Llegó el tiempo de gozar a la familia

Llegó el tiempo de gozar a la familia

RECETAS PARA LA VIDA

Las vacaciones fortalecen las relaciones familiares y crean recuerdos que perduran toda la vida

 Por Becky Krinsky

¿Quién dijo que las vacaciones son un tiempo para descansar? Unas buenas vacaciones ofrecen mucho más que la oportunidad para relajarse y pasar momentos divertidos.

El tiempo bien aprovechado es un beneficio que crea una plataforma que fortalece las relaciones familiares, despierta la curiosidad y  promueve el conocer más allá que lo que se ve a simple vista. En sí, las vacaciones son una excelente oportunidad para crecer y atesorar memorias inolvidables.

La rutina y los compromisos cotidianos hacen que el año escolar se llene de actividades, dejando poco tiempo para que la familia se disfrute y pueda compartir en una dimensión más profunda la vida.

Vivir a las carreras y sin tiempo para nada no es una buena receta; tampoco favorece para compensar las situaciones difíciles que requieren tiempo para poder tratarlas con paciencia y mayor dedicación.

El hecho de que las vacaciones de alguna manera no tienen una rutina más estructurada,  las convierte  en oportunidades para desarrollar todo aquello que uno tiene interés o un algo de curiosidad, y sin embargo, nunca se tuvo el tiempo para hacerlo. Así mismo, las vacaciones ayudan a que los hijos puedan convivir con sus hermanos,  aprender a jugar y a respetarse mutuamente, y lo más importante, a que puedan disfrutar de su hogar.

Hay muchas mamás a las que no les gustan las vacaciones, porque sienten que gastan más dinero de lo que deberían, que los días se hacen eternos y que los niños se aburren.  Esto es válido sólo si uno ve las vacaciones, como una pérdida de tiempo. Al final del verano, lo único que quedará es el sentimiento de aburrimiento y desorden, ya que nunca hubo nada bueno que hacer.

 

3 Ideas prácticas y sencillas que te pueden servir en estas vacaciones

  • Tiempo para hacer ejercicio en familia. Salir a caminar, escalar, nadar es una excelente manera de fortalecer los buenos hábitos.  ¿Sabías que si haces ejercicio, te reduce la ansiedad de comer comida chatarra, y hace que uno como persona se sienta mejor, por lo que mejora la autoestima? Si no vas a un gimnasio y aprovechas los parques y tu cuidad, no tiene costo. Así que con esta actividad no gastas dinero de más.
  • Establece rutinas en el hogar. Hacer la cama cada mañana, poner los platos en la mesa, lavar platos después de comer, acomodar los juguetes, leer un libro etc. Hay un estudio que dice que existe una correlación entre el hábito de hacer la cama  y la productividad de la persona. El sentimiento de bienestar y orden que da esta acción afecta en un futuro hasta en la probabilidad de tener una mejor estructura para mantener el presupuesto.
  • Comer juntos y disfrutar de la sobremesa. Cuando uno tiene comidas donde TODA la familia se sienta al mismo tiempo a comer, y puede quedarse platicando un rato después de haber comido, se desarrolla un sentimiento de pertenencia y de unidad mucho más fuerte que si cada quien come cuando le acomoda su horario. Estudios de investigación han demostrado que los niños que tienen el hábito de comer en familia, tienen un mejor rendimiento escolar y una menor probabilidad de caer en la drogadicción.

 

La receta

Disfrutando la familia

Ingredientes:

1 taza de aceptación incondicional – cada integrante de la familia es importante

1 taza de respeto – reconocer las jerarquías y las diferencias de cada quien

1 manojo de ojo noble – comprensión, amor, visión positiva para todos los familiares

1 cucharada de sentido de humor – simpleza, risas, poder apreciar las diferencias con compasión

2 piezas de gratitud – valorar y agradecer el tener y ser parte de una familia

 

Recomendación del chef:

Cuando reconoces que la familia que tienes es importante para ti, le das el valor necesario para poder aprender a perdonar, a olvidar y a superar los malos entendidos

 

Valorando la familia:

  1. La familia es la esencia de la vida y promueve la supervivencia. Las personas nacen y crecen dentro de un núcleo familiar. Es aquí donde los individuos reciben contención, principios, valores y amor.
  2. La familia es un pacto, un compromiso y una obligación. La familia recuerda, obliga, involucra, apena, complace y alegra, a todos y a cada uno de sus integrantes. La familia siempre está, y uno siempre es parte de ella.
  3. La familia es lo que es y da lo que puede. Hay que tener gratitud por lo que se tiene, poder reconocer que la familia conecta a los seres humanos y que es una fuente de cariño y amor incondicional.

La familia convierte a individuo en una persona con pertenecía y querida, la cual siempre tendrá un lugar a donde llegar.

 

Comentarios

comentarios