Gris Cueva (Azul) Disfrutando a plenitud de su pasión: el arte

Gris Cueva (Azul) Disfrutando a plenitud de su pasión: el arte

Gris Cueva (Azul)

Disfrutando a plenitud de su pasión: el arte

“El arte me ha cambiado la vida completamente; me dio un giro de 180 grados, y he encontrado la mejor manera de reflejar mis emociones y mi amor en cada una de mis obras”

Gris Cueva

POR ANA PATRICIA VALAY

 

La felicidad que irradia la artista visual, Gris Cueva no sólo es contagiosa, sino motivante. Es la evidencia palpable de la plenitud que está experimentando en estos momentos como mujer, al haber encontrado en el arte su vocación, su verdadera pasión, la manera en la que puede trascender como persona y profesional.

Y aunque desde hace tres años empezó a pintar, pareciera que este 2019 llegó para ella, como comúnmente se dice: con torta bajo el brazo, porque está concretando el sueño de cualquier artista: exponer sus obras.

 

Un poco de su historia:

Gris nació en Tijuana, y tiene un matrimonio estable desde hace 12 años con el empresario Carlos Guerrero, y es mamá de dos hijos que prácticamente están en la adolescencia, uno saliendo, otro entrando: Carlo André de 19 y Alberto de 11, pero, aunque lo tenía todo, la protección y sustento de su marido, y el cobijo de su familia, incluyendo a sus padres y a su hermana, ella sentía que le faltaba algo, le faltaba realizarse.

Empezó entonces una búsqueda fehaciente para encontrar aquello que le permitiera expresarse como mujer en esta nueva faceta de su vida, compartir su esencia, sus emociones, sus vivencias, y conectar así con otras personas.

Tomó múltiples talleres: de inglés y de repostería, por citar sólo algunos ejemplos, pero nada llenó esa necesidad que tenía de expresarse como lo hizo la pintura, que cambió totalmente su vida.

 

Se enamoró del arte

Fue así que Gris empezó a estudiar pintura con la internacionalmente reconocida, artista tijuanense, Alejandra Phelts, quien se convirtió en una de sus principales mentoras.

“Cuando salí de esa primera clase, fue una cosa verdaderamente especial. La pintura me atrapó desde el primer día que tomé un pincel. Me enamoré del arte, de pintar y ya para mi segunda clase, ya llegaba yo con cuatro cuadros terminados; me metí completamente en la pintura”.

Gris tomó varios talleres con Alejandra Phelts, y también con Gabriela Villarreal, artista visual de Monterrey, con quienes aprendió varias técnicas, que como ella platica, empezó no sólo a tratar de plasmar en el lienzo, sino a disfrutar al máximo.

A ambas las considera sus mentoras. “A Alejandra le tengo mucha admiración y mucho respeto, por su forma de transmitir esa pasión y ese amor que le tiene a la pintura, lo que me motivaba muchísimo. De Gabriela también admiro mucho su trabajo”.

Su trabajo

Desde ese momento en que empezó a tomar sus clases de pintura, Gris encontró en el arte su verdadera pasión, y no dejó de crear, de hacer cuadros, de pintar.

Su obra es completamente diversa, cada cuadro tiene personalidad propia. Hay una tendencia hacia lo abstracto, pero también en algunas pinturas se distingue claramente lo figurativo: un corazón, un árbol, o un círculo.

Los colores en el lienzo se observan vibrantes, intensos, de esos que logran atrapar la mirada de cualquiera, y cautivarla.

¿Cómo describirías tu trabajo, tus obras?

—Mi trabajo es expresionismo abstracto, en el que utilizo diferentes técnicas, muchos colores utilizando diversas texturas y materiales como el vidrio blindado y acero balístico.

 

—¿Y qué buscas transmitir con tu pintura?

—Lo que busco es transmitir emociones y sentimientos para las personas que los observen. Que cada mujer y caballero que vean mis cuadros, puedan percibir esa emoción, y que puedan sentirse identificados con mi obra.

 

Exposiciones en puerta:

De los grandes retos que tiene hoy por hoy la artista visual, Gris Cueva, que firma como azul, son las dos exposiciones que tiene en puerta, y que hacen de este 2019 un año único para ella.

Una es la que tendrá en Bajamar, en una verbena popular donde habrá gastronomía regional mixología, vino, cerveza artesanal, paella, charcutería, y en el marco del concierto de los Gypsy Kings el próximo 13 de julio, y la que tendrá lugar en Torre Cosmopolitan el próximo jueves 18 de julio.

Para ella, esta aventura apenas inicia: “quiero seguir aprendiendo, tomando cursos y talleres e irme a Europa a estudiar técnicas diferentes, y seguir compartiendo mi arte en los espacios a donde me invitan, para que así pueda seguir teniendo ese contacto con la gente, que para mí es lo más importante”.

 

“Las puertas que se me están abriendo las abro. No permito que el miedo llegue. No tengo nada que perder, todo que ganar”

 

Comentarios

comentarios