Las bondades de la cebolla

Las bondades de la cebolla

Por : Redacción Salud Actual

Más allá de que la cebolla sea ese ingrediente que nos hace llorar a la hora de utilizarlo en nuestros alimentos, bien vale la pena conocer un poco de su historia y las propiedades que posee. Cada capa guarda un secreto y quizá después de leer esto decidirás incrementar su presencia en tu cocina.

Los expertos en el estudio de plantas y alimentos estiman que la cebolla es una de las verduras más antiguas de la tierra con más de 5 mil años de historia donde incluso su uso precede al desarrollo de la agricultura. Civilizaciones como la Azteca le utilizaban para curar diferentes malestares como la gripa y enfermedades del corazón.

Hoy en día que se busca crear más conciencia sobre la importancia de llevar una dieta balanceada, la cebolla no se queda atrás y es que la planta de cebolla posee un número increíble de propiedades. Para comenzar, una cebolla contiene sólo 45 calorías por porción. Además, la cebolla no contiene colesterol y es baja en sodio, lo cual la hace un alimento muy ligero e ideal para una dieta saludable. A su vez, es un poderoso antioxidante gracias a la presencia de la quercitina, sustancia que ayuda a prevenir el cáncer. La vitamina C presente en la cebolla también ayuda a combatir enfermedades inflamatorias como la artritis.

Una más de las propiedades de la cebolla es una sustancia llamada Condrocitos de la Placa de Crecimiento (GPCs, por sus siglas en inglés), esta favorece la salud de los huesos inhibiendo la función de los osteoclastos, unas células que descomponen el tejido óseo.

Ahora, aquí te compartimos algunos remedies caseros basados en el uso de la cebolla :

  • Contra el reumatismo . Será necesario hervir 3 cebollas sin pelar en un litro de agua por un periodo de 15 minutos, luego de retirar del fuego reparte la bebida en dos dosis, una para ser tomada en ayunas por la mañana y otra 30 minutos antes de acostarse.
  • Para la tos: Corta rodajas finas de cebolla morada, pónlas en un recipiente hondo y agrega 3 cucharadas de azúcar. Deja la preparación toda la noche al sereno y al día siguiente, en ayunas, toma el líquido espeso resultante. Ese procedimiento deberás realizarlo hasta que la tos desaparezca por completo.
  • Calambres o desmayos : Poniendo bajo la nariz zumo de cebolla, se quitan los calambres y los desmayos.
  • Gripe : A una taza de agua caliente, agregar zumo de limón, una cucharada de miel y una o dos cucharadas de zumo de cebolla. Tomar de 4 a 6 veces al día, si el enfermo está muy grave.

 

Comentarios

comentarios