MARCO LUJÁN

MARCO LUJÁN

Joven talento deportivo, hoy también, un milagro de vida

 

Por Ana Patricia Valay

Marco Luján originario de Mulegé, Baja California Sur, es un joven brillante que ha destacado gracias a su talento indiscutible para el fútbol.

Lo juega desde que tiene uso de razón, pero cuando era un adolescente de 13 años, quiso apostarle en serio al fútbol en el ámbito profesional, y decidió entonces, buscar su sueño e ir a radicar a la ciudad, para entrenar a diario y estar en una mejor escuela.

“Con todo mi dolor le tuvimos que dar permiso, y se fue a Rancho del Rey Middle School donde inmediatamente hizo sus Try Outs y quedó como portero oficial. Además en Otay Ranch High School empezó a jugar con los Rebels Soccer Club, y luego en Azteca SC Nomads donde fue seleccionado para jugar con la Selección Nacional Sub-17”, nos comenta su madre, Diana Johnson, evocando esos momentos en que su muchacho incursionaba de lleno en el fútbol.

 

Jugando en Xolos de Tijuana

“Un año se fue a la Universidad del Futbol de los Tuzos del Pachuca, en Hidalgo, y cuando Xolos subió a primera división, quiso venirse a Tijuana, sobre todo porque su hermano Donaldo entraba a la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas,  y él sentía que tenía que estar con él. Son excelentes hermanos, amigos, compañeros”, agrega su mamá.

Es así que Marco Luján se convirtió en  orgullo de Tijuana cuando debutó en la tercera división profesional de Xolos en 2012.

Sin embargo, luego de esta increíble experiencia para su vida, y de analizar su futuro deportivo y académico, Marco decidió buscar nuevos horizontes en la Unión Americana.

 

Giro Radical e Inesperado

La vida de Marco iba viento en popa. En este 2016, ya realizaba sus estudios en Chowan University Murfreesboro en Carolina del Norte, siendo becado por sus habilidades deportivas. Incluso fue nombrado capitán del equipo como portero.

Pero el 15 de agosto su vida dio un giro radical, pues durante una prueba física de pretemporada sufrió un golpe de calor.

El joven fue entonces trasladado a un hospital pequeño cercano a su escuela, y posteriormente llevado en helicóptero a Greenville North Carolina Vidant Medical Center, “donde los doctores mostraron incompetencia”, confiesa la madre del muchacho.

 

Urgente transplante de hígado

“Después de 6 días conseguí milagrosamente que me lo aceptaran en UNC Medical Hospital en Chapel Hill de Carolina del Norte, y pudieron ponerlo en lista de espera para que se le realizara un transplante de hígado”.

Y es que como resultado del golpe de calor, varios de sus órganos se vieron afectados: Hígado, riñones, pulmones; y su cerebro se inflamó y presentó hemorragia, según relató su padre para un canal de televisión de  Tijuana.

Sin embargo, un milagro ocurrió, pues “en 25 horas tuvimos dos donantes de hígado: uno de Carolina del Norte, y otro de Tennesse, y así, el 26 de agosto le  pudieron hacer un transplante. Hoy Marco está consciente preguntando todo y con su cerebro perfecto, aunque sus pulmones están dañados”, agrega Diana Johnson.

 

Necesidad de ayuda

La mamá del joven deportista afirma que los gastos de hospital por ahora están siendo cubiertos por el seguro pero se desconoce hasta cuándo será esto así.

Por otro lado,  en el hospital también están viendo la posibilidad de ayudarles por medio de una sociedad de apoyo, pero aún no les han dado respuesta alguna.

 

¿Cuál es el pronóstico?

“Sencillo, aún  no tenemos avión ni fecha de regreso. Me preocupa el trabajo

de mi esposo, aunque hasta hoy en el trabajo han sido muy comprensibles, pero pues no se que tanto lo puedan esperar”, afirma la Sra. Johnson.

“Nuestras familias están apoyando mucho, tanto aquí (en E.U.), como con mis hijos en Tijuana, pero pues esto es largo”.

“Mi hijo es realmente un milagro. Los doctores esperan que por su juventud y fuerza, esté jugando de nuevo en un año. La escuela le dará beca otra vez el próximo semestre. Él se graduaba en diciembre de negocios internacionales, pero lo importante es que ya nos dijeron que tendrá su beca”.

 

Se ha sentido el cariño

La escuela donde estudiaba Marco, les ha estado apoyando. Desde directivos como el director general hasta compañeros. La familia por lo pronto está quedándose en Secu Family House donde les apoyaron con un precio especial.

“Muchos familiares, amigos, y personas que no tenemos el gusto de conocer, además de ex compañeros de futbol de Marco, se han solidarizado con él”, dice su madre. Un ejemplo de ello es Luis García, defensa lateral del club Tijuana.

Sin embargo falta mucha más ayuda, por lo que si tú que estás leyendo esto, te conmueves con la historia de este talentoso joven de apenas 22 años que está pasando por esta situación complicada en su salud, y quieres apoyarlo, puedes hacerlo en la página que ha sido destinada para ello y está visible en este artículo.

Los padres de Marco piden además a quienes lo deseen, que se eleven oraciones por su hijo: un muchacho que jugó con nuestro equipo de casa, los Xolos de Tijuana, y que tiene todo un futuro por delante, además de unas ganas impresionantes de vivir.

 

CONTACTO:

¿Cómo ayudar?   

A través de GoFundMe

www.GoFunMe.com/2kp2yujw

 

 

Frase Destacada:

 

“Como persona es excelente hermano, amigo, hijo. Cuando se propone lograr su meta siempre actuando con sus compañeros futbolista como un hermano y verdadero amigo”, Diana Johnson.

 

Comentarios

comentarios