Nicole Aguirre

Nicole Aguirre

Artista Multifacética conocida como: la Chamana de Valle de Guadalupe

Por Ana Patricia Valay

Uno podría pensar que Nicole siempre ha sido alegre, entusiasta y con mil proyectos en su vida, y por llevar a cabo, pero aunque sin duda esta ha sido siempre su esencia, tuvo que descubrirla y como todos: también pasar por tragos amargos.
Hoy es una mujer plena que ha encontrado en el arte no sólo una forma de expresión, sino la de ayudar a los demás.

Descubriendo pasiones

Nicole tenía tan sólo 11 años cuando su padre le dice a la familia que se tomarán una especie de año sabático para explorar la Baja. “Nos vamos a ir de viaje, te voy a sacar de la escuela. Nos fuimos toda la familia, y recorrimos la Baja. y cuando regresé yo fui comprando postales de cada lugar, a mi me dejó súper impactada, tanto que cuando regreso empiezo a querer hacer la réplica de todos estos lugares, utilizando las postales, y pues pinto una colección de 15 paisajes de toda la Baja”, comparte la ahora artista visual.
“Nunca fui una niña en ese entonces que tuviera otras actividades, entonces me concentré en la pintura. Y pintaba con acrílico y con óleo”.

—¿Antes de esta experiencia, habíaspintado?

—No, pero siempre me metía, a concursos de dibujo, de pintura. Ya era algo que me llamaba mucho la atención.

Decisión de Estudiar Arte

“Empiezo a estudiar criminología y siempre llevé arte como un hobbie, y en criminología tenía que tomar una clase de fotografía forense, y ahí decido: ¿saben qué? lo siento mucho pero quiero estudiar arte en en el South Western College de San Diego”.

Y la invitan a un experimento de introducir la carrera de instalación de arte a nivel de colegio, “y fui uno de los 7 estudiantes que participaron en todo EU, y gané con mi instalación y me hicieron un documental para utilizarlo en la Universidad de Phoenix, y ahí en esa instalación incorporo la gastronomía y el vino que en aquel entonces (2002) no era tan común hacer”.

Nicole Aguirre quiso transferirse a la Universidad de Washington DC pero por cuestiones económicas no pudo, y decidió seguir estudiando arte, pintando, haciendo escultura en SD: “y gané el primer lugar en el Colegio con una pintura que era un auto retrato interno, y que inscribió mi maestro, un pintor reconocido, Michael Schonorr, (QEPD). Tomó mi obra y firmó por mi”.

Así, él se convirtió en uno de sus mentores más importantes.

“Yo creo que él me descubrió, porque sus palabras están muy grabadas En el momento en que dejes tus cosas y te concentres en eso, vas a sobresalir, porque tienes un estilo muy particular”.

Artista multifacética

Nicole no sólo estudiaba arte: pintura, escultura, cerámica, joyería, etc. sino que también estudiaba para educadora, y trabajaba en ello.

Además quiso ser misionera y por ello hacía labor social en centros de rehabilitación y en la comunidad.
También empezó a proyectar en su obra, temas importantes para Tijuana como la rehabilitación del centro, y lo Hecho en Baja, donde se empezó a reconectar de nuevo con el Valle de Guadalupe, pues previamente también se había involucrado de lleno con la gastronomía.

“Del 2005 al 2010 me involucré en todo lo que era gastronomía. y me la pasaba en todos los restaurantes, vinícolas, de SD, TJ, Tecate, cubriendo notas, haciendo entrevistas a chefs. Y me meto a estudiar a Culinary Art School varios diplomados de cocina y servicio al vino”.

—¿Y cómo influye todo esto en tu arte?

—Muchísimo. Ahorita ya conjugué todo lo que soy en mis obra y en todo lo que hago. Mis obras siempre van a hablar de etapas de mi vida, pero también de un mensaje para la comunidad, para el mundo. No están vacíos. Tengo mensajes tanto de energía como de salud.

—Utilizo temas de salud o de motivación. Involucro mucho lo que son los cristales, la herbolaria, etc.
—Yo describiría mi obra como una proyección de mi trabajo personal, emocional y espiritual.

Innovadora en su técnica

Nicole es una artista visual que le ha pintado al alma gemela, que se “ha introducido” en su obra con auto retratos, y que también le ha pintado a la sexualidad y fertilidad. Una mujer que se ha atrevido a innovar, un poco por accidente, pero que destaca como nadie por sus mensajes, y lo que logra plasmar en sus cuadros.

“Estaba yo una tarde en “Viña Emiliana”, y saqué todas mis cosas para pintar al aire libre, y de repente llegaron corrientes de aire, y se me cae el lienzo y el vino que había sacado para tomarme, y la canva se manchó. Y cuando veo la textura que dejó el vino, tomé el resto del piso, y empiezo a hacer los trazos que ya estaban con carbón, y digo: ¡Wow! y empiezo a utilizarlo”.

En otro momento y por un proyecto, empieza a trabajar maridaje con chocolate, “y me encantó eso, y pienso: ¿cómo lo puedo incorporar en una obra mía (el chocolate)? Y empiezo a trabajar con la mancha y empiezo a experimentar”.


Siempre reinventándose

“Ahora también hace joyería. Trabajo con todo tipo de minerales. Trabajo mucho las obsidianas, y en general todas las piedras”.

“Y de lo más nuevo que está experimentando son los: retiros para mujeres y posteriormente para hombres, donde incorpora lo que es gastronomía, el tema del vino, el tema del chocolate, hipoterapia con caballos aztecas, meditación con cuarzo y yoga”.

Difícil es pues abarcar todo lo que ha logrado conjugar con su arte, Nicole Aguirre, una mujer que vivió una relación difícil, de co-dependencia, pero que ha logrado liberarse y tener empatía con otras mujeres a las que ayuda, como una artista misionera. Sin duda habrá todavía otras cosas que Nicole siga descubriendo de sí misma y compartiendo con los demás.

“Nunca fui una niña en ese entonces que tuviera otras actividades,
entonces me concentré en la pintura. Y pintaba con acrílico y con óleo”

Comentarios

comentarios