Péndulo cero, apasionados de la danza contemporánea

Péndulo cero, apasionados de la danza contemporánea

Por Yan González

Tijuana es una ciudad privilegiada, ya que cuenta con artistas muy exitosos, que se desempeñan en distintas disciplinas de arte, y una de las más importantes, sin duda, son las artes escénicas que actualmente están tomando gran auge dentro de la escena cultural, y un gran ejemplo de ello es la compañía de danza contemporánea Péndulo Cero conformado por Carlos González, Miroslava Wilson, Iliana Jiménez, Salvador Corona y David Mariano, quienes en entrevista con Mujer Actual nos compartieron sus inicios y parte de su trayectoria artística.

¿Cómo inicia el proyecto Péndulo Cero?

“Péndulo Cero inició como una idea de crear un espacio y una plataforma para creadores escénicos; se inició con tres personas que teníamos en común esta idea de hacer actividad para la escena, artistas escénicos, actor, actriz, bailarín, pintor. Inició con Gabriel Ledón y Rubén Valencia, ellos fueron los cofundadores; a finales del 2000, Carlos González y a finales del 2007 del primer año que se funda se integra a colaborar Miroslava. A partir del 2008, formalmente se hace Péndulo Cero de cuatro integrantes, así permanecemos hasta el 2009, y hacia finales cambia el rumbo de Péndulo Cero en donde se convierte formalmente en una compañía y a la vez se integran David Mariano e Iliana Jiménez. Cerramos 2009, los otros chicos deciden irse y los otros deciden quedarse; y en el 2010, se funda la compañía Péndulo Cero formalmente y en el 2012, se integra Salvador Corona”, comentó Carlos González, cofundador de la compañía.

¿Por qué eligieron el nombre de Péndulo Cero?

“Péndulo Cero, en sí, hablando etimológicamente, el péndulo es algo que está suspendido de un punto y se mueve en diferentes direcciones, entonces, las cinco personas que estamos actualmente, somos tan diversos y tan diferentes y tenemos una conexión que nos suspende de un punto tan diferente que tenemos muchas maneras de movernos, y eso es Péndulo Cero, es una compañía que está dispuesta a oscilar en diferentes maneras y velocidades, y el cero es el concepto del inicio de la nada, a las cuentas del 1 al 10 y del regreso”, compartió González.

¿Qué tipo de danza ejecutan en el escenario?

“Nuestra danza está llena de espontaneidad; últimamente hemos tenido una tendencia que nos ha llevado a tener cursos, talleres y acercamiento a esta técnica del teatro y de la actuación, donde hemos estado mezclado la danza contemporánea y de alguna manera se ha estado desarrollando una imagen de la compañía que nos puede diferenciar de otras compañías de danza locales, por eso le llaman la fiscalidad del teatro, a veces le llaman físico, pero justo de los límites más bien sacamos como un concepto de que esto es lo que hacemos; realmente la danza contemporánea abarca todo eso, por eso es contemporánea porque se hace, se apropia de lo que está en el contexto para exponer e inspirar”, puntualizó Iliana Jiménez.

¿En qué eventos culturales y países se han presentado?

“En España, Madrid, Medellín, Colombia, en Los Ángeles y San Diego, Ca., también hicimos presencia en Alemania con un video danza y en Tokio, Japón. En Tijuana hemos estado en foros como Cecut, el teatro del IMSS, el teatro de la Casa de la cultura, el teatro de California del ITT,

en el de la UABC. También hemos estado en festivales urbanos, festivales de arte, como Interzona, Festiarte, Feria del libro, Entijuanarte en varias ocasiones, este año fue la gala, en Rosarito Art Fest, el festival del Quijote, Ópera en la calle, CEART. Hemos tenido la oportunidad de presentarnos en los teatros de Ensenada, Tecate, Tijuana, Mexicali y Rosarito. En el país, hemos estado en el DF, Colima, Guanajuato, Guadalajara y Hermosillo”, compartieron Iliana y Carlos.

¿Qué premios, reconocimientos y menciones honoríficas han obtenido?

“La compañía participó en el premio nacional de coreografía en el 2011 con la obra “Bodies not are borders”, y el coreógrafo junto con la compañía pasamos a la final en el DF, obteniendo mención honorífica; también la compañía obtuvo un premio por el mejor bailarín y la mejor música, es un músico tijuanense, en el 2011”, comentó Carlos. “Otro reconocimiento importante fue que la primera experiencia de invitar a una compañía foránea a hacer el laboratorio a la sala de urgencias a México, que es un laboratorio de creación que dura un mes en residencia en DF, fue a Péndulo Cero. Nos llevaron a trabajar en las colonias de la delegación Cuauhtémoc, a través de la compañía Seres Comunes y la Secretaría de Cultura del DF, eso fue un reconocimiento muy importante porque gracias a eso hicimos posteriormente un dispositivo escénico que lleva por nombre Casa que Pertenece, que nosotros le llamamos un proyecto de humanización escénica… es un espacio de interacción, humanización y de encuentro”, puntualizó Iliana Jiménez.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que se han enfrentado dentro de Péndulo Cero?

“A subsistir y encontrar la integración de estas cinco personalidades de una manera continua, constante, dinámica, y propia”, afirmó Iliana. “El balance entre los recursos económicos, la carga y concentración que se requiere para crear; el balance entre la vida personal, tus tiempos y todo lo que requiere el tener tú, esto es como si fuera tu otra casa… entonces, eso requiere atención, el reto es seguir creciendo, estando. Y encontrar vías independientes de llevar toda esto a la sociedad, vías independientes para generar talleres, vías independientes para que los maestros sean pagados, para presentar nuestras obras, pero los que los artistas tengan un pago, es un asunto de calidad de vida. Nos interesa mucho ser un reflejo de nuestra sociedad, lo bueno, lo no tan bueno, la realidad”, comentó Miroslava. “Es el equilibrio de manera individual en estar sanos y plenos en todos los sentidos, y congruentes para poder estar integrados tanto de manera interna como en el contexto de Tijuana con los demás”, puntualizó Carlos.

¿Y cuál es la mayor satisfacción que les ha dado pertenecer a Péndulo Cero?

“Para mí, el ser parte de Péndulo Cero y de un grupo de danza; son especies en extinción”, comentó Miroslava. “La permanencia de seguir y la evolución del mismo”, afirmó Carlos. “El día a día es una gran satisfacción, también me encantan los procesos cuando están a punto de estrenarse y grandísima satisfacción al final del año y que seguimos juntos”, señaló Iliana.

¿Cuáles son sus proyectos en puerta?

En diciembre nos vamos al CAMP.in en San Luis Potosí, que es coordinado por una productora que se llama moving borders, es un encuentro de casi todo, es como campamento independiente de todos los hacedores de la danza, y también se suman, disciplinas relacionadas como teatro, música, investigadores, escritores, fotógrafos, y ahí hay varias cosas, hay talleres, hay presentaciones, performance, dance, hay conferencias, mesas redondas, charlas de tú a tú y redes de colaboración, y nos están invitando a Péndulo Cero y a Lux Boreal a ser la sede del camping en el 2015, concluyó Miroslava Wilson.

 

“…el péndulo es algo que está suspendido de un punto y se mueve en diferentes direcciones, entonces, las cinco personas que estamos actualmente, somos tan diversos y tan diferentes y tenemos una conexión que nos suspende de un punto tan diferente que tenemos muchas maneras de movernos…”

Comentarios

comentarios