León Felipe Chargoy, fotógrafo apasionado por La Baja

León Felipe Chargoy, fotógrafo apasionado por La Baja

“Antes de encender la cámara tengo la claridad de lo que quiero contar; busco transmitir mensajes en cada una de mis fotografías y dejar que el espectador descubra sus propias sensaciones”, señaló el fotógrafo León Felipe Chargoy, originario de la Ciudad de México.

León Felipe Chargoy reside en Tijuana desde hace cuatro años junto a su esposa Selma. Estudió en la escuela activa de fotografía en la Ciudad de México con la intención de estudiar cine, dedicándose a su profesión desde hace más de 20 años, alternando su pasión fotográfica con el cine y video.

Desde pequeño se familiarizó con los viajes y el cine, ya que su padre era aficionado a grabar con su cámara y película súper 8 los viajes que emprendían, con ellos visitó por primera vez La Baja. “El recuerdo de su geografía y fauna lo tengo muy presente”, aseguró el fotógrafo.

El trabajo de León Felipe Chargoy siempre estuvo vinculado a la publicidad, el mundo editorial y la obra, haciendo equipo con su esposa, quien se encargaba de la mercadotecnia.

Su inspiración

Su inspiración parte de su experiencia con el mundo de la película, revelado y proceso químico, además de su constante asistencia a estudios y locaciones de trabajo, aseguró.

“Me dio la experiencia para resolver y mantener un estándar de calidad, así que antes de encender la cámara tengo la claridad de lo que quiero contar, busco transmitir mensajes en cada una de mis fotografías y dejar que el espectador descubra sus propias sensaciones, algunas veces coincidimos, otras no, pero saberlo me divierte.

“Actualmente lo comento constantemente con mis alumnos, hay que hacer fotos, saber que se quiere contar, sin ello, estamos perdidos y sólo seremos uno más tomando fotografías, dejando que el fabricante de nuestra cámara decida por nosotros lo que es correcto hacer”, compartió.

Artista de logros

El trabajo de León Felipe Chargoy se vio plasmado en revistas nacionales tales como: Caras, Escala, Entrepreneur, In-Touch, Traveler de National Geographic, entre otras. La demanda era tal que en cuestión de un mes llegó a colaborar con 9 revistas diferentes y proyectos publicitarios.

Su ardua labor lo llevó a ganarse el premio de “Mejor Fotógrafo Digital”, que Kodak y la revista Fotozoom le otorgaron, además de ver la etapa de crecimiento de su hija Lucy.

Fue invitado por Evansville Museum of Arts, History & Science, en Indiana USA, para exponer su trabajo con el motivo de la celebración del Día de Muertos junto con el pintor Michael Aakhus y el poeta John Gibson, ambos catedráticos de la University of Southern Indiana.

Actualmente, su exposición “Nómadas Digitales, Expedición en 8 tiempos” se encuentra en el CECUT, “es la narración visual de un viaje de vida en el que cruzamos 8 veces la península de la costa del Pacífico al Mar de Cortez y viceversa, con este trabajo quiero mostrar al espectador cómo veo la vida a todo color”, aseguró el fotógrafo León Felipe Chargoy, quien en todo momento busca enaltecer la imagen de Baja California.

“Yo me formé en el mundo de la película, el revelado, el proceso químico, hoy compito con las nuevas generaciones quienes resuelven un mismo problema con un solo botón, sin tener la experiencia detrás, y eso es bueno, nos obliga a estar en constante aprendizaje, también aplaudo la cámara digital, pues eso ha democratizado en nuestra sociedad la capacidad de crear y componer imágenes con el solo derecho de ser dueño de un celular.

En breve:

Fotógrafo favorito: Henri Cartier-Bresson

Libro favorito: La Madre, de Máximo Gorki

Frase: “Hay que hacer fotos, saber qué se quiere contar, sin ello, estamos perdidos y sólo seremos uno más tomandofotografías, dejando que el fabricante de nuestra cámara decida por nosotros lo que es correcto hacer”

Comentarios

comentarios