HOSPITAL BINACIONAL SIMNSA

HOSPITAL BINACIONAL SIMNSA

Bienestar y modernidad, de la mano de un trato digno

 

Un complejo hospitalario integral como el que ya construye

en Tijuana SIMNSA, bajo la mente creadora de su CEO Frank Carrillo,  

jamás había sido concebido en el noreste de México.  

 

El centro hospitalario que tiene una clara visión

De bienestar binacional, posiciona aún más a esta ciudad fronteriza

como la capital del turismo médico en el mundo.

Por Ana Patricia Valay

Fotografía Víctor Hernández Photography

 

Hablar de la construcción del primer hospital integral binacional, único en su tipo en el noreste de México, con beneficios más que palpables para el Sur de California y para esta ciudad fronteriza, es contradecir totalmente con hechos, el discurso político del presidente estadounidense, Donald Trump. ¿Por qué? Porque los beneficios de la relación entre ambos países en un aspecto tan importante como lo es la salud es verdaderamente palpable.

Basta venir a Tijuana y constatar que existen mexicanos exitosos y comprometidos como Francisco Sabas Carrillo, quien gracias a su espíritu emprendedor y mediante un trabajo arduo y continuo, ha logrado no sólo beneficiar a connacionales con sus servicios de salud, sino que también ha sido un alivio financiero y de bienestar para residentes norteamericanos que prefieren atenderse en Tijuana, con la absoluta confianza de: excelencia médica, altos estándares de calidad, y menores costos.

Digamos que en EU así como en el mundo, hay quienes reconocen el talento médico que abunda en esta frontera y con SIMNSA, con la absoluta certeza de que cada uno está certificado en su área, y no por nada las cifras son contundentes.

 

SIMNSA hoy por hoy atiende en promedio a Mil pacientes diarios, dando un total de 400 mil al año. La forma de contabilizarlo, es que si viene un turista hoy, y regresa mañana se cuenta como dos. Así se da el conteo del turismo médico a nivel global.

Para que nos demos una idea:

En Tijuana se atiende a la tercer parte de la población de turismo médico de todo BC, que es de 1.2 millones.

México como país está empatado con Tailandia, que está en primer lugar mundial, atendiendo a 1.5 millones de personas.

Por eso Tijuana es la capital del mundo en turismo médico.

 

¿Y de qué se trata el nuevo Hospital?

Este Hospital Binacional SIMNSA, busca con la certificación de SCRIPPS, no sólo brindar servicios de calidad, sino hacerlo en un ambiente que parezca todo menos un hospital. Que los pacientes no sólo sean intervenidos quirúrgicamente, sino que puedan hospedarse junto a sus familias en suites, para seguir el tratamiento post-operatorio con supervisión médica. Con áreas verdes y estancias infantiles. Iluminación y ventilación de primera, tienda de regalos y cafetería.

Un proyecto que busca estar terminado en tres años, y que viene a culminar satisfactoriamente una visión integral y de salud de un hombre visionario y emprendedor, como lo es Francisco Carrillo.

 

Francisco Sabas Carrillo

Quien está detrás del proyecto del Hospital Binacional SIMNSA

Un poco de su historia

Frank Carrillo, como de cariño le conocen al Fundador y CEO de SIMNSA, (Sistemas Médicos Nacionales, S.A.), es el vivo ejemplo de la cultura del esfuerzo y tenacidad.

Nació en Nogales, Sonora, pero desde pequeño vivió en esta ciudad fronteriza, pues sus padres originarios de Zacatecas, buscaban como muchos alcanzar el sueño americano.

Lo increíble de todo es que pareciera que el destino ya estaba trazado para él.

“Precisamente aquí donde estoy haciendo este hospital, mi padre vendía fruta; aquí tenía su carrito en este mismo lugar, y yo lo acompañaba y me sentaba aquí con él. Quien iba a pensar que muchos años después yo iba a estar construyendo un hospital en este mismo sitio”, platica conmovido, y nos comparte del legado que sus padres le dejaron.

“Mi padre era muy trabajador, se pasaba de honesto. Su palabra era oro, y mi madre también era muy trabajadora como ama de casa. De ellos aprendí: honestidad e integridad”.

El constante cambio de residencia de sus padres dificultó los estudios formales de Frank, pues el idioma resultaba un impedimento, pues ya vivían en Estados Unidos. Sin embargo Frank nunca se conformó, y siempre buscó superarse. Fue entonces que a los 19 años decidió por su propio pie ingresar al ejército.

