Las otras batallas de la Mujer Maravilla/ Wonder Woman

Las otras batallas de la Mujer Maravilla/ Wonder Woman

TU PERSONA| RECETAS PARA LA VIDA

 La mujer moderna, intrépida, eficiente y realizada, también tiene batallas íntimas y difíciles que luchar.

 Por Becky Krinsky

 El precio de ser una mujer triunfadora, emprendedora y preparada es en algunos casos muy alto. Ser mujer  hoy en día es ser una persona que tiene que trabajar para fortalecer su identidad femenina, cuidando al mismo tiempo sus características esenciales como la intuición, su instinto materno, cariñoso y protector; su necesidad de salir adelante, y la combinación de los quehaceres cotidianos que la vida diaria le demanda.

Son pocas las mujeres que se sienten cómodas ante el enfrentamiento directo cuando causan derrota, conflicto o simplemente superan el éxito de su pareja.  Así  también muchas de las mujeres que trabajan tiempo completo, a pesar de sentir una gran satisfacción por tener una posición sólida en el trabajo, también sienten algo de culpa o tristeza sabiendo que han dejado a un lado a su familia, principalmente a sus hijos.

En realidad la ‘mujer maravilla’, la que todo lo puede y todo lo logra, es también mujer. Es decir, es una persona que siente, sufre, se preocupa; que sabe que la soledad no es su mejor compañía, y a quien sus dilemas internos la pueden traicionar fácilmente causando duda, resentimiento, lo que en algunos casos la hacen parecer fría o prepotente.

Claro que la ‘mujer maravilla’ es en la mayoría de los casos una mujer satisfecha, que busca la excelencia en todo lo que hace, así como con las relaciones que tiene. Para ella, la felicidad y la paz se encuentran cuando puede balancear su vida personal, familiar, y su relación íntima, logrando ser una buena madre, así como amiga, hermana, hija, esposa, y a la vez, mantener una relación sana con su trabajo.

La  ‘mujer maravilla’ NO es  una persona perfecta que lo puede todo y nunca se equivoca.  Así como cualquier ‘súper hombre’,  son seres humanos de carne y hueso. Ambos tienen una batalla adicional que luchar. Tienen que aprender a ser humildes, y a reconocer que dentro de su grandeza, tiene que haber cabida a reconocer que no están hechos de hierro; que no tienen ‘súper poderes’, por lo que tienen que desarrollar su cualidad más importante: trabajar en reconocer que son simplemente personas, y dentro de sus potencialidades mas desarrolladas, trabajar continuamente en su carácter.

Ser humilde no quiere decir que no reconocen sus éxitos o que no valoren sus logros, al contrario, lo saben perfectamente. Hablar de humildad y sencillez del alma quiere decir que reconocen que son frágiles en su espíritu, por lo que tienen la doble batalla de luchar y ser grandiosas, y al mismo tiempo, ser suficientemente humildes para no dejar que sus éxitos se les suban a la cabeza, y por ende, no puedan mantener una relación sencilla y emocionalmente nutritiva.

 

La receta

Mujer Maravilla

 

Ingredientes:

1 taza de delicadeza y sensibilidad- comprensión y gentileza para triunfar.

2 racimos de integridad –  establece que su actuar está determinado por valores claros y serios.

1 manojo de humildad-  reconocer que no todo lo puede, y que puede recibir ayuda y apoyo de los demás.

1 taza de decisión- determinación, disciplina y valor para realizar sus  sueños

1 cucharada de confianza- aceptación incondicional de sí misma, y fortaleza para vivir

 

Recomendación del chef Es importante recordar que  la ‘mujer maravilla’, a pesar de su grandeza y de su poder, es una mujer vulnerable, frágil,  y que también necesita del amor y apoyo de la gente de su alrededor.

 

¿Quién es una mujer maravilla?:

  1. Mujer Actual, realista, íntegra, honesta, trabajadora. Con una actitud  ganadora confronta sus retos y aprende aún de sus derrotas. Aprovecha su instinto femenino para lograr sus metas con delicadeza y cariño.
  2. Es una persona que tiene ideas claras y metas fijas. No se confunde ni se justifica; se siente orgullosa de sus elecciones y responsable de sus acciones; con su creatividad y asertividad ayuda, cuida, motiva y logra lo que se propone.
  3. Entiende que el éxito es un triunfo íntegro y no una simple recompensa. Reconoce la justica, el trabajo y el sacrifico, ingredientes que utiliza para nutrir a su familia.  Disfruta de su privilegio de ser mujer, madre, esposa, amiga, profesionista, y sabe que a pesar de que la vida no es siempre fácil, está lista para superar las  adversidades.

Ser mujer maravilla es tener el  privilegio de ser  una persona exitosa, emprendedora, y ser también madre, esposa, amiga y profesionista; es poder ser todo lo que el corazón y la mente desee.

 

Comentarios

comentarios