Madre y Profesionista Ejemplar Arquitecta Erika Lin Construyendo con el almasueños propios y ajenos.

Madre y Profesionista Ejemplar Arquitecta Erika Lin Construyendo con el almasueños propios y ajenos.

Su talento ha traspasado fronteras, y el 80% de sus clientes son extranjeros.

Día con día pone en alto el nombre de Tijuana en ambos lados de

la frontera, y a la par de hacer lo que más le gusta, también ha construido una familia sólida de la cual está muy orgullosa.

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Sencilla y con los pies bien puestos sobre la tierra, aunque vuela alto, muy alto, así es como describiría en síntesis a la Arquitecta Erika Lin. Y es que al escucharla hablar sobre sus logros, es inevitable darse cuenta de las innumerables cúspides que ha conquistado a pesar de ser tan joven.

Hoy por hoy lidera su propia firma de arquitectos, Erika Lin firm, en ambos lados de la frontera, luego de fusionar otras unidades de negocio para estandarizarlas, lo que dio más certeza a sus clientes. Algo que los hace sentirse seguros, es que cumplo con todas las normas que exige EU”, comenta.

Aquí un poco de su historia, la que compartió con nosotros.

 

Arquitecta, inclinación desde niña

Erika nació en Ensenada, BC aunque su vida se ha desarrollado entre Tijuana, San Diego y la CDMX. Sobre su niñez recuerda que desde pequeña le gustaba dibujar casas. “Siempre supe que quería ser arquitecta. Diseñaba casas, y lo que buscaba era mejorar espacios, y desde entonces también buscaba que fueran funcionales”, comenta.

 

¿Quién influenció en ti?

—Nadie en sí -me dice-, mi abuelo fue constructor, y mis tíos se dedicaron a la construcción también.

De hecho, su primer trabajo a los 19 años de edad lo tuvo en la constructora de sus tíos; cursaba apenas el segundo semestre de la carrera.

 

¿Y cómo fue para ti esa experiencia?
— “Me daban mucho miedo los albañiles….. fue como aprender bien cómo era el trabajo, para luego ponerme exigente y demostrar que sabía, pues estaba muy chiquita. Fue un contraste entre humildad y tener carácter. Después me di cuenta que los albañiles eran jefes de familia que sólo querían trabajar, y entonces entendí cómo colaborar con ellos”.

 

El divorcio de sus padres y el diseño habitacional
—Un hecho que sin duda cimbró la vida de Erika, la mayor de sus hermanos, fue el divorcio de sus padres, pero en lugar de sumirse en la depresión, se volcó a diseñar.
“Algo muy curioso es que como el divorcio de mis papás fue un momento muy difícil para la familia, recuerdo volcar toda esa tristeza en diseñar cómo sería mi nueva casa ahora que mi  papá ya no viviera ahí; cómo iba a diseñar los espacios de la casa de mi madre, y descubrí algo súper bonito:que con ese pretexto podía reunir a mi mamá y hermana, y lo disfrutábamos mucho. Tomaba una libreta cuadriculada y hacía mediciones”.
“Sin embargo, a pesar de ver mucha felicidad y emoción al diseñar una casa, no sabía aún que me iba a enfocar a proyectos residenciales o habitacionales, aunque en ese momento sí se despertó algo en mí, en realidad se reactivó cuando me casé y tuve a mis hijos”, nos comparte Erika.
— Me empezó a emocionar entender cómo funciona una casa, y cómo diseñar
casas para familias, y lograr que con mis diseños, la familia estuviera integrada y más feliz.

—¿Y qué piensa Erika cuando diseña una casa?
—Cuando diseño pienso en espacios que fomenten la convivencia, y si sienten que está muy peligrosala ciudad para que los jóvenes estén saliendo, me vuelco en diseñar la casa pensando en que mejor traigan a sus amigos a casa, diseñando áreas para que estén aquí y aquí convivan”.

Su formación
Erika estudió Arquitectura en el Tecnológico de Tijuana con especialidad en urbanismo, pero para poder especializarse en interiorismo, tuvo que viajar a la CDMX, y posteriormente hizo una especialidad en Valuación Inmobiliaria.
“Aquí en Tijuana no había realmente interiorismo, y a mí me interesaba trabajar en un despacho que hiciera proyectos a gran escala. Aquí no había esa cultura”.
—¿Y ello por qué? 

— “Yo creo que por ser una ciudad “tan fronteriza”, porque tú ofrecías tus servicios de interiorista y la gente se preguntaba ¿por qué voy a pagar un proyecto de diseño interior si donde venden alfombras, la decoradora me puede orientar con los colores, o simplemente puedo cruzar y traer cosas de allá?.
En CDMX Erika trabajó en dos despachos: “En un proyecto residencial donde supe lo que era hacer diseño interior en una casa, y esto era como Disney para mí, y donde manejábamos proveedores internacionales de gran nivel . Me dolió mucho renunciar, pero tuve que aprender interiorismo comercial, lo referente a corporativos comerciales, al mobiliario, a su función, etc.”, comenta.

