Héctor Ruiz Pérez, formando sonrisas, cambiando vidas

Héctor Ruiz Pérez, formando sonrisas, cambiando vidas

Héctor Ruiz Pérez, formando
sonrisas, cambiando vidas

Por Mónica Márquez

 

De espíritu alegre y emprendedor, siempre de la mano de Dios, Héctor Ruiz Pérez, director de Dental Healt Care, se ha dedicado durante 23 años a formar sonrisas y cambiar la vida de cientos de personas mediante la Odontología y la Ortodoncia, una profesión que lo apasiona.

Para platicarnos un poco sobre su vida y profesión, nos recibió en su consultorio dental en el que pasa la mayor parte de su día haciendo lo que más le gusta. Conozcamos más de él.

Héctor Ruiz nació en Tijuana el 14 de mayo de 1973, es el primero de tres hijos de los señores Héctor Ruiz y Marcela Pérez, quienes llegaron a esta ciudad hace 48 años.

De 1992 a 1996, cursó la carrera de Odontología y posteriormente, ingresó a la especialidad de Ortodoncia, tiempo en el que conoció a su hoy esposa Carolina Arnaud, quien hoy por hoy es su ayuda idónea y con quien tuvo la dicha de convertirse en padre de tres niños.

Desde hace 23 años, la Odontología se convirtió en una de sus pasiones, “le tuve que poner límites porque podía pasar horas trabajando, se me iba el tiempo”, compartió el dentista Ruiz Pérez.

Su motivación y pasión se la debe en parte a su abuelo José María Ruiz Acevedo, expuso, quien fue un reconocido dentista autodidacta de la calle Primera de la Zona Centro de la ciudad.

Dijo que otra motivación es que le gusta y se le facilita mucho trabajar con las manos, por ello decidió incursionar en odontología, carrera con la cual considera puede hacer la diferencia en la gente al lograr cambios tanto físicos como mentales.  “Cuando ves cambios en la persona sientes que estás aportando algo a la vida de alguien”.

Sin duda, el don que le fue asignado por Dios es otra de sus grandes alicientes, aseguró, para él resulta gratificante ver todo lo que puede hacer y cómo puede cambiarles la vida a algunas personas ayudándoles en su salud y estética bucal.

 

Constante actualización

De 1996 a la fecha, no todo ha sido fácil, Héctor ha tenido que superar diversos retos, especialmente los que la ciencia le va dando continuamente, ya que para sobresalir debe mantener siempre a la vanguardia en tratamientos, materiales y equipos.

“El reto es no quedarte atrás, es ir a la par con la ciencia y no dejar de crecer, aunque nunca hay que hacer menos las bases porque es de donde sale todo… La ventaja de la ciencia es  que te va haciendo que tengas resultados acertados, duraderos y que verdaderamente puedas lograr las expectativas tanto médicas como estéticas”, consideró el director de Dental Healt Care.

De sus inicios a la fecha, la evolución en la rama de la odontología ha sido impresionante, agregó, pues no solo hay avance en cuanto equipos y materiales, sino también en los resultados al hacer el trabajo más fácil a los pacientes y al dentista, teniendo más opciones de tratamiento y preservación de dientes, así como la posibilidad estética y funcional de sentirse bien consigo mismo.

 

De la mano de Dios

Contar con el reconocimiento y el éxito que ha logrado hasta ahora ha sido el resultado de mucho trabajo de él y de su equipo, aunque parte importante es el “ir de la mano de Dios, ya llevas las de ganar porque de él viene todo”, aseguró.

“Es necesario ser honesto con el paciente, no enfocarte en la economía; nos debemos enfocar más en el bienestar del paciente, en entenderlo, escucharlo… no solo llegas, ves un diente y se va, es escuchar toda la historia”, puntualizó.

En sus tiempos de estudiante, hubo una anécdota que lo marcó para siempre: “estaba atendiendo a una paciente y en ese momento pasó algo donde mezclé un sentimiento de coraje y aunque la atendí bien, no fue la forma correcta de estar involucrado en cosas. Al final, ella me dijo: ‘cuida tu actitud’… esa fue la ocasión que marcó mi carrera estos 23 años porque dije: ‘de la puerta para afuera es una cosa y de la puerta para adentro es el paciente'”.

Otra anécdota importante es cuando llegan jóvenes o adultos con una actitud o semblante de inferioridad, tímidos o cohibidos y conforme llevan el tratamiento y empiezan a ver el cambio en su dentadura, al cabo del tiempo, son otras personas: más seguras, hablan más… “esto es algo que me hace ver que mi parte la estoy haciendo bien”, afirmó orgulloso.

 

Satisfacciones personales y profesionales

Sin lugar a dudas, lo que se hace con dedicación y entrega deja importantes huellas, en el caso del Lic. Héctor su mayor satisfacción personal es su familia; profesionalmente hablando es el poder hacer una diferencia en las personas, el haber sido bendecido con la posibilidad de tener a dentistas trabajando con él e impulsarlos a hacer otras cosas.

 

“Si puedes hacer algo por un corazón dolido o una persona en necesidad, hazlo; por eso estamos aquí, para ser una mejor versión de nosotros mismos el tiempo que estamos vivos”

 

“Hay una frase en la que siempre pienso: ‘El límite es el cielo’… siempre dale para enfrente, sé la mejor versión de ti mismo y comparte las habilidades y los dones con los que fuiste creado y nunca dejes de aprender y siempre lleva a dios por delante en todo lo que hagas”, concluyó el entrevistado.

 

EN BREVE…

Libro favorito: La Biblia y Una Vida con Propósito

Artículo indispensable: El celular

Música favorita:  U2 y Hillsong

Mayor fortaleza: Dios y su familia

Mayor debilidad: No saber decir no

Frase favorita: “Solamente sonríe”

 

 

 

Comentarios

comentarios