¿Hogar feliz o nido vacío?

¿Hogar feliz o nido vacío?

¿Hogar feliz o nido vacío?

Por Carlos Gutiérrez

 

¿Ya está usted preparad@ para dejar ir a sus hijos?, y si esto sucede, ¿su casa será un “nido vacío” o seguirá siendo un hogar feliz?

Drama, angustia, triunfo, logro, frustración, gastos, beneficio, soledad, acumulación, recuerdos, nostalgia, desesperación, frustración, alejamiento, abandono y muchos otros sentimientos e ideas, son por los que pasan los padres, cuando los hijos se van.

 

Permítame explicarle que es esto

El Síndrome del Nido vacío es un trastorno asociado al proceso de perdida que sufren los padres cuando los hijos abandonan el hogar.

El tema viene muy bien en estas fechas de graduaciones, de inicio y fin de la universidad, en la que los padres nos preparamos para ver partir a nuestros hijos.

Esta despedida puede ser dolorosa o feliz, o ambas, pues dejar ir a un hijo nunca es fácil.

Supongamos que usted como madre devotamente educó y cuidó a sus hijos, que con una gran cantidad de esfuerzo logró que terminaran todos sus ciclos escolares, juntas de padres de familia, uniformes planchados, tareas escolares, psicólogos, novias y novios, accidentes, enfermedades, bullying, amigos latosos, fiestas, pijamadas, entre las miles de cosas por las que acompañamos y guiamos a nuestros hijos, y ahora ya no habrá más de ese arduo trabajo. ¿Se siente satisfech@ de su esfuerzo? Esa es una pregunta difícil, que implica una respuesta igual de complicada en la que deberá ser muy honest@ con usted mism@ para perdonarse sus errores, y premiarse sus aciertos, que por cierto, todos los padres tenemos.

El tiempo de dejarlos partir es complicado, y debemos prepararnos en todos los aspectos desde económicos hasta emocionales, ya que posiblemente sea necesario ayudarlos de vez en cuando, “pero no siempre”.

 

Hay que prepararse para dejarlos ir

Igual que usted sus hijos tienen el derecho de vivir y tomar sus propias decisiones, asumiendo las consecuencias de sus actos para bien o para mal. Algunos padres y madres les regalan un capital de inicio o alguna propiedad, otros partirán con lo mínimo, pero partirán.

Bueno, ahora imagine un escenario en donde usted ya terminó, que sus hijos se fueron de casa en buenas o malas condiciones, que por fin cumplió con todo, ¿que va a hacer ahora?¿Ya tiene un propósito su vida? ¿Está satisfech@ con usted mism@? ¿Logró autorealizarse? ¿Tiene pareja? ¿Está en la menopausia o en la andropausa ? Todo esto son circunstancias a considerar para superar esta etapa, y no sólo eso, también para encontrar otro estilo de felicidad  que se centre en usted mism@.

 

Cuando los hijos se van

Esta es una época complicada en la que nuestra tarea de crianza terminó, e inicia el tiempo de observar y acompañar a nuestros hijos desde lejos, de amarlos a una distancia saludable, y de ser testigos de los resultados de la educación que les dimos.

Piense en esta etapa como la gran oportunidad de reencontrarse consigo mism@ y con su pareja, de retomar el rumbo, de reencontrarse con amigos y familiares, de usar el tiempo para seguir creciendo, y de lograr nuevas cosas de su interés, es tiempo de viajar y conocer nuevas personas, de hacer cosas increíbles, de cumplir los planes que postergó porque no hubo tiempo.

Actualmente, hablando específicamente de las mujeres, veo a muchas, estudiando o iniciando sus propias empresas, retomando sus carreras o iniciándolas. Son personas que asumieron el cambio para crecer y reinventar sus vidas que al igual que usted amiga, fueron madres amorosas.

 

Algunas recomendaciones:

  • Déjelos partir confiando en que sí pueden, y encontraran la forma de superarse y resolver sus problemas.
  • Exprese sus sentimientos positivamente y sin reproches.
  • Acérquese a su pareja y escuche con atención.
  • Organice comidas familiares de vez en cuando.
  • No abrume a sus hijos queriéndoles resolver todo
  • Haga cosas que le gusten.
  • Salga con amigas.
  • Aprenda cosas nuevas.
  • Ejercítese constantemente.
  • Disfrute su hogar y sus espacios.
  • Confié en que todo está bien.

 

… pero, sobre todo, siga su vida con pasión y alegría.

 

*El autor es psicólogo.

 

Contacto

Correo: carlosjgutierrezc@gmail.com

WhatsApp: (664) 174 4230

 

Comentarios

comentarios