La importancia de las vacunas, y las enfermedades que previenen

La importancia de las vacunas, y las enfermedades que previenen

POR RAYMUNDO AGUILERA

En este mes donde festejamos a los pequeños de la casa, debemos ocuparnos de lo más importante que es su salud. Para ello es importante prevenir las enfermedades con una buena alimentación, llevarlos al médico aunque no estén enfermos, así como al dentista, por lo menos 2 veces al año, y sobre todo vacunarlos, debido a que en el mundo están volviendo a aparecer muchas enfermedades que se pensaban erradicadas.

La Responsable del Programa de Infancia y Adolescencia de la Jurisdicción de Servicios de Salud, la Dra. Gabriela Arciniega Amezcua, resaltó la importancia de llevar a vacunar a los niños, en especial a los menores de un año, ya que aplicadas éstas, en este rango de edad, previenen enfermedades que pueden ser muy graves.

 

Vacunas que requieren los pequeños por edades recién nacidos y primeros meses

El esquema básico de vacunación señala que el recién nacido debe recibir dosis de BCG y Hepatitis B. En ellas se previene contra la tuberculosis meníngea, y se aplica una dosis única al nacer. Es altamente eficaz contra este padecimiento que genera irritabilidad, anorexia, dolor de cabeza, vómito, convulsiones y coma. Al progresar la enfermedad produce rigidez en la nuca, y parálisis en los nervios craneales. La Hepatitis B puede ocasionar una infección que produce inflamación en el hígado derivando en cirrosis o cáncer hepático. Este biológico se aplica al recién nacido a los 2 y 6 meses de edad.

 

Primeros meses y después del año

  • La vacuna que debe aplicarse a los 2, 4, 6 y 18 meses es la Pentavalente Acelular. Ésta proporciona protección contra cinco padecimientos como difteria, tosferina, tétanos, poliomielitis e influenza tipo B.
  • La difteria es una enfermedad aguda epidémica, cuyos síntomas son dolor de garganta, temperatura, ganglios linfáticos inflamados, lesiones dolorosas en la piel e inflamación del cuello.
  • Por su parte la tosferina es un padecimiento altamente contagioso de las vías respiratorias altas. Se caracteriza por inflamación traqueobronquial y accesos típicos de tos violenta, con sensación de asfixia. Los más afectados son los niños menores de 5 años, y es una de las principales causas de muertes prevenibles por vacunación en todo el mundo, requiere refuerzos a los 4 y 6 años de edad.
  • El tétanos es una enfermedad no contagiosa de persona a persona, frecuentemente mortal, y es producida por una bacteria que se introduce al cuerpo a través de una herida con un objeto contaminado. Provoca parálisis y espasmos musculares en personas no vacunadas.
  • Por su parte la poliomielitis es una enfermedad infectocontagiosa grave, cuyos síntomas son fiebre alta, malestar general, vómito, dolor de cabeza, dolor de piernas y finalmente parálisis. Cabe mencionar que desde 1990 no se han presentado casos en México, gracias a la vacunación oportuna.
  • Por otro lado la influenza tipo B  puede traer complicaciones como neumonía, septicemia, artritis séptica y meningoencefalitis.

 

¿Dónde puedo vacunarlos?

Arciniega Amezcua indicó que la vacunación se realiza de forma permanente en los 37 Centros de Salud y las 30 unidades móviles, por lo cual se exhorta a los padres de familia a no dejar esquemas de vacunación incompletos, ya que esto podría ocasionar graves consecuencias en nuestros niños.

 

*El autor es Coordinador de Comunicacion Social de la Jurisdicción de Servicios de Salud

Comentarios

comentarios