 

¿Y qué le dejó el ejército Sr. Francisco?

—Lo que mayormente aprendí fue la disciplina, y mi autoestima se elevó. Perfeccioné mi inglés y  aprendí además una profesión. En retrospectiva no me arrepiento, pero en aquel tiempo no era nada agradable. Era difícil, traumático por muchas cosas, pero me dio la oportunidad de aprender e ir a la escuela.

Francisco terminó la preparatoria, tomó cursos intensivos y pudo ir a la Universidad, y aunque éstos no eran guiados para graduarse, me dice que: Todo lo que no servía en la vida real lo dejó fuera.

Así que estudió lo que sintió que le serviría: Contabilidad, Administración de Empresas, Marketing, y Estadística.

 

Y encontró su vocación: Los planes de salud

“Había un anuncio donde  solicitaban un agente de ventas para planes de salud y me contrataron. Aprendí la parte de ventas, mercadotecnia, y la administración enfocada al área de la salud;  después de varios años me convertí en experto. Fui pionero en los planes de salud, casi desde que se crearon en California”.

De  vendedor escaló a supervisor, luego a director de ventas, y director administrativo, y finalmente hizo sus propios planes de salud dentales. Se dio cuenta de que había un nicho de necesidad. Se independizó, y no volvió a ser empleado de nadie.

 

¿Y cómo es que surge SIMNSA?

—En junio cumple 17 años. Nació en un restaurante platicando con amigos médicos que me dijeron: ‘oye porqué no pones tu aseguradora para que la gente del otro lado venga acá’. La población de quienes vivían aquí y trabajaban allá en EU era muy grande.

—Tras un estudio detectamos que los trabajadores podían cruzar y trabajar en EU, pero que sus familias quizá no,  y que cuando su patrón les ofrecía servicios de salud pensaban: mi familia está en Tijuana y no puedo cruzar, por lo que no tomaban ese beneficio”.

Su primer cliente fue el Hotel Coronado, cuyo dueño había sido John Alessio, quien había estado al frente del hipódromo, y dejó mucha gente de Tijuana trabajando con él. “Había nicho, y empiezo con el hotel. Constituí la empresa, y  contraté médicos que conocía aquí del hospital del prado, y del Guadalajara”.

 

¿Y cuál considera es la clave de su éxito?

—Tener una pasión: la mía fue querer prosperidad económica y pensar: si me está yendo bien, me puede ir mejor y mejor. No ser conformista, y preguntarme: ¿qué estoy  dispuesto a sacrificar?

“No hay que tener miedo a los riesgos, hay que tener el valor de apostar”, afirma Frank Carrillo, CEO de SIMNSA.

 

Su primer obstáculo, lo impulsó a lograr un cambio de legislación en CA

Todo iba viento en popa hasta que tuvo lugar la primera traba. “El estado de California nos quiso parar. Querían cancelarnos porque no teníamos licencia”.

Frank hipotecó su casa e invirtió 2 millones de dólares, y con el apoyo del senador por California Steve Peace, modificó la ley, la negoció y cabildeó, y lo logró.

En el año 2000, en un hecho histórico, SIMNSA se convirtió en la primer empresa de salud certificada por el gobierno de E.U.

 

Siempre Innovador

Si algo más hay que reconocerle al CEO y Fundador de SIMNSA, Francisco Carrillo, es que jamás se ha conformado con la medicina tradicional, y ha sido innovador.

“Yo fui el de la idea de que metiéramos masajes terapéuticos en un spa, porque me di cuenta que la depresión se debe a una autoestima baja. También propuse la terapia celular a través de la medicina regenerativa, y actualmente todos los médicos participan con éxito en enfermedades musculares,  de lesiones, o de diabetes”.

 

El sueño de un Hospital Binacional

¿Cómo surge el proyecto?

“La idea del hospital nació hace tres años. Lo cierto es que cuando llegó ‘El Hospital Ángeles’ a Tijuana hace diez años, pensé que era el final de nuestros problemas que teníamos con otros hospitales, por estar más completo e integral, pero no. Desgraciadamente ni un edificio ni una máquina, es la respuesta a los problemas de salud de una persona”.

 

¿Qué tiene este Hospital, de lo que otros carecen?

