Melissa Fresnedo García, un ejemplo de perseverancia y éxito

Melissa Fresnedo García, un ejemplo de perseverancia y éxito

Por Mónica Márquez 

Vivir experiencias difíciles, como la pérdida de un ser querido, de un empleo, un accidente o una separación puede llevarnos hacia dos caminos: devastarnos o hacernos más fuertes, como fue el caso de Melissa Fresnedo García, una joven y exitosa empresaria, que hoy comparte su historia con lectores de Mujer Actual.
Melissa es hija de Olga García y Armando Fresnedo, nació en San Diego, CA, donde realizó sus estudios de Enfermería Dental. Recientemente cursó un diplomado en Asesoría de Imagen por el Instituto Idip. Durante 10 años se desempeñó como asistente dental hasta que contrajo matrimonio y dejó a un lado su profesión para dedicarse al 100% a las labores del hogar.
Por 11 años compartió su vida con su esposo, con quien soñaba tener una familia, pero por situaciones diversas esta relación terminó.
Tras su separación, ella pensaba seguir trabajando como asistente dental y concluir sus estudios universitarios en Odontología que había dejado truncos tiempo atrás, pero por azares del destino y por un sueño que tenía desde pequeña, cambió la Odontología por la moda.
“Desde chica me gustaban los certámenes de belleza, la ropa… soy muy vanidosa, siempre me ha gustado verme bien, pero jamás me imaginé dedicarme a lo que ahora hago”, expuso la asesora de imagen.
Su hermana Farrah Fresnedo es la fundadora de la Boutikería (negocio de renta de vestidos de noche), ella empezó hace poco más de dos años con una boutique pequeña y la invitó a poner un negocio similar por su cuenta, pero Melissa no aceptó debido a que aún se encontraba con su esposo.

Mi meta es poder ayudar a las mujeres a perder ese miedo compartiéndoles mi experiencia de vida… Quiero escribir un libro y así compartir mi historia.

 

“Yo le dije: ‘lo hago, pero seamos socias’… Yo tenía miedo a que las cosas no resultaran, pero ya con su apoyo acepté y dos meses después de emprender mi negocio, me enfrenté a una difícil situación: la separación con mi esposo; el primer lugar que pisé cuando llegué a Tijuana fue mi negocio”.
En esos momentos a ella no le interesaba vender o rentar, lo único que quería era tener una distracción, aseguró, una terapia que le ayudara a salir adelante.


“Después de la separación, mi vida dio un cambio muy radical y en esos momentos lo que me interesaba era no deprimirme y mantenerme ocupada, y así lo hice.
Hay mujeres que las lleva a deprimirse, al suicido y todas esas cosas feas, que yo no quería que me pasaran.
“No quería pensar en esa situación, así que me enfoqué mucho en ese negocio, me enfoqué tanto que llegó un momento en el que dije: ‘qué hice con esto’. Ya no podía retroceder, ya no tenía tiempo de ir de compras y de nada, porque era mucho el trabajo, pero fue el enfoque que yo le puse pensando en mí, en distraerme, sin darme cuenta que era lo que me apasionaba”, compartió.
Durante los 11 años que duró su matrimonio, Melissa se dedicó a atender a su esposo y su casa, a buscar tratamientos de fertilidad que le permitieran convertirse en mamá, pasó por cuatro in vitro y una inseminación artificial, pero desgraciadamente el bebé nunca llegó.
“Era muy feliz porque estaba con la persona que amaba, pasamos momentos difíciles pero también muy bonitos… yo creo que si se hubiera logrado alguno de los tratamientos, mi matrimonio aún existiría”, expuso Melissa.

