¿ Llegaste a los 40 años? Vive plena y feliz con una buena nutrición

¿ Llegaste a los 40 años? Vive plena y feliz con una buena nutrición

Por Dra. Paola Cota Fernández

Llegaste a los 40 años y en lo que asimilas esta situación, te invito a confiar en que con una buena nutrición, vivirás con más calidad los siguientes días de tu vida.

El peligro de la rutina

Viendo la situación real de una mujer de 40 años que tiene una vida ajetreada, trabaja, es esposa y madre, desgraciadamente te favorece el ingerir en ocasiones algunos alimentos altos en grasas y excederte en carbohidratos, con la finalidad de rendir al máximo en tu día. Aunado todo esto a un exceso de información, es común que en ciertas etapas de la vida las mujeres tengamos una mala nutrición.

La ganancia de peso después de los 35 años es muy común, atribuido a un descenso en actividad física más que a un factor hormonal. Un mínimo detalle como el saltear el desayuno algunos días a la semana puede hacer que se coma más durante el resto del día y como consecuencia subir de peso. En contra parte, una alimentación bien equilibrada, cubriendo todos los grupos de alimentos, te da la energía suficiente, mantiene tu peso saludable, mejora tu estado de ánimo y te hace lucir fabulosa a pesar de los años.

Las normas dietéticas nos promueven que comamos vegetales, frutas variadas, porciones magras de proteína, granos enteros, nueces y abundantes semillas diariamente. Comer alimentos en varios momentos del día, de tres a cinco veces, mantiene nuestro metabolismo en óptimo estado, al igual que nuestro estado de ánimo.

Minerales, de gran importancia

A partir de esta edad será muy importante darle suficiente importancia a nuestra reserva de minerales. Un mineral muy importante para nuestro cuerpo y que amerita tener suficiente reserva es el calcio; el requerimiento diario de calcio para mujeres de 40 años es 1000 mg, no sólo lo encuentras en los lácteos, también en los frijoles, brócoli, col de bruselas.

Con respecto a la ingesta de alcohol y café, la moderación ante todo para no exceder y afectar tus huesos, y promover negativamente la pérdida de calcio.

El hierro es otro mineral muy importante, lo encuentras en la carne roja magra, lentejas, espinacas, almendras y cereales fortificados con hierro.

Muy importante tomar en cuenta la cantidad de azúcar oculta en los alimentos como: panes, sopas envasadas, salsa de tomate para pasta, productos instantáneos como puré de papa, cenas congeladas, y ser consciente que la mayor cantidad oculta de azúcar se encuentra en los refrescos y café.

No te olvides del ejercicio

Elige la actividad física que más disfrutes realizar, no es necesario correr un maratón cada semana para mantenerte en forma, basta con que seas constante, diriamente, de 30 a 60 minutos, y realizarlo por convicción propia, por el puro placer de difrutar tu cuerpo moverse, respirar y oxigenar cada célula de tu cuerpo.

Las elecciones con respecto a tu alimentación pueden afectar favorablemente o negativamente tu salud para tus próximos años de vida. Mantener un peso saludable, tener huesos fuertes, niveles de azúcar normales, colesterol y presión arterial son vitales para evitarte riesgos de obesidad, diabetes, osteoporosis, infarto cardiaco y cáncer; sé consciente de ésto, empieza a partir de hoy por hacer ciertos cambios y vive plena, feliz sin importar el pasar de los años.

Contacto :

dra_cotafernandez@hotmail.com

**La autora es Médico general, Master en Nutrición**

Comentarios

comentarios