—Primero que nada, el factor humano. Yo siempre he pensado que un edificio o una máquina en sí, no es lo que alivia a un enfermo. Es el personal que está detrás de esa máquina y dentro de ese edificio. Un hospital debe irradiar confianza, seguridad y salud. Existen hospitales que en cuanto se entra, se respira enfermedad, frialdad, inseguridad y desde ahí, lejos de aliviarse, hasta se enferma uno más.

Este Hospital no se sentirá como tal. El paciente sentirá que está en un resort de lujo, de tranquilidad, y no tendrá ningún mensaje de enfermedades, sino de salud y alivio. Esto lo lograremos en la amplitud de los espacios, los tonos de colores en las paredes, el inmobiliario, la iluminación natural, la ventilación, y con un personal atento y muy cordial. La mejor parte =al terminar su tratamiento, será no sorprender al paciente con una cuenta injusta e inesperada.

 

¿Y este hospital será el más grande de la región o el más moderno?

—No, existen varios hospitales mucho más grandes que éste en tecnología. Estará a la par con los mejores en México. Será único en su diseño arquitectónico. Es muy probable que se coloque entre uno de los más atractivos en todo América. Tendrá componentes muy únicos para ser un Hospital. Un centro comercial con salón de belleza, restaurante, y tiendas de varios productos; una estancia donde podrán dejar a sus niños mientras se atienden; servicios bancarios, gimnasio para el personal, y habitaciones para familiares de pacientes.

 

Un hospital para todos

“Y aquí yo prometo y estoy seguro, de que este hospital no es para ricos sino para todo mundo. Voy a aceptar a gente que no tenga manera de pagarlo, porque para eso tenemos a la  Fundación SIMNSA que puede apoyar a quienes por alguna razón no tengan medios de pagar”, afirma Frank Carillo, convencido de acercar la salud para todos.

“En sí nuestro volumen de pacientes es el 80 por ciento de plan de salud, y un 20% de particulares. Atendemos de un 20% a un 25% de volumen de gente que no tiene seguro. Prácticamente el 100% es de EU. Casi no tenemos pacientes locales, pero con este nuevo proyecto quiero cambiar eso”.

“Será un hospital abierto. Mucha gente piensa que SIMNSA es un sistema de salud nada más para los derechohabientes, y no es así.  Existe la percepción de que no pueden venir, que sólo es para los turistas, pero no: ¡todos pueden venir aquí! Son mucho más bajos los costos que el mercado aquí en Tijuana”, concluyó.

 

Más Detalles del Proyecto del Hospital

El Ingeniero Mario Soto Cota director del proyecto de construcción del Hospital SIMNSA, habló con MUJER ACTUAL, y nos dio detalles del mismo.

“Es un hospital moderno, vanguardista con equipos modernos, eficientes, y con tecnología de punta. Los materiales se van a seleccionar con los más altos estándares de calidad internacionales, al estar afiliado a SCRIPPS”.

“La primera etapa de construcción busca reubicar ciertas áreas para acondicionar el proyecto ejecutivo. Se compró el edificio Terra que se demolerá porque es de los edificios nuevos que se van a hacer. Por lo pronto todo se está reubicando a la torre F, y algunas otras áreas en los edificios existentes”.

“La primera piedra se puso en Noviembre de 2016, y se pretende concluir el Hospital en tres años, para inaugurarse a finales del 2019”.

 

Proyecto Hospital Binacional Simnsa-Scripps

Conjunto Hospitalario conformado por:

7 edificios

44 mil m² de terreno y

29 mil m² de 2 estacionamientos

Dos puentes peatonales que unen a los

estacionamientos

Consultorios Médicos

Medicina Regenerativa

Laboratorio

Lobby con locales comerciales:

Cafeterías

Florerías

Farmacias

Tiendas de regalos, entre otros.

 

 

 

“Es un hospital moderno, vanguardista con equipos modernos, eficientes, y con tecnología de punta. Los materiales se van a seleccionar con los más altos estándares de calidad internacionales, al estar afiliado a SCRIPPS”.

Ing. Mario Soto Cota, Director del Proyecto

de Construcción del Hospital SIMNSA

 

 

 

“Será un hospital abierto. Mucha gente piensa que SIMNSA es un sistema de salud nada más para los derechohabientes, y no es así.  Existe la percepción de que no pueden venir, sólo los turistas, pero no: ¡todos pueden venir aquí! Son mucho más bajos los costos que el mercado aquí en Tijuana”.

Frank Carrillo, Fundador y CEO de SIMNSA

Comentarios

comentarios