INFORMACIÓN QUE CURA

INFORMACIÓN QUE CURA
POR DIONISIO DEL VALLE

Nadie puede afirmar que exista algo más importante que la salud. Sin ella somos nada, por más tesoros, posesiones y capitales que se lleguen a tener o acumular durante la efímera existencia humana. En éste México de nuestros temores hemos tenido que aceptar, sin remedio, que somos una nación con graves problemas de salud. Somos, paradójicamente, un país de gordos y de desnutridos. ¿Cómo le hicimos para llegar al deshonroso lugar en el que nos ubicamos en los alarmantes índices de obesidad y desnutrición? Pues con mucho descuido, mucha azúcar y mucho desorden. Hoy queremos dar marcha atrás pero la verdad, la cosa no va a estar nada fácil. Satanizar a la comida chatarra es y será una forma de arrepentimiento por lo que pudo haber sido y no fue, pero cambiar nuestros hábitos alimenticios, esa sí va a ser una labor titánica. Los que amamos al vino queremos poner nuestro granito de uva. Ya hemos repetido aquí hasta el cansancio que el vino, en dosis moderadas, es un extraordinario alimento que contribuye a reforzar nuestras defensas, a incrementar los niveles de colesterol bueno y bajar el malo, a contribuir como antioxidante natural a mejorar nuestra calidad de vida y muchas cosas más.

¿Tiene usted problemas de identidad, le gustaría verse más delgada o más joven?

¿Le gustaría divertirse un poco más?

¿Le agradaría ser más asertiva o tener más amigas?

Sencillas preguntas que un grupo de médicos gringos ponen sobre la mesa y nos dicen que si contestaron sí, de inmediato recurran a una buena botella elaborada con uva Cabernet Sauvignon.

 

BENEFICIOS

Puede ayudarle, entre otras cosas, a ser más atrevida y a decirle al resto del mundo que está lista para lo que venga.

La bondad aflora. Su capacidad de relacionarse con los demás crece de manera espontánea. Abrazos y parabienes a quienes nos rodean, sin distingo de raza, sexo, edad o afiliación política.

El buen humor se genera de manera espontánea. Cosas que antes pasaban desapercibidas o no tenían gracia alguna, se vuelven de repente las mejores ocurrencias de la vida.

Pero, cuidado, la Cabernet Sauvignon no necesariamente es buena para todos. Mujeres embarazadas o en etapa de lactancia deben tener cuidado. Sin embargo aquellas que quieran quedar embarazadas pueden entrarle sin problema.

 

EFECTOS COLATERALES

No hay felicidad perfecta, así es que debe considerarse que su consumo puede tener algunos efectos negativos, como pérdida de control de movimientos, náuseas, pérdida de dinero, pérdida de ropa (en algunos casos), delirios de grandeza, dolor de cabeza, deshidratación, sensación de boca seca y, en ciertas ocasiones, deseos de cantar en los karaokes.

 

PRECAUCIONES

El consumo de Cabernet Sauvignon puede resultar en la sensación de creer que se es más delgada, más inteligente, más rápida y más guapa o hermosa que el resto de las mujeres que están a su alrededor y que sabe cantar y bailar como pocas.

También, si se excede un poco de la dosis, puede terminar repitiéndole a sus amigas, una y otra vez, cuánto las quiere y cuánto las extraña cuando no está con ellas.

Medicina, remedio o estimulante, el vino, representado en este caso con la popular Cabernet Sauvignon no deja de sorprender a quienes se acercan a ella con la intención de disfrutar momentos de paz, tranquilidad y convivencia, así que ¡Salud y alegría con la más popular de todas las uvas.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios