Lili Corrales, creativa, determinante y apasionada de la publicidad

Lili Corrales, creativa, determinante  y apasionada de la publicidad

Por Ana Patricia Valay

Lili es de esas personas con las que puedes platicar por primera vez como si la conocieras de todo la vida. En ella se respira calidez, transparencia y apasionamiento por aquello que no sólo se ha convertido en su modus vivendi, sino que la ha hecho ser reconocida no sólo en Baja California, sino más allá de sus fronteras.
Aquí un poco de su historia…

Más allá del Juego
Nació en Hermosillo pero llegó a vivir desde los dos años a San Luis Río Colorado Sonora, y sus estudios los hizo en Mexicali, por lo que prácticamente entre estos dos estados ha transcurrido su vida; tierras a las que ama por igual.
Estudió Mercadotecnia y un postgrado en finanzas en CETYS, pero si de niña la hubiese visto un “head hunter” la hubiera contratado, pues desde entonces era claro que lo suyo eran los negocios y la publicidad.
“Desde niña, desde que tenía 3 años, mis regalos eran darme algo para dibujar, y a los seis años ya hacía ‘negocitos’. Hice una credencial, y les cobraba un dólar a quienes quisieran pasar por la banqueta de mi casa; la tenían que tener para que pudieran pasar por ahí”, dice sonriente.
Cuando se enteró su papá, en vez de regañarla la felicitó. Sabía que tenía una negociante en potencia.

La Súper Ruca
Lili estudió en un colegio gringo católico, y en segundo grado tuvo una maestra de la que todos se burlaban.
“Era morena, no hablaba español, y tenía rasgos indígenas, y me daba tristeza que la trataran así. Era buena persona, entonces ideé el cuento de la súper ruca”, era una especie de reivindicación a esta mujer, porque en la historieta de Lili, su maestra era un héroe y todo le salía bien. Todos esperaban con ansias la historieta cada semana.
“También tuve un periodiquito, una revista de colores, y se la vendía a todos los vecinos”, nos comparte Lili.

Sus inicios como Profesionista
Ya con su postgrado en finanzas se une al proyecto de Benjamín Flores, uno de sus mejores amigos de Sonora, quien fundó un semanario independiente; de denuncia.
“Estuve trabajando a escondidas durante 8 o 9 meses sin que mi papá supiera, y con el temor de que nos fueran a hacer daño porque se denunciaban muchas transas; el semanario fue una sensación”.
“Entonces mi papá me dice: deberías decirle a Benjamín que te enseñe en lo referente a la publicidad, y cuando supo que yo era la que la hacía, empezó a chillar de emoción. Me dijo que ya no quería que estudiara a escondidas, por lo que mi nombre apareció en el directorio.”
El negocio de su papá empezó a recibir represalias, y decidió salirse para venir a Tijuana donde estuvo 2 años. Luego regresó a Sonora pues el semanario iba mal. Posteriormente entró a Bose Corporation como especialista en comunicaciones donde todos le decían Salvavidas pues solucionaba problemas, nombre que decidió después ponerle a su negocio.

Negocio Propio: “Salvavidas”
Cuenta Lili que uno de los parteaguas en su vida fue cuando se dio el atentado contra las torres gemelas: “me deprimí cuando la gente se aventaba, y me dije: no es posible vivir, sin hacer lo que te apasiona en la vida”.
Ahí es cuando tuvo claro que quería dedicarse a la publicidad, no sin antes pasar por algunos obstáculos y pruebas que hicieron de ella una mujer firme, determinante, y de convicciones.
“Me contacta una agencia muy importante (en TJ) y como mi papá manejaba una compañía grande, me dicen: si traes la cuenta de tu papá te quedas”. A ella le pareció inaceptable y declinó la propuesta.
Trabajó en otra agencia de publicidad pero renunció cuando supo que su papá estaba enfermo. Eran muy unidos. “Teníamos muchas cosas en común, y cuando mi papá se vino recién a trabajar a Tijuana, mi mamá no se vino porque estaban otros hermanos allá, y yo creo que aquí yo era su dama de compañía”, dice entre risas.
En ese ínter empezó a trabajar por su cuenta, y entró a un concurso para hacer el logo de Tijuana, y se dijo: “¡Quiero darme a conocer como la agencia Salvavidas!”, y ganó.

