MILLENNIALS EN EL TRABAJO

MILLENNIALS EN EL TRABAJO

Cómo entenderlos, y sacarles el mayor provecho

Por Ana Patricia Valay y Natalia Monroy

¿Ubicas bien a los millennials, esa generación de jóvenes adultos de entre 20 y 35 años que gracias a que crecieron de la mano de la tecnología tienen una percepción totalmente distinta a la de generaciones pasadas en todas las áreas de su vida, incluyendo la laboral?

Tal vez los ubiques, pero: ¿Conoces sus fortalezas y debilidades? ¿Sabes cómo piensan y cuáles son sus prioridades?

Sin duda que comprender a los millennials en el rango profesional no es tarea sencilla, pero sí indispensable para entender cómo funciona el mundo de hoy y sacarle el mejor de los provechos.

 

Sociales vs poco arraigo

Si naciste entre 1980 y 1995 perteneces a la generación de los millennials, una generación que se hizo adulta en el transcurso del cambio de milenio, y que hizo al crecimiento de la tecnología parte de su vida diaria.

Para el doctor, José Manuel Valenzuela, Secretario General Académico y Profesor- Investigador del Departamento de Estudios Culturales del Colegio de la Frontera Norte, quien ha estudiado su comportamiento, no todas las características de los millennials son en su propio beneficio y de la sociedad.

“Los millennials son seres sociales. Hay una serie de características positivas que se les imputan pero también es realidad que existen otras que no les favorecen”.

El mundo profesional se vuelve cada vez más competitivo y el avance de la tecnología demanda que éste vaya evolucionando de prisa, por lo que una de las principales características de los millennials pudiera ser considerada como una fortaleza.

Y es que una de las características principales de los millennials en el trabajo  es justamente el que no están quietos ni estáticos.  Tienen una mente ágil y evolutiva.

Sin embargo, en el ámbito laboral esa actitud más ligera y liberal que pareciera poco sólida o estable, se ve también como una posible amenaza.

“Vive en la cultura de nada me interesa lo suficiente, lo hacen hasta en el sexo, en sus relaciones, en su trabajo. Esto ya me aburrió, lo que sigue. Están acostumbrados al último teléfono, al último app, y que siempre hay algo mejor adelante. No están generando arraigo y esa es su mayor debilidad”, opina la psicóloga, Dra. Luisa López Madueño.

 

Reto para las empresas

Un estudio realizado por la red social para profesionales ‘Linkedin’, arroja que la generación millennial cambia de trabajo en promedio 2.85 veces en sus primeros cinco años después de graduarse, la cifra más alta respecto a las generaciones anteriores.

Así que los que temen no están tan errados, por ello es  fundamental continuar ‘seduciéndolos’ en el trabajo para que no se aburran y busquen nuevos horizontes.

En las empresas, “la Psicología Organizacional tiene que estar con la motivación al máximo para ver cuáles son sus motivaciones. Tiene que reinventarse y las técnicas de grupo e integración tienen que ser muy dinámicas, muy movidas, para darles en ‘la llaga’. Va a requerir mucha creatividad”, agrega la Dra. Madueño.

 

Consumidores de tecnología y redes

Un artículo publicado en la revista Forbes México en 2014, reveló que el 30% de la población en Latinoamérica era millennial, y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025 ésta población representaría el 75% de la fuerza laboral del mundo. He ahí el porqué es  indispensable entenderlos.

Son fanáticos de la tecnología y de lo que se hace con ésta, como el estar inmerso en las distintas plataformas de comunicación.

Por ejemplo, el 88% de los millennials de latinoamerica se encuentran registrados en distintas redes sociales, siendo Facebook, Twitter y hasta Instagram parte importante no sólo de su vida social sino de su vida laboral.

“Mucho se dice que estos individuos son nativos digitales, lo que significa que el empleo de la tecnología es parte de su vida. Para ellos las nuevas tecnologías no son misteriosas ni complicadas”, asegura el investigador del COLEF. Esta sería otra de sus fortalezas.

 

No todo está garantizado

Por otro lado, el experto señala que la sociedad en general le está otorgando a esta generación un perfil erróneo, es decir: para él no todos los nacidos en ese periodo de tiempo tienen las mismas oportunidades y alcance en el “mundo real”, sobre todo en el campo laboral.

“Es equivocado pensar en generaciones como si fueran genios. El hecho de que tengan la tecnología y  más educación a su alcance no les garantiza que van a tener mayor oportunidad sobre todo a la hora de conseguir y mantener un empleo”.

Los millennials son individuos que tardan cada vez más en salir de casa, retrasan el primer embarazo, y se casan a una mayor edad, pero: ¿qué pasa con ellos a la hora de tener un trabajo?

 

¿Qué piden en el trabajo?

En un artículo publicado por el periódico El Universal “Millennials ¿Quieres resultados? Conócelos”, se señala a los millennials como individuos muy distintos a las generaciones pasadas en cuanto a sus inquietudes en el mundo laboral.

Quieren estar informados de lo que pasa a su alrededor. Reclaman información a sus superiores (estadísticas y datos) para así poder dar seguimiento a lo que se les ordena pues no tienden a obedecer sin cuestionar. A su vez, exigen participar en la toma de decisiones para sentirse ‘parte de’ y comprometerse con su trabajo.

 Para ellos, es necesario mantener un balance entre su vida personal y el trabajo, pues no están dispuestos a sacrificarla por la organización en la que laboran. Piden también horarios de trabajo flexibles, y prefieren trabajar por objetivos y no cumpliendo jornadas fijas.

 

¿Cuál es su VISIÓN?

Según la investigación de la firma de servicios profesionales Deloitte, entendiendo las creencias de los millennials acerca del propósito que deben tener las organizaciones, destacaron la creatividad laboral, generación de rentabilidad y el mejoramiento de la sociedad.

Los encuestados refirieron que las organizaciones “deben apoyar la innovación y el progreso, además de generar trabajo”.

Como conclusión de dicho estudio, se muestra que los millennials tienen una visión de “un todo” respecto a las empresas y el trabajo que cada una lleva a cabo.

Así que más allá de ver como un aspecto negativo su manera de desarrollarse en lo profesional, se requiere ver a los millennials como aliados de avance y crecimiento.

Llenos de retos y en busca de reconocimiento, los millennials son más proactivos y seguros a la hora de desarrollar y compartir sus ideas propias, convirtiéndose en una generación innovadora y emprendedora que está enfocada a la globalización como campo de desarrollo.

Así que habría sin duda que capitalizar sus fortalezas y lidiar (como todo en la vida) con sus debilidades para poder subsistir empleador y empleado, en el mundo laboral. Conquistémosles a diario para que generen arraigo y se comprometan al 100 por ciento en la organización.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios