LA HISTORIA DETRÁS DEL MURAL “FIESTA MEXICANA”

LA HISTORIA DETRÁS DEL MURAL “FIESTA MEXICANA”

POR GLORIA VALDEZ

¿Hay en la ciudad alguna obra que haya sido creada por un muralista de la talla de José Clemente Orozco? ¡Claro que sí!, y la tenemos en Casa de la Cultura Playas de Tijuana.
Esta pieza de arte lleva por nombre “Fiesta Mexicana”bajo la autoría del muralista michoacano, José María de Servínconsignado por el entonces propietario del Cortijo San José, el ingeniero José Álvarez Malo en mayo de 1969.

¿Quién fue José María de Servín?
Servín figura en las listas de los grandes muralistas de Guadalajara. Sus pinceladas son tan significativas y trascendentes en la historia del arte en México, porque representan la cultura, y explora el folclor que construye nuestro colectivo imaginario.
Nacido en La Piedad, Michoacán en 1917 fue llevado por su familia a Guadalajara cuando tenía dos meses de edad. Fue miembro distinguido del grupo “Pintores Jóvenes de Jalisco”. Posteriormente colaboró con José Clemente Orozco en las obras del Palacio Legislativo de Guadalajara, y durante 15 años impartió clases en la Universidad de Arizona.
En 1953 recibe la Medalla de Honor en la 1er Feria de Jalisco. En 1956 gana la presea en el Madona Festival de Los Ángeles. y en 1957 recibe el galardón José Clemente Orozco. Además fuenombrado Miembro Vitalicio de Amigos del Arte Mexicano del Art Museum de Phoenix, Arizona, y en Tijuana sus óleos están un poco arrinconados.

¿Qué es “Fiesta Mexicana”?
“Fiesta Mexicana” acentúa los símbolos charros, y combina escenas tradicionales del ruedo. En él se pueden observar la pelea de gallos, el jarabe tapatío, y una corrida de toros.
El mural puede apreciarse desde la explanada del Cortijo San José como una panorámica, o bien aproximarse a sus detalles y contemplarlo en contra picada.
Si bien la pintura cumple con un sentido ornamental, esto no le resta valor cultural. Esta obra representa un momento histórico no sólo en el crecimiento inmobiliario de Playas de Tijuana, sino una aportación a la historia del muralismo en México.
Hay íconosque Servíncreó una y otra vez.Por ejemplo el Sol y la Luna de Fiesta Mexicana también los reprodujo en el Vestíbulo del Teatro Diana en Guadalajara.
La obra del contemporáneo, Clemente Orozco sigue los pasos en la corriente artística de la pintura popular, el nacionalismo, lo religioso y el regionalismo estético.
“Esta temática de la fiesta mexicana, la podemos verenotros de sus murales, por ejemplo en las instalaciones la Universidad Univer en Guadalajara”, complementa el investigador de la obra de Servín, Saúl Torres Barbosa.

Repintado no es Conservación
La intemperie, el calor y la brisa del mar han deteriorado “Fiesta Mexicana”, y en el afán de preservarla, la han intervenido a tal grado de modificar no sólo la paleta de colores original sino que se le incluyeron nuevos dibujos como por ejemplo el águila en la falda de la danzante.
Otros detalles que han cambiado son el nombre escrito del autor, esta vez con faltas de ortografía así como las fechas en las que se indica la creación del mural.
“En el mural dice que fue creado de 1979 a 1981; es incorrecto porque este ya estaba hecho cuando se inauguró el Cortijo en 1970”, explica Torres Barbosa.
Saúl Torres Barbosa no sólo ha señalado lo incorrecto, además gestionó en Febrero de 2017 un oficio al Ayuntamiento para que la obra de Servín sea procesada como patrimonio cultural de Baja California y así solicitar su restauración por un equipo especializado.
“En el documento que dirijo a la licenciada Elsa Arnaiz, solicito no sólo la restauración del mural, sino el rescate de cuatro lienzos más que Servín produjo a gran formato, dos de ellos montados dentro del Salón Los Arcos”, precisa.
“El restaurador Alejandro Loyo bajo la encomienda de la entonces directora de la Casa de la Cultura de Playas, Martina Montenegro, descontaminó las piezas. Dos de ellas están exhibidas sin embargo el medio ambiente las está decolorando además han sido vandalizadas, y las otras dos están embaladas y resguardadas, no se sabe a ciencia cierta en dónde”, detalla.

Que la Fiesta Viva
En Tijuana la obra del artista José María de Servín está descuidada y carcomida por el sol mientras que en los recintos culturales más importantes de Guadalajara se lleva una constante labor de preservación.
No hay duda que Fiesta Mexicana representa el gozo en las costumbres nacionales sin embargo su pintura agrietada es el reflejo de nuestro descuido en la historia de Tijuana; el recuperarla es hacerla nuestra. (FIN)

*Agradecimiento a Saúl Torres Barbosa, Francisco Ruiz Esparza y Archivo Histórico de Tijuana por información para la creación de esta nota.

Comentarios

comentarios