Regresó a Tijuana para iniciar su despacho
Desde los veinte años, y previo a su especialización en CDMX, Erika abrió su primer negocio: “Estaba entre mi despacho, la constructora con mis tíos y la escuela.  Como que me desesperaba mucho la escuela,  se me hacía lenta”.
Así queuna vez que regresó a Tijuana, buscó abrir su despacho de interiorismo aunque no fue fácil, pues continuaba todavía la cultura del: NOcontratar a un interiorista.

—¿Y qué hiciste?
—Lo que hice fue abrir una tienda de artículos de interiorismo, muy exclusivos, y así conocí a personas que estaban interesadas en el tema. Así fueron surgiendo mis primeros clientes. Empecé con proyectos como la remodelación de un baño o de una cocina, hasta que llegaron los proyectos de casas completas de diseño, y posteriormente, proyectos desde la etapa de construcción.

Hoy por hoy, Erika Lin permanece como directora de proyectos del negocio que fundó en sus inicios: El interior pues le gusta seguir en proyectos creativos, aunque después estableció su firma, Erika Lin Arquitectos que ya cumplió ocho años, y en la que se dedica al Proyecto Residencial de Lujo. “Son proyectos exclusivos, casas arriba de 500 metros cuadrados”, detalla.
Posteriormente empezó a tener clientes del otro lado de la frontera, y abrió ElInterior Studio hace dos años, donde pasó lo mismo, que de diseñar espacios pequeños, ahora diseña mansiones en Port Beach o en Los Ángeles, y en su portafolio de trabajo hay casas completas en La Jolla. Cabe mencionar que este año, tomó la decisión de unir todo bajo la misma firma: Erika Lin Firm.

—¿Cuáles consideras son tus Mayores Logros hasta ahorita?
—Mis Principales logros son el de poder disfrutar de cada uno de mis papeles de vida e integrarlos. Disfrutar de mis hijos, que son concientes de que lo que mamá hace es importante, y con mi esposo, poder crecer a la par el negocio, así como la relación.
—También creo que cada vez tengo más formación de responsabilidad social, y encuentro espacio en mi vida para apoyar a que mi región crezca socio-económicamente, así como buscar empoderar a la mujer.
—Otro logro para mí importantísimo es poder tener proyectos internacionales, sabiendo que todos, cumplen estándares mundiales.

¿Y cuál consideras que es la clave de tu éxito?
—La clave es atreverme. Mi abuelita que influyó mucho en mi vida me decía: Tienes que ser una mujer atrevida, y atrevida no es la que está enseñando piernas.
Erika cuenta que su abuelita fue ‘atrevida’, pues de ser una niña de rancho, se vistió incluso de hombre para estudiar, para luego venir a Tijuana a estudiar una licenciatura y salir adelante.

—¿Y qué tal el machismo que se vive dentro de la profesión que ejerces?
—Pues el machismo está más exacerbado en EU. Hay situaciones en las que prácticamente no me dejan hablar, y en el panorama general, en el ramo de la construcción, la mujer participa tan sólo en un 10 por ciento, por lo que mi labor ha sido integrar a mujeres a las obras, y tratar de establecer la ideología de que hombres y mujeres pueden trabajar en el sector de la construcción.

—¿Cómo equilibras tu vida familiar con la profesional?
—Trato de organizarme y poner reglas, y al mismo tiempo saber que las puedo romper si se requiere, pero trato siempre de que el fin de semana sea exclusivo para la familia.
Cabe mencionar que Erika Lin es escultora.“Me gustó mucho la escultura por el hecho de utilizar materiales de la construcción. De hecho en el último Entijuanarte, lapieza escultórica del evento fue mía, y ahora está en comodato en el DIFMaría Elvia”, nos comparte.
Sin duda y volviendo a su profesión, una de las grandes satisfacciones que tiene Erika Lin, es el poder poner en alto el nombre de Tijuana gracias a su trabajo. “Una de mis casas fue publicada en Alemania, y cuando me mandaron el artículo sentí que era lo que quería, porque hablaba de Tijuana como una ciudad creativa y propositiva, donde se construían este tipo de proyectos, pues te hablo de una mansión contemporánea de Mil 400 m2 de terreno, con alberca de primer mundo, sistema inteligente y tecnologías eco-sustentables”.

En Breve…

Libro Favorito Actual: La Nueva Fórmula del Trabajo.

Artículo Indispensable: La agenda.

Música Favorita: El jazz y blues.
Mayor Fortaleza: La Valentía.
Mayor Debilidad: Perfeccionismo.
Frase favorita: Todo o Nada.

Comentarios

comentarios