Padres a prueba de adolescentes digitales

Padres a prueba  de adolescentes digitales

Padres a prueba de adolescentes digitales

POR GABRIEL BELLO

Nunca había sido tan complicada una adolescencia como la que estamos viviendo con nuestros hijos en la actualidad, y es que no sólo estamos hablando de la ya existente brecha generacional, sino que ahora experimentamos una brecha digital. Por un lado, están los niños y adolescentes que nacieron en esta era (la digital), para quienes el uso de la tecnología resulta algo natural, y por otro lado están los padres que se han quedado rezagados, no sólo por haber nacido en otra era (la análoga), sino en parte porque muchos consideran que el internet es una moda y que su popularidad acabará en el corto tiempo.

 

Encuentro pues al menos, TRES factores que hacen más complicada la crianza exitosa de esta generación digital.

 

1) PROPENSIÓN A LA DEPENDENCIA DIGITAL

Los niños y los adolescentes son más vulnerables que los adultos hacia la dependencia electrónica, su poca madurez, el ambiente digital en el que están creciendo (entorno), las bondades de estas nuevas tecnologías y los escasos límites, le generan dependencia digital que no le permite una funcionalidad básica para hacerle frente responsablemente a todos sus roles.

 

¿QUÉ HACER?

Actualízate, capacítate, toma la información necesaria para liderar a esta generación digital. Hace 10 años, aprender a usar la computadora era una opción para los padres, hoy en día la capacitación sobre las nuevas tecnologías es una obligación, porque estás criando a la primera generación digital.

Esta actualización o capacitación te permitirá dimensionar la paradoja de que algo tan útil y fascinante llegue a convertirse en un serio problema de salud mental, y hacer lo adecuado para que no ocurra con tus hijos.

 

 2) PERSONALIDAD ADICTIVA

No todos los usuarios son propensos a una adicción tecnológica, deben existir elementos previos que lo predispongan a ello: Impulsividad, ansiedad, déficit de atención, negativista desafiante, hiperactividad y trastorno límite de la personalidad, por mencionar algunos.

 

¿QUÉ HACER?

Mantente muy atento a los rasgos que presentan los tecno adictos, y actúa para ofrecerle ayuda.

 

ALGUNOS SÍNTOMAS SON

  1. a) Pérdida de control o imposibilidad de auto regularse sobre el tiempo de estar conectado.
  2. b) Aumento paulatino del tiempo de conexión.
  3. c) Malestar clínicamente significativo ante la imposibilidad de conectarse (síndrome de abstinencia).
  4. d) Postergar las demás actividades o responsabilidades en casa por no desconectarse.
  5. e) Deterioro significativo del desempeño académico.

 

OJO: Si tu hijo ya presenta estos signos, busca ayuda profesional.

 

3) NAVEGAR SIN LÍMITES

Hoy los niños manejan una tablet antes de aprender a hablar o caminar. Este fenómeno que cada día crece más, se debe en parte a la falta de límites de parte de los padres para el uso de las nuevas tecnologías.

Es cómodo y funcional que la “Nani” sea una tablet, no cuesta y entretiene al pequeño, pero uno de los problemas que esto genera es que lo hace tecno-dependiente desde temprana edad, además de volverlo demandante, irritable, impaciente, y de baja tolerancia a la incomodidad.

Prácticamente observamos en cualquier parte a adolescentes con un celular en su mano, obteniendo seguridad al tenerlo consigo. No hay espacios asignados para el uso del celular, puede ser a la hora de comer con sus padres, en la iglesia, en el salón de clases, compartiendo con su bolita amigos, estando con la novia, incluso en el cine.

 

¿QUÉ HACER?

Algo que da tanto placer como los dispositivos electrónicos y las nuevas tecnologías, debe ser regulado, o en el corto tiempo se caerá en una dependencia. Sin embargo, la prohibición total de la tecnología a niños y adolescentes puede llegar a ser contraproducente, porque ésta favorece el desarrollo de ciertas habilidades. Ellos son nativos digitales, su mundo es el internet y las nuevas tecnologías, entonces prohibir no es la solución.

  • Se deben establecer límites para darle un uso adecuado a los dispositivos electrónicos, videojuegos, redes sociales e internet, y los hijos a su vez, deben sujetarse a los tiempos y a los espacios asignados por sus padres.
  • Se debe combinar el uso de las nuevas tecnologías con ejercicio al aire libre o la práctica de algún deporte. Esto no es sólo para mantenerlos lejos del internet, sino para efectos de su salud.
  • Se debe prohibir la visita a páginas de contenido pornográfico, o a cualquier otro sitio de internet que los padres consideren nocivo para sus hijos.

 

*El autor es psicólogo, especialista en adolescentes

Comentarios

comentarios