Inducción de Ovulación

Inducción de Ovulación

POR DR. HENRY MATEO

Los desórdenes ovulatorios ocurren en el 18 al 25% de las parejas que consultan por infertilidad. La mayoría de estas mujeres tiene oligomenorrea (menstruación que ocurre a intervalos de entre 35 días y 6 meses). Aunque es posible que ovulen de forma esporádica, la concepción espontánea es muy poco probable.

Según la OMS, la anovulación puede clasificarse en tres categorías:

• Anovulación hipogonadal hipogonadotrópica conocida también como amenorrea hipotálamica (AH).
• Anovulación normoestrogénica normogonadotrópica (casi todas las mujeres en esta categoría tienen SOP).
• Anovulación hipoestrogénica hipergonadotrópica (Insuficiencia ovárica primaria o falla ovárica prematura).

Sin embargo, muchos autores prefieren clasificar las causas de anovulación en los siguientes rubros:

• Hipogonadismo Hipogonadotrófico (HH)
• Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)
• Insuficiencia Ovárica Primaria (IOP)
• Hiperprolactinemia

Hipogonadismo hipogonadotrófico (HH):
Engloba del 5 al 10% del total de mujeres que no ovulan, lo más común es que no menstrúen, pero otras alteraciones menstruales son muy comunes también. Tienen estradiol sérico bajo y FSH baja o normal, esto se atribuye a bajas concentraciones de GnRH. Las causas de HH incluyen amenorrea por estrés o por ejercicio, anorexia nerviosa y deficiencia aislada de GnRH o hipogonadismo hipogonadotrófico idiopático. Prácticamente cualquier condición que conlleve a estados de alto gasto energético como disminución exagerada de peso o realizar ejercicio de forma excesiva contribuye a la anovulación.

Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP):

Las mujeres con SOP constituyen el grupo más grande de pacientes que no ovulan (70 a 85% de los casos). En ellas, el estradiol y la FSH séricos se encuentran en concentraciones normales; mientras que la LH puede estar normal o elevada. Estas pacientes presentan alteraciones en el nivel sanguíneo de glucosa, por lo cual presentan riesgo aumentado de desarrollar DM; es por esto que al mejorar su metabolismo glucémico, sus ciclos menstruales se regulan, mejora su función ovárica y se disminuye el riesgo de complicaciones asociadas al embarazo.
En las mujeres obesas con SOP, la disminución de peso corporal, por sí sola; restaura la función ovulatoria en un gran número de casos.

Insuficiencia ovárica primaria (IOP):
Es conocida también como falla ovárica prematura; se puede definir como menopausia antes de los 40 años de edad. Ocurre en el 1% de todas las mujeres, pero comprende del 5 al 10% de los casos totales de anovulación. En la mayoría de las pacientes, la reserva ovárica se encuentra agotada por pérdida folicular acelerada.
Las mujeres con IOP tienen otros riesgos de salud derivados de la deficiencia estrogénica. Dentro de estos riesgos el más importante es el cardiovascular; fácilmente prevenible mediante terapia de reemplazo estrogénica.

Anovulación por Hiperprolactinemia:
Engloban del 5 al 10% del total de mujeres con anovulación. En estas mujeres, la falta de ovulación se debe al efecto inhibitorio que ejerce la prolactina elevada sobre la secreción de gonadotropinas hipotalámicas. Casi todas estas pacientes presentan oligomenorrea o amenorrea, y niveles séricos de gonadotropinas normales o bajos. En algunas ocasiones se recomiendan estudios de imagen para identificar o descartar la causa de la hiperprolactinemia. Algunos medicamentos como los neurolépticos o condiciones como el hiportiroidismo primario pueden cursar con altos niveles de prolactina.
Se recomienda que toda pareja que planee tener hijos reciba asesoramiento pre-concepcional.

*El autor es Médico Ginecólogo- Obstetra/Biólogo de la Reproducción Humana. Andrólogo y Embriólogo por The American Society for Reproductive Medicine.

Comentarios

comentarios