NO TE AUTO DIAGNOSTIQUES

NO TE AUTO DIAGNOSTIQUES

La gastritis por ejemplo, se puede confundir con una Dislepsia

 Por redacción Mujer actual

Estamos en una época donde el internet facilita cada vez más las cosas, así que: sencillo es ingresar a un navegador y encontrar un sinfín de información respecto a cualquier tema, ahorrándonos tiempo y haciéndonos la vida mucho más práctica; y lo mismo sucede con lo que tiene que ver con la salud.

¿Acaso no te has sentido mal y has buscado una solución en internet?¿Cuántas veces lo has hecho; más de una? ¿Cuántas veces has evitado ir al médico y has preferido auto diagnosticarte? Pero ¿te has preguntado las consecuencias de esto?

¡El auto diagnóstico es malísimo!, por ello a continuación te mencionaremos sólo un ejemplo de dos enfermedades que suelen confundirse, pues sus síntomas son similares.

 

¿Gastritis o Dislepsia?

En la actualidad una de las enfermedades más comunes en la población es la gastritis. Lo anterior, a consecuencia de varios factores: el ritmo de vida tan agitado y estresante,  el abrumador tráfico vehicular, el tener una alimentación inadecuada, el uso de medicamentos, y las infecciones causadas por la bacteria llamada “helicobacter pilory”. Los expertos dicen que la enfermedad afecta a más de la mitad de la población adulta.

Pero, ¿has escuchado hablar sobre la dispepsia? Ésta se define como “cualquier dolor o molestia que se localiza en la parte superior y central del abdomen”, dice Marco Antonio Lira, especialista en gastroenterología y endoscopia; enfermedad con síntomas similares a la gastritis.

El especialista afirma que: “más de una persona confunde la gastritis con la dispepsia. Se auto diagnostican sin haberse hecho un estudio médico previo”.

La dispepsia resulta ser una enfermedad, o bien un síntoma de alguna enfermedad gastrointestinal como la gastritis, colitis, o esofagitis, entre otras.

El experto nos comenta que existen dos tipos de dispepsia: la orgánica y la funcional. La primera tiene una causa identificada y clara, que produce los síntomas como indicios de una ulcera gástrica, gastritis, colon irritable o alergias.

La segunda, es aquella donde no existe alguna enfermedad orgánica que justifique la sintomatología. El médico señala que este tipo de dispepsia representa uno de los trastornos más frecuentes en las consultas, que como ya comentamos,  suele confundirse con algún padecimiento gastrointestinal como el caso de la gastritis.

“La dispepsia orgánica es el síntoma de una enfermedad como gastritis o colitis, pero la funcional es el padecimiento en sí; el que la gente confunde”.

 

SÍNTOMAS Y CAUSAS DE LA DISPEPSIA FUNCIONAL

 Además de un dolor en la parte alta y central del abdomen, los síntomas de la dispepsia funcional también son:

  • Ardor estomacal
  • Náuseas matutinas
  • Falta de apetito
  • Dolor o quemazón en el esófago, producido por la regurgitación del ácido gástrico

Para considerarse como dispepsia funcional, los síntomas deben presentarse por lo menos durante 12 semanas en el último año. El padecimiento puede ser ocasionado por varios factores, principalmente por trastornos psicosomáticos como: estrés, tensión, nervios y ansiedad.

Pero también el comer alimentos irritantes, y a su vez tomar en exceso bebidas como alcohol y café, pueden aumentar el riesgo a padecer dispepsia funcional.

 

TRATAMIENTO

“Para diagnosticar qué tipo de enfermedad se tiene,  es necesario realizar un estudio endoscópico. La gente viene a consulta cuando ya el dolor es insoportable, y también cuando ya se automedicaron”, asegura el doctor.

Si se llega a padecer de dispepsia funcional, se recomienda realizar un cambio principalmente en la alimentación, llevando una dieta balanceada, rica y variada en frutas, verduras, cereales y escasa en grasas.

En el caso de requerir un tratamiento especializado en medicamento, éste debe ser recetado y supervisado por un profesional, según sea la sintomatología predominante. Según el experto, Marco Antonio Lira, el auto diagnóstico es algo muy constante en la población, generando mucho riesgo pues, se llega a ignorar lo que en realidad está pasando en el organismo por lo que es necesario acudir a ver a un médico.

Así que evite automedicars, y andar buscando saber qué enfermedad tiene a través del internet. Ello sólo hará ponerlo más nervioso y ansioso, y es muy probable que usted se esté diagnósticando una enfermedad que ni siqueira tiene, mientras si se atendiera con un experto,  ya podría estarle ganándo tiempo al tiempo. Así que diga no a la automedicación y cuide su salud.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios