Luisa Ruiz, escritora-instructora de Natación-Altruista Multifacética y Camaleónica

Luisa Ruiz, escritora-instructora de Natación-Altruista Multifacética y Camaleónica

MUJERES INSPIRANDO MUJERES

  

Por Ana Patricia Valay

 

Interesada en los temas de actualidad y presta para compartir su opinión, así fue como conocí y tuve un primer acercamiento con Luisa Ruiz, una mujer que aunque no nació en Tijuana tiene más 20 años radicando aquí.

Luisa es Premio Estatal de Literatura y tiene una extraordinaria capacidad camaleónica, pues además de ser escritora, es madre, esposa, maestra de natación en campamentos de verano, analista político, y hace trabajo altruista en la prisión.  Su historia sin duda inspira.

 

Amante de las letras desde pequeña

 

Mientras cualquier otro niño dedicaría sus tiempos de ocio a jugar, Luisa, nacida en Morelia, Michoacán, encontraba una fascinación en las letras.

“Aprendí a escribir y las letras me parecían tan bonitas. Hacía muchas planas….y cuando las letras en el pizarrón “se daban la mano para formar palabras”, fue cuando surgió en mí un enamoramiento algo ingrato. Ingrato porque yo quería hacer muchas palabras para formar un cuento como los que leía en mis libros”, cuenta Luisa.

Fue así que alrededor de los siete años se dijo: “De grande voy a ser escritora”.

Pero escribir no fue tan sencillo, sobre todo porque ello implicaba un acercamiento al mundo de los adultos, lo que la hizo convertirse en escritora ‘de closet’, literal.

“En la vida de una niña no hay mucho que suceda para escribirlo, y como nunca fui aficionada a un diario, me costaba mucho escribir sin que fuera una confesión al papel. Me gustaba escuchar las conversaciones de los demás en la calle, en casa, y en el colegio, y de ahí inventaba historias. Algunas veces en un intento por arreglarles la vida, otras para completar lo que no alcancé a escuchar, pero todo lo escrito, parecía, además de real, como si me hubiera sucedido a mí. Entonces los mayores se asustaron porque no entendían de dónde sacaba tanta cosa, y en dónde o con quién lo estaba viviendo, así que me avergoncé por los textos y decidí encerrarme a escribir dentro del closet, cuando nadie me veía”.

Oye, y ¿cómo es que siendo tan pequeñita te propusiste escribir un libro, y cómo logras ganar el premio estatal de literatura 2004?

—Veía libros en los estantes y alguna vez imaginé uno con mi nombre. Pensé en eso muchas veces. Imaginaba un libro mío en alguna vitrina de una librería. No me preparé en una escuela para ello, la vida me preparaba mientras yo ‘vivía’, y me regaló una novela que escribí a los 38 años.

—Un legajo de 287 hojas impresas llegaron al mostrador del ICBC, diez minutos antes de cerrarse la convocatoria, y dos meses después recibo la noticia de que “De mi hombro a tus manos” era ganadora del Premio Estatal de Literatura en el género de novela.

—Y sobre otra de tus actividades que realizas ¿cómo empiezas a dar cursos de natación?

—Así como con las letras, soy nadadora desde muy pequeña, y tuve excelentes maestros que no sólo me enseñaron a nadar, también aprendí a nadar en la gran alberca de la vida.

De que empezó a nadar, está dando clases. “Quiero que mis alumnos sepan como yo, nadar en la alberca de la vida”.

— Y los otros alumnos, los del aula en la penitenciaría, a ellos, por medio de las letras los enseño a nadar en sus pensamientos, en su vida, en su celda, en su propia libertad.

—Ahora, también eres analista político, ¿cómo se dio?

—Pasó que cambiaba el cuadrante del radio y escuché la voz del periodista, Eduardo Ruiz-Healy que decía: “Si te gusta escribir y quieres colaborar con nosotros, mándanos un texto y lo analizaremos”. De inmediato escribí un tema que estaba en titulares locales y lo envié. Pasé por todos los filtros y requisitos hasta que me aceptaron.  Me publican martes y viernes de cada semana.

—Seguir y mantenerme en ruizhealytimes.com, es una importante disciplina, me hace estar más pendiente de lo que sucede y me empuja a investigar más allá. Escribo opiniones y análisis de temas de política y de la vida del País. También en las secciones de Cultura, Vivir Mejor y uno que otro de deportes.

—¿Y cómo combinas tu vida profesional con el hogar?

—Mi vida familiar tiene una sincronía especial. Mi hijo Leonardo y yo funcionamos como compañeros de viaje y testigos de vida solos, por muchos años, y un día hace más de 20 encontramos a Roberto en el camino. Los tres hicimos que lo de cada uno fuera tan importante como la familia que formamos.

—Por último, ¿cuál crees que es la clave del éxito, según tu experiencia?

—El éxito es cada día. No pienso que radique en algo específico. Tengo la seguridad de que vivir el día, El éxito no es otra cosa que descubrir los talentos, desarrollarlos y compartirlos.

 

En Breve

 

Libro Favorito: “Cuando tenía cinco años, me maté” de Howard Buten.

Artículo Indispensable: Sandalias,

Música Favorita: Trova

Mayor Fortaleza: Ser pragmática.

Mayor Debilidad: Que a un niño le duela la cabeza.

 

Comentarios

comentarios