María Yolian Torres de Rubio, un ejemplo de mamá y empresaria exitosa.

María Yolian Torres de Rubio, un ejemplo de mamá y empresaria exitosa.

POR MÓNICA MÁRQUEZ | FOTOGRAFÍA GARAGE PHOTO STUDIO MAQUILLAJE MOKA COSMETIC

 

Ser madre y empresaria no es una tarea sencilla, conlleva una responsabilidad compleja para enfrentar con éxito los retos del día a día sin descuidar a la familia; un claro ejemplo de que sí se puede es María Yolian Torres de Rubio, una joven y exitosa mamá, creadora de los carritos Soosweet.

María Yolian está casada desde hace 7 años, es orgullosa mamá de dos niños, uno de 5 y otro de un 1 año; estudió Gastronomía y un curso de repostería en Lyon, Francia.

“Siempre me ha encantado hacer eventos en mi casa, atender a mis invitados, cocinar para ellos y tratar de darles siempre cosas innovadoras, pero mi prioridad siempre ha sido mi familia. Hasta esta etapa de mi vida, me sentí lista para emprender este proyecto”, compartió María Yolian.

A raíz de este gusto por siempre organizar y asistir a eventos, así como deleitar a sus invitados, María Yolian fue consolidando poco a poco un sueño: emprender su propio negocio haciendo lo que más ama en la vida: cocinar.

“Mis hijos son mi mayor inspiración en este proyecto, porque yo quiero que ellos crezcan viendo a una mamá trabajadora, innovadora, emprendedora… que nunca le tengan miedo al trabajo y a realizar sus sueños e ideas”, puntualizó la chef.

 

Sin miedo al fracaso

“Yo recomiendo que todo mundo siga sus sueños,  porque muchos veces el miedo al fracaso es lo que frena, pero en el momento en que ves resultados no hay nada más satisfactorio como mujer que el haber logrado lo que algún día estuvo en la mente.

“Este proyecto estuvo por años en mi mente… cocinándolo… pero mis hijos estaban chiquitos y no era mi tiempo, mi momento era estar con ellos y con mi esposo, ahora ya el (hijo) grande está en el escuela y el chiquito ya va a entrar, entonces ahora es mi momento y le puse toda la velocidad”, mencionó.

 

Combinación de roles

En enero del año en curso nació su negocio Soosweet, por lo que María  Yolian tuvo que darle un giro a su vida y reorganizar sus tiempos y roles: el de mamá, esposa y ahora empresaria, combinar sus roles sin descuidar ningún detalle, una tarea nada fácil pero tampoco imposible para alguien que persiste y lucha por sus sueños.

“Sí es difícil en el aspecto que ahora tienes que dejar de hacer cosas de tu casa por las del negocio”, continuó,  “pero al final del día, cuando baño a mis hijos y los acuesto, me siento feliz de haber podido hacer todo en un solo día”.

Su día inicia a las 7:00 am, hora en la que su principal tarea es enviar a su hijo a la escuela y posteriormente cuidar al más pequeñito;  hacer Pilates, preparar la comida y contestar correos de cotizaciones y solicitudes son parte de su día a día, pero siempre teniendo a sus hijos como su prioridad.

 

Obstáculos a superar

A lo largo de estos tres meses que emprendió Soosweet, ha tenido que superar algunas dificultades o adecuaciones en su vida, pues ahora debe trabajar los sábados, un día muy importante para ella porque su hijo juega soccer y no puede ir a verlo ya que su negocio se desarrolla principalmente durante el fin de semana.

La chef precisó que su esposo ha sido un apoyo muy importante, “sin él no hubiera hecho nada, me apoya al 100% con los niños cuando yo tengo cosas que hacer… ha sido fundamental para que mi negocio poco a poco crezca”.

Por otra parte, el hecho de organizar y planear desde su casa la enfrenta a situaciones un tanto complicadas, platicó, como el contestar una llamada de algún cliente mientras realiza su rol de mamá.

Aunque también existe otro obstáculo que tiene que superar como algunas otras mujeres: el sentimiento de culpa por sacrificar un poco de tiempo para sus hijos por trabajo.

“Yo vengo de una familia muy trabajadora y de ahí siento que lo traigo, de mis padres Yoliand y Miguel Torres, y de mis abuelos”, aseguró orgullosa.

 

Un concepto único en la ciudad

Shosweet es un concepto de carritos para rentar en eventos: el Healthy Bar y el Candy Bar, el primero consta de jugos y muffins orgánicos, y el segundo, de dulces y munchies.

María Yolian dijo que el Healthy Bar surgió porque desde pequeña le inculcaron la buena nutrición ,y por ende, está conciente de su alimentación, y esto lo quiso transmitir; además, el hecho de ir a eventos matutinos en los que dan jugo de naranja y pan dulce la motivó a reemplazar eso con muffins integrales, y jugos de frutas y verduras recién hechos a base de productos orgánicos.

Mientras que el Candy Bar nació porque le fascina hacer postres con chocolate, y decorarlos de una manera diferente y 100% original.

“Yo quería hacer algo que no existiera en ninguna parte, así que fueron saliendo mis ideas y aprovecho que soy chef, que sé cocinar y, por lo tanto, yo hago todo, son recetas mías, los carritos yo los diseñé, son únicos en su género”, concluyó.

 

EN BREVE

Libro favorito: Kitchen Confidential de Antony Bourdain.

Artículo indispensable: el celular

Música favorita: Bosanova

Mayor fortaleza: mis hijos y esposo

Mayor debilidad: la gastronomía

Frase favorita: “Haz lo que te gusta para que nunca tengas que trabajar”.

 

 

FRASE DESTACADA

 

“Mis hijos son mi mayor inspiración en este proyecto, porque yo quiero que ellos crezcan viendo a una mamá trabajadora, innovadora, emprendedora… que nunca le tengan miedo al trabajo y a realizar sus sueños e ideas”.

Comentarios

comentarios