“La Quimio es la gran equivocación médica”, declara el Hospital John´s Hopkins (1era parte)

“La Quimio es la gran equivocación médica”, declara el Hospital John´s Hopkins (1era parte)

SALUD ACTUAL

   

Por Redacción Salud Actual

 Luego de décadas enteras en que este hospital les decía a sus pacientes de cáncer que la única manera de tratarlo era la quimioterapia, ha cambiado radicalmente su postura, y ha empezado a considerar otras alternativas.

 

¿Sabían ustedes que toda persona tenemos células cancerígenas en el cuerpo? Como no se ven en los chequeos regulares hasta que se han multiplicado a unos pocos billones, por eso no nos percatamos de ello.

De 6 a 10 veces en la vida de las personas, estas células cancerígenas aparecen en la vida de las personas, pero cuando su sistema inmunológico es fuerte, son destruidas y no se multiplican, ni se forman tumores.

Es así que cuando sucede los contrario y se diagnostica a una persona con cáncer, esto indica que tiene muchas deficiencias de nutrición. Esto puede ocurrir por diversos factores, desde genéticos, ambientales, alimenticios, e incluso ser consecuencia de su modo de vivir.

La Quimio daña a su paso

La clave pues está en reforzar las deficiencias de nutrición; cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.

La quimioterapia en efecto, envenena las células de cáncer, pero también destruye aquellas sanas de la médula espinal y del intestino, y ello produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.

Así que cuando la radiación destruye las células cancerígenas, también quema y daña las células sanas y los órganos, así como los tejidos.

El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores, pero un uso prolongado, lamentablemente no tiene como resultado la destrucción total de los tumores.

Así que luego de una quimioterapia y radiaciones, el cuerpo ahora tiene muchas toxinas, comprometiendo el sistema inmunológico que está destruido, y por eso se pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.

Además la Quimioterapia y la radiación pueden causar la mutación de las células cancerígenas, que en lugar de salir envenenadas se resistan y se fortalezcan, y esto hacer muy difícil su destrucción total. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros órganos.

La clave es: no alimentar a las células cancerígenas.

Una manera efectiva de combatir ‘el cáncer’, es no darle de comer a las células cancerígenas  aquellos alimentos que necesita para multiplicarse.

Las células de cáncer se alimentan de:

El Azúcar que es un alimento del cáncer. No consumiendo azúcar se corta uno de los más importantes elementos de las células cancerígenas. Como ustedes saben existen sustitutos del azúcar como la sacarina, pero esos están hechos con aspartame, y ésta es muy nociva. Un mejor sustituto del azúcar es la miel o melaza, pero en pequeñas cantidades.

La Sal también ‘es mala’, tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la de mar o sales vegetales.

La leche también, pues causa en el cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal, y de éste se alimentan las células de cáncer. Se puede  sustituir ésta por leche de soya.

Al no tener alimentos, las células malas mueren.

Evita también la Carne Roja, Vacuna o de Cerdo pues es ácida, y las células cancerígenas maduran en un ambiente ácido. Inclínate mejor por el pollo y pescado.

 

Fuente: reconquistandoeden.com.ar

Comentarios

comentarios