Karla Lamas, emprendedora y empresaria, y con la cabellera radiante

Karla Lamas, emprendedora y empresaria, y con la cabellera radiante

PORANA PATRICIA VALAY

La vida de Karla Lamas fue bendecida profesionalmente en este 2018, dando un giro radical, y es que bien dicen que después de las noches más oscuras, se presentan los amaneceres más bellos.

Y es que gracias a su innovador producto de belleza, food4hair, se convirtió en un abrir y cerrar de ojos en emprendedora, y en una empresaria exitosa que además de vender su producto como pan caliente en varios colectivos de Tijuana, ahora lo exporta a: CDMX, Guadalajara, Monterrey, Tampico, San Luis Potosí, Sonora, Veracruz y Cabo San Lucas, y cada vez se suman más distribuidores.

—Platícanos Karla, ¿cómo es que se dio este cambio para bien en tu vida?

MuyCurioso, porque siento que ahora sí que fueron golpes de suerte porque yo no me dedico a esto, ni este es mi ramo, yo soy decoradora de interiores, diseñadora de moda y estudié diseño gráfico. Jamás me imaginé estar ahorita en esta postura haciendo producto de belleza, todo empezó hace como tres años….

En 2015, aproximadamente, Karla se contagió del virus de la influencia AH1N1, y perdió muchísimo cabello, por tanto medicamento que tuvo que tomar,  “y tuve otra etapa también donde perdí muchísimo, muchísimo cabello… pero era una cantidad exagerada, y pues yo estaba preocupada porque vengo de familia con herencia de calvicie: mi papá, mis hermanos, tíos, de los dos lados son calvos”.

La receta de la abuelita

Fui ahí cuando la mamá de Karla se acordó de la receta que su abuelita le aplicaba en el cabello cuando era niña. “Y me dice mi mamá: oye Karla, ¿te acuerdas que tu abuelita te ponía unos aceititos?.

Ella nos cuenta que su abuelita materna a quien consideraba como una segunda madre, hacía una combinación de tres aceites que le mejoraban muchísimo el cabello. “Todo mundo se traumaba con mi cabello porque era de naturaleza muy grifo, áspero, seco, e imagínate ahorita que ya me hago mis rizos con la pinza y me lo pinto cada tres semanas, pues mucho más, siendo un cabello muy poroso. Y se me caía tanto que me traumé, y dije: tengo que tomar una medida drástica”.

A partir de ahí, de la receta de su abuelita, Karla encontró la fórmula exacta que le ha traído triunfo con su propio cabello y con el de sus clientes.

Una fórmula innovadora

“Así que decidí usar esa fórmula, pero me dije: necesito hacerle algo más. Me puse a hacer una investigación, y di con varias cosas que son buenas para evitar la caída del cabello y otras más que sirven para nutrirlo, que era mi problema también. Y dije: ¿qué hago de todo esto? Así que decidí revolverlo todo, la fórmula de mi abuelita con los agregados que yo le puse, y al principio no me quedaba  hasta que di con la fórmula perfecta, y literal, de un día para otro, de perder de 300 cabellos porque llegué a contarlos de tan traumada que estaba, a sólo  perder 20.

Entonces, muy padre porque empecé a usarlo más seguido, ¿y qué pasó? que la gente empezó a notar cambios en mi cabello porque era muy evidente, y me preguntaban: Oye Karla y ¿qué te estás poniendo, qué tratamiento? Oye regálame, y luego a las que le regalaba, me empezaron a pedir que les vendiera para pedirme cuando quisieran, y así empezó todo.

Nace Food4hair

El éxito inesperado de Karla Lamas con su producto fue rotundo, porque el primer pedido fue de 800, lo que la obligó a diseñar un logo y a registrar su marca, además de iniciar un proceso de certificación en COFEPRIS y NYCE.

¿En qué te ayuda específicamente Food4hair?

—Te ayuda a evitar la caída.

—Estimula el crecimiento.

—Da brillo al cabello y lo hidrata.

—Engrosa el cabello delgado.

—Combate la Soriasis y ayuda a personas que padecen alopecia.

—Quita la caspa extrema.

—Te sella el cabello y limpia el folículo.

—¿Qué ingredientes tiene?

—Es 100% natural y artesanal, y lleva 7 aceites entre estos, de ricino, de té de árbol y de coco, además de sábila natural.

—¿Cómo se usa?

—Es espeso y por ello hay que agitarlo. Se recomienda utilizar el producto con cabello mojado, empezando desde puntas y hasta la raíz, y masajear el cráneo. El recipiente está dividido en cuatro porciones. Se sugiere una por semana.

Un producto con causa

— La verdad es que el producto ha sido una bendición, porque aparte de que muchas mujeres estamos saliendo beneficiadas con la venta del producto, y los caballeros también por cierto, es un producto con causa que ayuda a dar trabajo a jóvenes autistas, y ya se está trabajando en trabajar en conjunto con fundaciones.

¿Qué les dirías a otras mujeres que quisieran emprender como tú?

—Que no tengan miedo. Yo creo que siempre cuando Dios te cierra una puerta, otra mejor te espera, y por eso algo muy importante para mí es el estar agradecida.

Contacto:

Facebook: lamask_food4hair

Instagram: laMask_food4hair

Página web: lamaskfood4hair.com

Comentarios

comentarios