente, ni nos sentimos atraídos por el premio ni nos apetece luchar por él.  Nos gusta precisamente eso, “la lucha”.

 

¿En qué nos equivocamos más las mujeres al elegirlos?

Es que son tercas, usualmente se van por los que ni están disponibles ni dispuestos.   Tienen que clarificar sus necesidades.  Si quieren un hombre no disponible pero con ganas de tener una relación sin compromisos, repítete en tu mente y corazón que así será siempre y no podrá cambiar aunque se la pasen muy bien juntos.  Puede darse una maravillosa corta historia de amor pero así, cortita.

Si desean una relación diferente, larga, comprometida, no la esperen de hombres que no lo quieren.  No cambiarán su manera de ser por más que se esfuercen. Busquen, enfóquense, y atraerán a esa pareja que se establezca.

 

¿Qué hacer?

¿Cómo deberíamos proceder entonces?

Primero desde su corazón defiendan sus prioridades y necesidades, no las de sus amigas o familias, no se agobien por eso.  No importa la edad que tengan, siempre habrá un hombre listo para ustedes justo como lo quieren si no ponen en juego su autenticidad y espontaneidad.   Recuerden que un hombre que no está en sintonía con sus planes las llevará a comportarse como no son y, por ende, saldrá corriendo.

Pero, si ya han encontrado a ese hombre justo para compartir lo que quieren, por favor no lo sofoquen queriendo vivir las etapas de la relación bajo presión.

Otro aspecto importante, estamos en la era de los mensajes de texto, por favor, envíen mensajes valiosos.  Nos desagradan los textos cuando son muchos, largos e irrelevantes.  Igual si a nosotros nos gusta enviarlos, no quiere decir que nos guste recibirlos o incluso, recibir una respuesta tan rápida y evidente.  Acuérdense, nos gusta el suspenso. No nos hagan preguntas, a nosotros nos intimida estar respondiendo, sin embargo, nos encanta que nos escriban frases que uno pueda comentar o bien, ser nosotros los que preguntemos a ustedes.  Recuerden, ¡nos gusta descubrir!  Esperen a que nosotros tomemos la iniciativa.

En persona, al teclado o por teléfono, esperen a ser buscadas, den solo información importante y fomenten nuestra curiosidad para saber más y más de los sentimientos que pueden despertar y avivar en nosotros.

Comentarios

comentarios