Megarexia:

Megarexia:

La enfermedad poco aceptada en México

“Me veo delgada, pero en realidad estoy obesa”

 

Por Redacción Salud actual

La obesidad se ha convertido hoy en día, en una verdadera epidemia de salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud, esta  se extiende a muchos países y ataca a muchas personas, donde sin lugar a dudas los más vulnerables son los niños y adolescentes.

Esto lo saben nuestras autoridades de salud a nivel nacional, pues se han empeñado en combatir la obesidad por varios frentes con políticas públicas que buscan a través de programas de prevención, incentivar desde el ámbito escolar a los niños a comer saludable y a hacer ejercicio, aunado esto a una reforma fiscal que gravó mayormente a los bebidas gaseosas, para inhibir un consumo que no ha mermado.

Pero aunque hay diversos factores que disparan un incremento en el peso como el genético, ¿sabías qué existe una enfermedad denominada Megarexia que abona fuertemente a la gordura?

 

¿Qué es la megarexia?

Para empezar, contrario a lo que se pensaría, por cada persona con anorexia hay otras diez que padecen un trastorno completamente opuesto, personas que en lugar de someterse a una dieta restrictiva, consumen una gran cantidad de comida chatarra pues al mirarse al espejo se ven delgados, ya que ven una imagen distorsionada a pesar de  ser obesos mórbidos.

Para que nos demos una idea, tan sólo en lo que va de este 2016, esta condición patológica ha llevado a 150 pacientes para su atención, a la Clínica de Atención Integral al Paciente con Diabetes y Obesidad del Hospital General de México.

Un 25% de los pacientes vistos en esta clínica la padecen, dio a conocer a Excélsior, Tania Elpihue Villa Hernández, psicóloga adscrita a la institución.

Es un trastorno mental, generalmente asociado a depresión y ansiedad, y que cada vez es más recurrente, y que engrosa la estadística de 70% de obesos(as) en México.

 

Se ponen en mayor peligro

El problema con las personas que padecen megarexia, según especialistas, es que su estilo de comer, sus hábitos alimenticios pueden disparar una diabetes o hipertensión y problemas cardiacos, e incluso una desnutrición, debido a la carencia de nutrientes esenciales en su dieta, pues como dijimos, tienden a comer pura chatarra.

Quienes padecen Megarexia consumen hamburguesas, pizza, hotdogs, chocolates, papas fritas, dulces y botanas, entre otros, (platillos que carecen de nutrientes: vitaminas, y minerales básicos) pues al final del día consideran que están delgados, ya que es la imagen que ven de sí mismos.

Por ende, estas personas consumirán grandes cantidades de comida basura con muchas calorías vacías, que como efecto secundario les provocará mareos, anemia y alta presión.

Este déficit de nutrientes altera la bioquímica del cerebro, al igual que ocurre con la anorexia, por lo que la Megarexia puede convertirse en una enfermedad grave, alertaron los especialistas

 

Hábitos

Según quienes tratan con este tipo de pacientes y conocen sus hábitos, afirman que  quienes padecen Megarexia evitan fotografiarse e ir de compras a tiendas de ropa para seguir negando la realidad que viven, siendo la autonegación el peor de los consejeros.

La dinámica de autonegación, advierten los expertos, puede incluso resultar en conductas hostiles hacia ellos mismos y los demás.

Y es que afirman que como en el caso de los anoréxicos, la imagen que refleja el espejo, y que no coincide con la percepción que tienen de su propio cuerpo, no les hace cambiar de opinión, por lo que es necesario que su familia les ayude a ver la realidad, y normalmente necesitarán ayuda de un profesional médico que les oriente sobre el trastorno que padecen. Además de necesitar a un especialista en nutrición que determine las pautas de una buena alimentación, para que empiecen a perder peso, mejorando al mismo tiempo, su deteriorado estado nutricional.
“Es un círculo vicioso”

A pesar de los altos índices de obesidad que hay en México, este es un trastorno poco conocido y por lo mismo grave, pues  las personas pueden ignorar que lo sufren, ya que se ven y se sienten sanos, y esto termina por agravar su situación.

Esta distorsión de la realidad lleva a estas personas a sentirse satisfechos, pero, sobre todo bien con su físico, pues creen que el exceso de peso es sinónimo de fuerza y vitalidad.

El término de Megarexia fue acuñado por el doctor Jaime Burgos quien en entrevista con Excélsior, hizo hincapié en que esta enfermedad es lo opuesto a la anorexia.

“Su médico les puede decir que tienen mucho peligro por el exceso de peso, pero como ellos se ven normales, no hay forma de hacerles comprender que ese exceso de grasa que tienen acumulada, es perjudicial para su salud”, manifestó.

 

Y, ¿cómo saber que alguien padece Megarexia?

Cuando ves a alguien obeso en mayor o menor grado y este lo niegue o se enfade contigo por decirle, estas ante el primer síntoma, pues su cerebro está rechazando su realidad.

Otro punto importante es que con la Megarexia, todas las enfermedades crónico degenerativas se hacen presentes, tales como los padecimientos del corazón, diabetes e hipertensión, mismas que están presentes como primera causa de muerte en México.

 

Recomendaciones para “derrocar” a la obesidad

Sin duda para tratar la Megarexia es imprescindible ir con un el médico y que ellos te remitan con otros especialistas pues es un asunto de trastorno mental. Pero en general, para evitar la obesidad aquí algunos consejos:

  • Hay que tomar ocho vasos de agua simple al día.
  • No abusar de los carbohidratos.
  • Optar por platillos sin grasa.
  • Preferir ensaladas y verduras.
  • Hacer actividad física a diario como: caminar, bailar, nadar, correr o ir al gimnasio.

 

Comentarios

comentarios