¿Inseminación Artificial? o ¿Fertilización in Vitro?

¿Inseminación Artificial? o ¿Fertilización in Vitro?

¡Conoce las diferencias!

Cuando nos referimos a Inseminación Artificial, nos referimos a una técnica sencilla que se realiza en parejas con problemas de fertilidad. Lo ideal es que se trate de una mujer joven con trompas permeables, esterilidad de menos de 3 años, y varón con semen normal. La tasa de éxito en estas parejas es hasta de 80- 90%.

Por su parte, la fecundación in vitro es una técnica totalmente diferente: la fecundación de los gametos se realiza en el laboratorio de reproducción. Tiene buena tasa de éxito y nos brinda  mucha más información, al poder observar el comportamiento de estos embriones por estar en el laboratorio.

 

DIFERENCIAS EN LOS TRATAMIENTOS

Método:

  • Inseminación Artificial: Se trata de la introducción del semen (previamente seleccionado) en el interior del útero que ha sido preparado, estimulando su ovulación.
  • Fertilización In Vitro: Consiste en la extracción de los óvulos de la mujer para ser fertilizados en el laboratorio, y la introducción posterior de los embriones obtenidos en el interior de su útero.

Fecundación:

  • Inseminación Artificial: La fecundación (unión del óvulo y el espermatozoide) sucede “in vivo”, en el interior de la mujer, concretamente en la trompa de Falopio.
  • Fertilización In Vitro: La fecundación sucede “in Vitro”, fuera de la mujer, en el laboratorio.

 Dificultad:

  • Inseminación Artificial: Es una técnica más sencilla, ya que no precisa realizar la extracción de los óvulos.
  • Fertilización In Vitro: Es una técnica más compleja. Precisa de un procedimiento y tecnología sofisticada para obtener los óvulos, y ser fecundados en el laboratorio.

 Estimulación:

  • Inseminación Artificial: La estimulación ovárica persigue obtener un número adecuado de óvulos, que podemos cifrar en promedio de 6.
  • Fertilización In Vitro: La estimulación ovárica debe ser adecuada para evitar el riesgo de embarazo múltiple, se deben hacer producir al menos 12 óvulos para un segundo intento, en caso de que la pareja quiera otro embarazo o un nuevo intento.

 Costos:

  • Inseminación Artificial: Es más económica considerando el costo por tratamiento.
  • Fertilización In Vitro: El esfuerzo económico es más elevado aunque resulta más económico si consideramos el costo por niño nacido.

 Tasa de éxito:

  • Inseminación Artificial: Las posibilidades de éxito son de un 80 a 90 % en parejas con buen pronóstico.
  • Fertilización In Vitro: Es el tratamiento con mayores posibilidades de éxito por intento. En determinados casos la probabilidad de embarazo llega al 60%.

 Factor Tiempo:

  • Inseminación Artificial: Ofrece resultados muy pobres cuando el tiempo de esterilidad es superior a 3 años, que se trate de un factor masculino moderado o que la mujer padezca una endometriosis severa.
  • Fertilización In Vitro: Se puede considerar como primera opción en parejas con tiempo prolongado de esterilidad, factores masculinos moderados y mujeres con endometriosis moderada o severa.

 Elección:

  • Inseminación Artificial: Para parejas jóvenes con poco tiempo de búsqueda, sin alteraciones seminales importantes, y sin alteraciones en las trompas o endometriosis.
  • Fertilización In Vitro:  Es el tratamiento con mayor posibilidad de éxito en reproducción asistida, y constituye la primera elección en la mayoría de los casos

 

 

 

Comentarios

comentarios