Nutrición para quien padece la enfermedad de LYME

Nutrición para quien padece la enfermedad de LYME

Por Paola Cota Fernández 

La enfermedad de Lyme es una enfermedad crónica, cuyo manejo nutricional va enfocado a mejorar tu sistema inmune y digestión.  Con una nutrición equilibrada también lograrás disminuir algunos de los efectos adversos de los medicamentos que se utilizan para tratar esta condición médica.

La dieta para la enfermedad de Lyme se basa en la conocida dieta paleolítica.  Consiste básicamente en evitar la ingesta de gluten, lácteos, azúcares, soya, elote  y disminuir así la inflamación en tus articulaciones, lo que ocurre en esta enfermedad.

 

A continuación te sugiero realizar las siguientes modificaciones nutricionales si la padeces: 

  1. Disciplínate a ingerir las frutas y vegetales orgánicos que  te ayudarán a nivelar tu sistema inmune y te brindarán excelente aporte de vitamina C.
  2. Que tu alimentación incluya un aporte suficiente de antioxidantes, proteínas y minerales. Requieres antioxidantes para reparar el tejido dañado y contrarrestar la infección, y mucha más proteína para promover formación celular.
  3. Cubre tus requerimientos diarios de minerales como: yodo, cromo, selenio,  calcio, fósforo y hierro, tomando un suplemento vitamínico.
  4. Suspende al máximo la ingesta de alcohol, cafeína y alimentos procesados o refinados  en especial los que contengan aditivos.
  5. Ingiere alimentos con efecto antiinflamatorio como: pescados y aceite de linaza.
  6. Ingiere probióticos para mejorar tu flora intestinal, la cual se afecta por ingesta de antibióticos prescritos por tiempo prolongado.
  7. Muy importante ingerir suficiente ajo, pimiento y aguacate.

A pesar de que no erradicarás la infección de la enfermedad de Lyme, enfoca tu atención para lograr un equilibrio de tu sistema inmune y optimizar tu función digestiva, como consecuencia  llevarás a tu cuerpo a un estado de homeostasis, es decir de equilibrio, te lo aseguro.  La nutrición mejora la calidad de vida de cualquier condición médica, incluyendo a la enfermedad de Lyme.

*La autora es médico general, con Maestría en Nutrición

 

CORREO: dra_cotafernandez@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios