Karla Navarro de día administradora, de tarde chef

Karla Navarro de día administradora, de tarde chef

Por Lizeth García Peña

Combinar dos profesiones, siempre resulta difícil para cualquiera que se lo proponga llevar al mismo tiempo, ya que en las áreas a las que nos dediquemos requieren mucha atención y cuidado, sin embargo Karla Navarro ha logrado compaginar dos carreras totalmente distintas, poniendo a prueba sus habilidades para organizar su tiempo, y poder disfrutar una de sus pasiones: la cocina.

La primera carrera que Karla Navarro hizo fue la licenciatura en Negocio Internacionales, la cual la ha llevado a la administración de hospitales, donde ha adquirido una gran experiencia, además cuenta con una maestría en mercadotecnia y administración, pero ella ha decidido aventurarse en otra profesión muy distinta y lo ha hecho con éxito: ser cocinera.

En Karla podemos encontrar a una mujer con objetivos muy claros, inteligencia, de personalidad muy agradable y sincera, y sobre todo a una apasionada de la cocina, y quien compartió con Mujer Actual cómo ha sido ese camino que la ha llevado al reconocimiento en la región como una cocinera con mucho talento.

De día administradora, de tarde cocinera

Desde muy pequeña, Karla recuerda que le gustaba la cocina, y ese gusto lo heredó de sus abuelos, ya que con ellos compartió, en muchas ocasiones, la elaboración de las comidas familiares. Entre risas, nos dijo que era paradójico, pues su madre no le gusta la cocina, que ni siquiera la dejaba entrar.

“Mi madre nunca ha cocinado, no le gusta, no son amigas. Mis abuelos cocinaban muy rico y yo siempre los acompañé, creo que lo traigo en las venas, tengo la pasión. Me la llevaba leyendo libros de recetas; le decía a mi mamá que me diera oportunidad de hacer algo en la cocina y ella me decía que no, porque le ensuciaba la estufa”.

Karla dijo que la Gastronomía siempre fue su primera opción como profesión, sin embargo, en el tiempo que terminó su preparatoria no había esta carrera en la ciudad: “Siempre me gustó la cocina y fue una de mis opciones antes de iniciar una carrera, pero si nos vamos hacia atrás, en Baja California no había nada de Gastronomía, era algo muy lejano; las escuelas estaban en Los Ángeles, San Francisco… y mi familia no tenía dinero para apoyarme para irme estudiar, y aparte la pregunta que me hacían era: ¿De qué vas a vivir?”, recordó.

Actualmente combina su trabajo como administradora del Hospital de la Mujer y el Niño, y como cocinera: “Llevo más de 20 años en la administración de hospitales, ese es mi trabajo de día, y por las tardes, cuando tengo oportunidad, cocino en todos los eventos que me invitan”, añadió.

Su pasión: la cocina

Karla nunca dejó la idea de estudiar Gastronomía, en el 2012 pudo ingresar a la Culinary Art School, donde estuvo un año, y decidió dejar la academia para entrar de lleno a la práctica, pues no le era suficiente la teoría.

“Me dieron la oportunidad de hacer prácticas profesionales en restaurantes, y me decidí por irme por ese lado. Hay profesiones que sí  necesitan la base de una carrera universitaria, en la cocina también, pero en mi caso ya traía todo el background de lo que es administración, inventarios, sentía que ya estaba completa esa parte que se ve en la carrera, nada más me hacía falta la práctica y decidí dejar la escuela”, relató.

Antes de ingresar a la escuela de Gastronomía, Karla tomó varios cursos de cocina, que apoyaron en su preparación como cocinera profesional, y que la han fortalecido a la hora de estar en algún evento culinario.

“He tenido mucha suerte, me han invitado a muchos eventos muy padres en Tijuana y en San Diego, y es con lo que se llena mi vida”, dijo emocionada. Actualmente colabora en eventos con The Kitchen y en cenas que solo son por invitación en lugares que no son públicos.

Karla nos platicó que ha tenido oportunidad de trabajar con diferentes chefs, donde en la mayoría de las veces lo ha hecho gratis, ya que no sólo es poner una estrellita al currículo, sino lo más importante es aprender: “Trabajar con ellos es un aprendizaje, pues cada uno en la forma en que trabajan, son muy distintas: unos son más relajados, otros más estrictos, otros son firmes a la hora de dar órdenes”, detalló.

La cocina para la mujer sigue siendo castigada

Karla consideró que la Gastronomía sigue siendo una profesión complicada para una mujer, pues llegar a un reconocimiento por el trabajo, no es fácil de conseguirlo: “Es muy difícil, la cocina para la mujer todavía sigue siendo muy castigada. Tristemente si llegas a una posición siendo mujer, lo que te avala es con quién estuviste”.

“Generalmente en una cocina están puros hombres, por decir hay diez y una o dos mujeres cuando más; sé que es su área de trabajo, es su territorio y una es la intrusa. Es un mercado muy difícil para mujeres”, reconoció Karla.

Su experiencia en los hospitales donde tiene el trato principalmente con médicos, le ha ayudado a permanecer dentro de una cocina, pues también es un ambiente de hombres, y que a través del respeto mutuo ha podido realizar su trabajo tanto en el área administrativa con en la cocina.

Consideró que trabajar en un restaurante o tener su propio negocio, es muy demandante, y si una mujer desea tener familia se puede tornar complicado, ya que son muchas horas que se dedican a preparar platillos, además de trabajar a altas horas de la noche, días festivos, etc.

Proyectos a futuro

Actualmente Karla no cuenta con una cocina propia ni con un equipo de trabajo, solo lo hace cuando la invitan a eventos donde participan varios cocineros, por lo que asiste ya sea a la cocina de quien la haya incluido en su equipo o en su propia casa.

Abrir un restaurante no está dentro de sus proyectos futuros, pues considera que la Gastronomía tiene muchos ámbitos que se pueden explorar además del negocio: “En el área que me gustaría desarrollarme es en la investigación, hacer un doctorado en Sociología e investigar algún tema relacionado con la comida. Para mí la comida es una de las bases de la sociedad, y el ver cómo la cocina ha evolucionado, tiene mucho que ver cómo hemos evolucionado como sociedad”, detalló sus intereses.

 

Comentarios

comentarios