Grupo de Apoyo Adelante

Grupo de Apoyo Adelante

Cada día, el cáncer de mama avanza y atrapa a nuevas víctimas, siendo la principal causa de muerte en mujeres mayores de 40 años en Baja California. Tijuana es el municipio con más defunciones por encima de la media nacional (16.7 muertes por cada 100 mil mujeres), con 23 muertes por cada 100 mil mujeres.

Cada día, más mujeres se enfrentan a la difícil situación de luchar para vivir y necesitan una mano que las sostenga, que las aliente a salir adelante a ellas y sus familias, que les brinde atención integral… a esta lucha se une el Grupo de Apoyo Adelante.

En 1989, un grupo de mujeres sobrevivientes de cáncer de mama tomaron la decisión de brindar apoyo a otras mujeres que pasaban por esa misma situación, por lo que iniciaron su labor visitando a enfermos en el Seguro Social y hablando con pacientes que salían del oncólogo con el diagnóstico de cáncer de mama, relató Carmen Alzaldo, presidenta del Grupo de Apoyo Adelante.

Debido a las necesidades no sólo de ser escuchadas, sino de recibir el apoyo de una peluca, una pañoleta, una prótesis o un brasier especial luego de una mastectomía, continuó, el grupo decidió convertirse en 1998 en una Asociación Civil, quedando registrada como Grupo de Apoyo Adelante Tijuana, BC. AC.

Dijo que durante mucho tiempo, los apoyos consistían en juntarse cada semana e intercambiar pláticas entre ellas y en algunas ocasiones, llevaban a algún profesional que les ofrecía una charla sobre el cáncer de mama, pero al mismo tiempo las seguían apoyando con pelucas, pañoletas y demás.

En este tiempo, las pacientes que se unían al grupo también recibían medicamentos para después de las quimioterapias y mastografías gratuitas, pero desde hace cinco años todo dio un giro con la llegada del Seguro Popular, consideró, pues ahora a través de éste les realizan las mamografías y quimioterapias gratis y la asociación ya no tiene que destinar recursos para esto.

Brindan apoyo terapéutico

Ahora, todos sus recursos los destinan a esos detalles que son de gran ayuda para quien pasa por un cáncer de mama, aunque su mayor recurso lo orientan a la terapia sicológica grupal e individual, donde participan profesionales, explicó.

La sicóloga María de los Ángeles Morales es quien está al frente de las terapias y como sicóloga de apoyo, Patricia Arreola; mientras que la Lic. Aída Carrizal las apoya con el grupo de apoyo individual. Cada semana traen a diferentes ponentes.

“Todas las que estamos en el grupo somos sobrevivientes de cáncer y voluntarias, la mayoría del voluntariado no tiene familiares con cáncer, son personas que escuchan y se interesan en apoyar”, manifestó.

Actualmente, el grupo está integrado por alrededor de 30 personas semanalmente, precisó, mensualmente se integran 8 nuevas mujeres con cáncer y hacen cerca de 20 visitas a domicilio porque no pueden unirse debido a que su enfermedad ya está muy avanzada.

Los apoyos

Durante estos 24 años, el grupo ha tenido que trabajar arduamente para brindar el apoyo organizando diversos eventos, pero también mediante convocatorias en las que destina recursos el Gobierno Federal, Estatal o Municipal, explicó la presidenta del grupo.

“Nosotros hacemos desayunos-conferencias, talleres-conferencias, participamos en obras de teatro, hacemos el cantatlón, noches bohemias y recientemente, el certamen Big Beatiful Women, que es el segundo año que lo hacemos… y así vamos recabando fondos”.

A lo largo de estos años, la respuesta de la comunidad ha ido en aumento, cada día acuden más personas para ayudar o para recibir ayuda; antes, era como negarse a recibir ayuda pero ahora están más conscientes de que es un proceso muy difícil en el que “necesitas una mano que te sostenga”, aseguró Carmen Anzaldo.

“Nosotros luchamos por la salud integral, donde la mujer se cure no sólo físicamente sino también emocional y espiritualmente, sin meternos en la religión; ¿qué nos distingue al Grupo de Apoyo Adelante de las demás asociaciones? que nuestro apoyo es integral y que nosotros aparte de ayudar al enfermo, apoyamos al familiar, porque sabemos que es una pieza importante en los procesos de recuperación”.

“Cuando ellas reciben la noticia, las ayudamos a que vivan el proceso del enojo, la frustración, los miedos, esto a través de la terapia de grupo e individual; cuando ellas llegan con nosotros, tienen primero una entrevista conmigo de conocimiento de la enfermedad  y de las circunstancias que están viviendo en ese momento, porque para armar un equipo necesitamos conocer su alrededor; de ahí se integra, la asesoramos sobre qué es una quimioterapia, qué es la radioterapia, qué es lo normal de la enfermedad y cuál es el proceso que tiene que llevar, todo gratuitamente”, puntualizó.

De acuerdo con la presidenta del grupo, si somos responsables de cuidar nuestro cuerpo y de conocerlo, bajarían las estadísticas porque tendríamos menos índice de detectar un cáncer avanzado.

“A la mujer quiero decirle que se ame, se respete; que el amarnos y respetarnos sea como un regalo a nuestros hijos, pareja, familia… que a través de nuestra experiencia vea que tiene muchas posibilidades de vida no sólo porque tienen una enfermedad sino porque es una probabilidad más de vida como en cualquier otra enfermedad”.

“Después de superar el cáncer de mama, ahora yo sé vivir en plenitud, antes de la enfermedad sólo sobrevivía; vivo con la responsabilidad de cuidar mi cuerpo y amarlo”, puntualizó Carmen Anzaldo, sobreviviente de cáncer desde hace 8 años.

“A la mujer quiero decirle que se ame, se respete; que el amarnos y respetarnos sea como un regalo a nuestros hijos, pareja, familia… que a través de nuestra experiencia vea que tiene muchas posibilidades de vida no sólo porque tienen una enfermedad sino porque es una probabilidad más de vida como en cualquier otra enfermedad”.

 

Comentarios

comentarios