MÁS ENERGIA PARA DECIR ¡VIVA MEXICO!

MÁS ENERGIA PARA DECIR ¡VIVA MEXICO!

El pozole y sus beneficios

Por Paola Cota Fernández 

Llegó septiembre, y al asistir a las fiestas mexicanas, date la oportunidad de degustar un delicioso pozole; independientemente de que éste sea rojo, verde o blanco, pero con su ingrediente principal: el maíz pozolero.

La mayor parte del tiempo encontrarás el pozole clásico de Jalisco preparado con carne de puerco como fuente proteica; más si es de pollo, podrás degustarlo libremente al ser un poco más reducido en colesterol.

El pozole es un alimento alto en grasa saturada pero hiperenergético, que  te brinda casi los mismos gramos en aporte proteico en comparación con los de hidratos de carbono. Pero también es alto en grasas monosaturadas y poliinsaturadas, por lo que en caso de ingerir el pozole con carne de puerco, estarás consumiendo un alimento alto en grasa saturada y colesterol, pero rico en hierro, zinc y vitamina B12.

Pero si lo ingieres de pollo, la grasa saturada se reduce unos gramos, y su aporte proteico es mayor.

El maíz del grano de pozole es un hidrato de carbono que tiene propiedades antidepresivas, por tal motivo te brindará bienestar y te dará un excelente aporte energético para seguir el festejo Mexicano. El chile guajillo o chile ancho incluido en el caldo del pozole, tiene como beneficios nutricionales al aportarte vitaminas A y C, al igual que ser éste una buena fuente de calcio y hierro. La cebolla cuando se agrega al pozole te aporta vitamina C, al igual que lo hace el agregar también ajo que te brinda vitamina B6 y manganeso.

Sin embargo, este picoso platillo mexicano no será el alimento ideal si presentas las siguientes condiciones médicas: hipercolesterolemia, hipertensión, gastritis, hiperuricemia o falla renal, pues el aporte de sodio, magnesio y potasio es muy alto en este alimento. Tómalo en cuenta.

Así que después de una larga jornada de trabajo, por qué no repones energía con un rico pozole. Olvídate por un rato de lo que marca la báscula; acompáñalo con abundante lechuga, rábanos y tendrás ahora aporte de fibra.  Agrégale más vitamina C con un poco más de limón, y por qué no, de chile piquín al gusto, para darte ahora unas gotas de felicidad, y poder decir con fuerza y energía: ¡Viva México!

 

*La autora es médico general con Maestría en Nutrición*

CORREO

dra_cotafernandez@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios