Pensamientos que rondan mi mente sobre llegar a los 30

Pensamientos que rondan mi mente sobre llegar a los 30

Pensamientos que rondan mi mente sobre llegar a los 30

Me encuentro a unos meses de cumplir 30 años y hay tantas cosas que rondan mi mente al respecto. Me da gusto llegar a los 30 con los cambios tan fuertes que he experimentado en los últimos años. Para mi estos últimos años han sido un gran salto de fé.

No llegue a los 30 casada ¡Yay!

 

Cuando era una niña siempre pensé que iba a ser mamá a los 24 años. Mi mundo era super pequeño.De hecho mi pensamiento se quedó en las películas románticas donde la chica conoce al chico en la universidad, tienen hijos y son infelices para siempre.Gracias a dios conforme pasaron los años cobre aún más conciencia sobre lo que es la vida. Me di cuenta que muchas cosas en las que yo creía, existían solo en los libros, las películas de Disney y alguna que otra historia de amor. Hasta hace unos años no era realmente consciente de las otras posibilidades que había en la vida cómo : viajar, ser soltera por siempre, ser mamá soltera, vivir en otro país. Mi mundo se reducía al matrimonio . Pero bendito destino, después de que mi relación de 9 años fracasó rotundamente. Las puertas del mundo se abrieron ante mis ojos. Si de algo estoy agradecida es de ya no estar dentro de esa relación.

Creí que a esta edad ya tendría resuelta mi vida

En algún momento llegué a pensar que mi vida iba a ser diferente. A los 30 ya debería tener la vida prácticamente resuelta y aunque ya soy la dueña de mi casa, tengo un coche precioso y algunos otros bienes. La verdad es que sigo sin saber muy bien lo que estoy haciendo día con día. A veces me sorprendo a mi misma cuando voy en el coche y paso por lugares a los que solía ir en mi adolescencia. En un mundo loco mi adolescencia acaba de pasar. Hace un parpadeo yo tenía 15 y estaba patinando en el hielo con el chico que me gustaba. Ahora soy una adulta trabajando en la industria que amo, creando, diseñando. Haciendo todo lo que un día creí que ya no iba a lograr.

Subestimamos mucho el valor del tiempo

Me alegra no ser igual a mis amigas con un trabajo de 9 a 7, todos los días de la semana. Varias de ellas me lo dicen todo el tiempo ” yo nunca podría hacer lo que tu haces”. Es una decisión de vida: cómo gastar tu tiempo, qué aprender, cómo vestir, con quien estar. Yo trabajo a mi propio ritmo y a veces mucho más que 5 días a la semana. Cómo emprendedora muchas veces te entra el nervio de la infinita responsabilidad que tienes. Después de todo de ti dependen varias familias. Al final del día  las nóminas se van y todo fluye, dejando en claro que estas haciendo un buen trabajo. Se que muchas personas ven en su futuro una empresa, un negocio. Sin embargo pasan muchos años en esta carrera de ratas, trabajando de mañana a noche. Pensando que un día… un día…

Tener miedo es normal pero no puedes dejar que te controle

Cuando era una niña creí que los adultos no tenían miedos. Para mi era algo que solo le pasaba a los niños. Sorprendentemente el miedo nunca se fue en mi adolescencia. Mucho menos siendo adulto jóven y ahora que ya estoy pisando el tercer piso estoy segura de que nunca se irá. He tenido grandes miedos, enfrentarlos me ha llevado a los mejores momentos de toda mi vida. Supere el miedo a comenzar con mi propio negocio, supere el miedo de no hacer lo mismo que todas mis amigas. Además de dejar una relación de 9 años, comenzar de nuevo. Hay tantas cosas que he aprendido en estos ultimos años gracias al miedo. Pero quizás la lección más grande y valiosa ha sido que por sobretodo. No importa cuanto miedo tengas hay dos opciones: te mueves y lo superas o te quedas con él, lo guardas y vives con ese miedo para siempre.

Finalmente en cuanto al amor creo que el drama, las mariposas y todo lo que conlleva tener a alguien en tu vida bien vale la pena. Me he tomado el tiempo para amar cada parte del hombre que se ganó mi corazón. Lo más difícil es amar las toallas mojadas en el piso… eso te loa seguro.

Comentarios

comentarios