Los beneficios de tomar té chai

Los beneficios de tomar té chai

Por Álvaro Bello

Si yo estuviera varado en algún lugar y sólo podría elegir una bebida, probablemente escogería tomar un té chai; una poderosa mezcla de té, hierbas y especias, que ha sido apreciado durante siglos en la India para preservar la salud y aumentar la paz mental.

Hay registros que datan de hace 5 mil años en donde queda de manifiesto que desde esa época se bebía en aquellas tierras, pero cuanto más aprendamos acerca del chai, más beneficios encontramos; por ejemplo, mejora la digestión, el sistema inmunológico, combate la inflamación, tiene propiedades antioxidantes y también se ha sugerido que el té chai tiene antibacterianos y efectos anticáncer.

El té chai se realiza mediante diferentes fórmulas, dependiendo de la región donde se consume, pero hay una serie de ingredientes estándar como el té negro, jengibre, cardamomo, canela, hinojo, clavo de olor y pimienta negro.

Al analizar los beneficios de salud de chai, es importante examinar cada ingrediente a su vez. A pesar de que actúan de forma sinérgica para aumentar los beneficios de cada uno, los componentes botánicos independientes tienen poderosos beneficios para la salud por su cuenta. A continuación te nombro algunos.

Té Negro

No es ningún secreto que el té está repleto de antioxidantes. Sin embargo, los antioxidantes en el té, pueden ofrecer una protección de mayor alcance de lo que sospechábamos, por ejemplo, el té negro puede proteger el colesterol LDL (colesterol bueno), lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, algunas investigaciones han mostrado que tiene antivirales y propiedades anticáncer.

Jengibre

Una raíz ancestral muy importante y utilizada en la medicina oriental, el jengibre ayuda a la digestión, mejora la circulación, estimula el sistema inmunológico y reduce la inflamación, que puede ser especialmente útil para las personas que sufren de artritis. Ofrece apoyo antioxidante y algunas investigaciones también han demostrado que el jengibre puede ayudar a combatir las células cancerosas.

Cardamomo

Se encuentra en casi todas las fórmulas de medicina tibetana, ayuda a la digestión de cardamomo y apoya el sistema inmunológico. Además, ayuda a desintoxicar el cuerpo, mejorar la circulación y también puede combatir las alergias respiratorias.

Canela

Siguiendo con el tema, la canela tiene propiedades digestivas maravillosas y también puede ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre. Además, la investigación ha demostrado que la canela funciona como antiinflamatorio, antibacteriano y tiene efectos antioxidantes.

Hinojo

Una gran fuente de antioxidantes, el hinojo también proporciona vitamina C, potasio y fibra. El hinojo también ha demostrado tener algunos efectos anticáncer.

Clavo

Una vez más, el clavo no solamente ayuda a la digestión sino que también tiene analgésicos (alivio del dolor), y también puede ayudar con problemas de úlcera. Además, el clavo tiene acción antibacteriana.

Pimienta negra

Una nueva investigación muestra que la pimienta negra puede afectar nuestro metabolismo. El estudio demostró la influencia directa de pimienta negra sobre el almacenamiento de grasa, lo que sugiere que puede ser útil para prevenir la acumulación de grasa. La pimienta negra también ofrece protección antibacteriana y antioxidante, así como apoyo a una buena digestión.

Teniendo en cuenta estos beneficios, la popularidad de chai no debería ser ningún misterio. La verdadera pregunta es ¿por qué a la gente en Occidente le tomó tanto tiempo descubrir lo que los practicantes del Este han conocido durante siglos? Esta bebida milenaria es atesorada por la gente en todo el mundo, por su delicioso sabor y también por sus beneficios vitales para gozar de una buena salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

Receta para preparar té chai, en casa

Preparación básica

Ingredientes:

Para 1/2 litro aproximadamente

  • 1 1/2 tazas de agua
  • 3 cucharaditas de té negro en hojas
  • 2/3 taza de leche idealmente de soya
  • 6 piezas de clavo de olor
  • 3 cm. de una rama canela
  • 8 capullos o cápsulas de cardamomo
  • 1 cm de jengibre fresco, pelado y rebanado muy delgado
  • 6 cucharadas de azúcar mascabado o endulzante a gusto

Preparación:

Pon agua, canela, cardamomo, clavos y jengibre en una olla y déjalos lentamente alcanzar un hervor. Tapa y baja la llama, dejándolo así por unos 10 minutos aproximadamente, después agrega leche y azúcar o endulzante, y espera hasta que comience a hervir. Agrega el té, apaga la flama y cubre la olla. Deja reposar por tres minutos. ¡Listo! Ya tienes tu té chai casero, disponible para servir.

Comentarios

comentarios