Jim y Pocha Ahearn, fundadores de la academia de inglés Lang-Lab

Jim y Pocha Ahearn, fundadores de la academia de inglés Lang-Lab

Profesores, maestros y amigos de corazón

Por Marion G. Ahearn

James D. Ahearn, autor de los libros de enseñanza del sistema Now I speak English es egresado de Central Michigan con dos especialidades una en Psicología y otra en Español. Ma. Guadalupe de Icaza, conocida como Pocha, se graduó de la Universidad Motolinía ubicada en la Cd. De México con una especialidad en Diseño de Interiores. Al contraer matrimonio estas dos personalidades, unieron su pasión por lo que más les gusta hacer: ayudarte a que te superares estudiando inglés con el mejor sistema en el mercado.

Lang-Lab nace en Acapulco. Fueron horas, meses y años de continuo sacrificio para crear nuestro sistema. Hoy en día el alumno sólo tiene que asistir a su clase, estudiar en casa, hacer la tarea y de manera creativa practicar el conocimiento que se adquiere día a día. El programa consta de una hora diaria de lunes a viernes durante tres niveles de tres meses cada uno.

Durante la adolescencia pensé pedirles a mis papás que me entrenaran como maestra de Lang-Lab en Cuernavaca. Mis padres astutamente me dijeron que si yo quería ser maestra y eventualmente directora de Lang-Lab tenía que presentarles un diploma universitario que respaldara mis conocimientos y mi compromiso para conmigo misma y para con la institución.

A los dos años fui alcanzada por mi hermana, Marie Isa, y juntas logramos la certificación de maestras de inglés y francés, por otro lado, nuestro hermano Gale, se preparaba en la Universidad de las Américas en Puebla.

Los tres nos unimos hace más de 26 años en un mismo fin: compartir nuestras vivencias y enseñanzas a todos aquellos alumnos dispuestos a aprender inglés. Nuestros padres nos dieron alas y nos impulsaron a volar, siempre de la mano de Dios.

Yo Marion llegué a Tijuana con mi marido. Mis suegros me ayudaron a encontrar el lugar que actualmente ocupa Lang-Lab Tijuana, muchos tijuanenses lo identifican perfectamente. Mi hermana Isa y yo nos pusimos en marcha para importar el equipo de laboratorio y adiestrar la casita ubicada en Fresnillo #2500 Col. Cacho su actual ubicación. A medio año de haber iniciado, nuestro hermano Gale también se unió a nosostras.

Miles de alumnos han estudiado en nuestras aulas y satisfactoriamente pueden decir que ahora también ellos hablan, leen y escriben el idioma inglés gracias a Lang Lab.

Somos más que una academia de idiomas, una institución que emana conocimiento, costumbres, valores, experiencias y cariño que muchas veces con palabras de los mismos alumnos dicen sentirse y estar en familia.

En la actualidad contamos con dos academias: Lang Lab Tijuana y Lang Lab San Diego. No ostentamos una bandera lucrativa; más bien porta una bandera de oportunidades, de propósitos superados y de metas alcanzadas. El hablar un segundo idioma es dominar un segundo mundo lleno de amplios horizontes para un mejor futuro para el bien de uno y de todos.

Comentarios

comentarios