DOS MESES Y EL ÉXITO LLEGÓ
Cuando Melissa se hizo socia de su hermana y abrió la Boutikería (en La Recta de la Chapultepec), no se imagino que el éxito le llegaría tan rápido, estaba tan concentrada en no pensar en su separación que se dedicó en cuerpo y alma a su negocio y en pocos meses este era todo un éxito.
“La pasión es la clave del éxito”, aseguró Melissa, “te tiene que gustar mucho lo que haces, ya de ahí tú le pones la pasión, la perseverancia, el enfoque…”.
Dijo que en promedio, le dedica más de 12 horas a sus negocios, en los cuales sus empleados son una pieza importante, en ellos aplica a conciencia una de sus frases favoritas: “No cuides a tus clientes, cuida a tus empleados porque ellos cuidarán de tus clientes”.

SUEÑOS CUMPLIDOS
Aunque Melissa Fresnedo nunca se imaginó que se dedicaría al rubro de la belleza, consideró que cumplió su sueño de niña: estar en el mundo de la moda.
“Cuando estaba muy jovencita, me comuniqué a una agencia de modelos porque yo quería ser modelo, pero me dijeron la estatura que debía tener y me olvidé de ser modelo, yo soy bajita, pero ahora siento que mi sueño se va cumpliendo porque ahora yo soy la imagen de mi negocio, yo modelo mis propios vestidos”, mencionó Melissa, quien en octubre entrega la corona de Reina Embajadora de la Asociación de Mujeres Profesionistas y de Negocios.
En este tiempo que lleva en el mundo empresarial, ha tenido que hacer algunos sacrificios, como el hecho de dejar de ver amistades por falta de tiempo o de asistir a reuniones familiares por atender su agenda de trabajo, aunque su familia se muestra muy orgullosa de ella y eso la llena de gran satisfacción.

Otro aspecto que la reconforta es que los clientes se vayan sintiendo unas reinas y esto, de cierta manera, contribuya en un cambio en sus vidas, con eso ella ya ganó, puntualizó.

UN SERVICIO INTEGRAL
Adicional al negocio de renta de vestidos, hace tres meses Melissa abrió un salón de belleza integrado a una de las tres Boutikerías
con las que hoy cuenta, el cual inició como una necesidad, pues ella debido su excesivo trabajo no tenía tiempo de ir a arreglarse de manera profesional.
De igual manera, también necesitaba los servicios para las modelos en las sesiones de fotos, así que empezó con dos sillas para peinado y maquillaje, ahora son 4 estilistas que la apoyan y trae estilistas de fuera una vez al mes para que compartan sus experiencias.
Otro logro importante es la creación de su propia línea de pestañas de mink, la cual en tan solo un mes y medio se agotó.
En poco tiempo, Melissa ha demostrado que cuando se es perseverante y se hacen las cosas con pasión, todo se puede, y le queda claro que el miedo es el peor enemigo, “el miedo nos detiene en la vida”.
“Traigo varios negocios en mente, quiero seguir creciendo, escalando las montañas del éxito, generar más empleos. Actualmente soy voluntaria en Teletón y estudio fotografía, y mi meta es poder ayudar a las mujeres a perder ese miedo compartiéndoles mi experiencia
de vida… Quiero escribir un libro y así compartir mi historia”, concluyó.

 

“ Desde chica me gustaban los certámenes de belleza, la ropa… soy muy vanidosa, siempre me ha gustado verme bien, pero jamás
me imaginé dedicarme a lo que ahora hago”

 

EN BREVE…
>> LIBRO FAVORITO: Comer, Rezar y Amar
>> ARTÍCULO INDISPENSABLE: Pestañas
>> MÚSICA FAVORITA: Baladas
>> MAYOR FORTALEZA: Su perseverancia
>> MAYOR DEBILIDAD: El miedo a equivocarme, a hablar en público

 

 

|FOTOGRAFÍA GARAGE PHOTO STUDIO |OUTFIT OPULENZA HAIR & MUA BOUTIKERÍA |MAKEUP BAR DANYELLA MACIEL Y LU PÉREZ

Comentarios

comentarios