Boom Publicitario
Su trabajo empezó a lucir, y la publicidad corrió de boca en boca.
“Ni siquiera estaba conciente que las otras agencias hablaban de mi. Me empecé a especializar en inmobiliarias llegando a tener entre 7 y 8. De la ‘Revista tu casa’, el 70 por ciento publicidad era mío, por ejemplo”.
Luego se convirtió en la agencia de Fema Automotriz, trás ser seleccionada entre varias agencias que habían concursado por el puesto.
Posteriormente y tras la muerte de su padre, sufre una traición de quien menos esperaba, pero ello no la detuvo para seguir adelante: “Soy muy terca y yo creo que lo heredé de mis papás. Te quitan empleados, te quitan cuentas pero no te quitan la creatividad”.

Mercadotecnia Política
Con la incursión de redes sociales y del Internet, Lili tuvo que reinventarse, pero entonces surge para ella una nueva oportunidad.
“Una amiga me recomendó para hacerle una propuesta a un político. A mi no me gustaba la política, pero ella conocía mi trabajo creativo y me dijo: tú eres la única que puedes hacer un trabajo así. Hice toda una campaña y la presenté, pero no me quisieron pagar lo que valía, y decidí que mejor no”.
“Pero ese candidato estaba en problemas y mandan a una estratega de México Giselle Perezblas, quien vio mi campaña en la basura y pidió que me contactaran. Sacamos la campaña y el candidato ganó”.
De ahí han vuelto a trabajar juntas en Durango, en Monterrey, Veracruz, Guerrero y para la cámara de diputados.
De lo ultimo que Lili ha hecho, es la campaña de quien ahora es gobernador electo de Quintana Roo.
Y aquí hizo la campaña publicitaria del, candidato independiente a la alcaldía de Tijuana.
“La campaña tenia que ser mil veces más creativa porque no había dinero para las producciones. Nunca tuvimos televisión, ni radio, era por redes. Todos los videos eran casi casi caseros, algunos con iphones. El primero que hicimos fue el del rollo de papel y fue un boom. Y también algo que llamó mucho la atención fue la cartelera del gobierno transparente”.

— ¿En qué te enfocaste para hacer esta campaña?
— No pensé mucho en el candidato, sino en la gente que está harta. No me enfoque a hacer una campaña política, sino una campaña ciudadana.,

— ¿Qué viene para tu vida Lili?
— Quiero seguir con la mercadotecnia política; me gustó mucho, y quiero hacer trabajo para fundaciones pero sin cobrar. Ya hice cosas para Pasitos y para la Fundación Castro Limón, pero ahorita voy a buscar a quien ayudar.
“Hay muchos retos, vienen cuentas nuevas. Me gusta vivir al día y dejar que la vida fluya; solitos los tiempos se dan”, afirma la publicista tijuanense-sonorense.

 

“ Soy muy terca y yo creo que lo heredé de mis papás. Te quitan empleados, te quitan cuentas pero no te quitan la creatividad”

 

EN BREVE

  • Libro Favorito: Ilusiones, Las 48 leyes del poder, y el mundo de Sofía.
    Artículo Indispensable: Teléfono
    Música Favorita: Toda la música menos reguetón y narcocorridos.
    Mayor Fortaleza: La fe, la tenacidad. Soy muy terca.
    Mayor Debilidad: Confianzuda (porque creo mucho en la gente).
    Frase favorita: “Fija metas altas y no pares hasta que las alcances”, de Bo Jackson.

 

Salvavidas Publicidad S.A. de C.V.  
Agencia de Mercadotecnia
Dirección: Gobernador Lugo 100, Davila
Teléfono: 664.686.18.40

Comentarios

comentarios