GLADIADORAS DE SU DESTINO

GLADIADORAS DE SU DESTINO

No tendré miedo, mientras tú me apoyes

 

“El cáncer abre muchas puertas.

Una de las mas importantes es tu corazón”

Greg Anderson

 

POR GRACIELA JIMÉNEZ

 

Cuando escuchamos la palabra cáncer, nos vienen a la mente una serie de palabras, pensamientos, emociones e imágenes, que tiene en común el dolor, la enfermedad, el sufrimiento y muchas veces la muerte.

Sin embargo también existe la otra cara de la moneda relacionada con esa gran lucha por salir adelante y vencer a este gran mal, y las protagonistas son cada una de las mujeres que han luchado contra el cáncer de mama, esas mujeres que han librado o están librando día con día una gran batalla. Para mí, la mejor palabra para describirlas es la de: gladiadoras.

Pero el camino que han recorrido no ha sido fácil. Es una gran experiencia conversar con una sobreviviente de cáncer de mama, debido a que nos demuestra una nueva perspectiva de la vida; saber vivir en el aquí y el ahora… pero para llegar a esto pasaron por muchas batallas, y en varias ocasiones estuvieron a punto de rendirse pero no lo hicieron, porque algunas de ellas cuentan con un gran apoyo familiar y social, pero sobre todo: porque cuentan consigo mismas.

Por lo tanto en esta ocasión quiero abordar esos factores que llegan a desencadenar o a exacerbar síntomas psiquiátricos que pueden llevar a que estas grandes gladiadoras, no deseen continuar más en la batalla.

 

  1. El Impacto de la Noticia:

En primer lugar, ese es un momento donde se afronta el duelo, porque se acaba de dar la noticia de que existe una pérdida, la pérdida de la salud. La paciente puede experimentar alguna de las etapas del duelo desde ese primer momento; lo más común es que sientan desesperanza, un gran vacío, y que piensen que no tienen futuro.

 

  1. La Dra. Kübler-Ross nos describe las etapas del duelo que son Cinco:
  • Etapa de la Negación: Cuando la persona que padece cáncer se resiste a aceptar su diagnóstico, por lo que es muy habitual que considere tener dos, tres, cuatro o más opiniones de especialistas respecto a su diagnóstico.
  • Etapa de Ira: La persona que padece cáncer comienza a sentir enojo, frustración, poca tolerancia, porque piensan que su muerte es inminente y muy próxima, por lo que el enojo es el sentimiento que predomina. También en esta etapa es característico observar que se trata de buscar a algún culpable o responsable de su diagnóstico.
  • Etapa de la Negociación: A esta etapa la relacionan mucho con el fantasear o el buscar negociar con un ente divino, en relación a cambiar su estilo de vida con el fin de que no llegue la muerte. Sin embargo, también se ha observado el intento de negociar o hacer tratos con los médicos respecto a su tratamiento.
  • Etapa de la Depresión: Es importante hacer la acotación de que esta etapa NO es sinónimo de un cuadro depresivo, sino que más bien se refiere a la etapa en que la persona que padece cáncer empieza a sentir una profunda tristeza, un sentimiento de gran vacío y desesperanza. La persona puede en algún momento dado pensar que la muerte es un suceso que pronto le llegará, por más de que trate de realizar acciones para evitarlo.
  • Etapa de Aceptación: El llegar a la aceptación no quiere decir que la persona que padece cáncer encontrará la felicidad o vivirá cargado de alegría, en realidad trata de resignarse de que tiene cáncer, y de que puede seguir luchando. Esto no quiere decir que no sienta cansancio o algún otro síntoma afectivo, más bien ha llegado el momento en que acepta su diagnóstico.

 

Las etapas del duelo que fueron descritas por la Dra Kübler-Ross no se presentan en todas las personas de igual manera o en el mismo orden, todo depende de la forma en que cada quien lidia con el estrés de la noticia, o la red de apoyo que tiene, o el tipo de cáncer que padece, así como el tratamiento. Sin embargo cuando decimos que el duelo ya está resuelto, se hace referencia a que la persona ya se encuentra en la etapa de aceptación, y aquí es súper importante llevar un proceso terapéutico.

Encontrarse en la etapa de aceptación no quiere decir que la mujer con cáncer de mama ya está libre de padecer algún trastorno psiquiátrico, al contrario, puede estar en un momento crítico debido a que ya se encuentra en tratamiento, tanto de la quimioterapia como de la radioterapia, mismos que pueden provocar malestares como angustia, miedo, incertidumbre, y no sólo eso, sino también varios síntomas físicos como cansancio, sueño no reparador o pérdida de apetito, que muchas de las veces pudieran estar enmascarando un cuadro depresivo y/o ansioso.

 

Síntomas emocionales a considerar

Los síntomas de gran importancia y que siempre se deben considerar son: el dolor, la fatiga, y los sentimientos de tristeza o ansiedad, que muchas de las veces se atribuyen a los efectos secundarios del tratamiento como la quimioterapia, pero hay que tomar en cuanta que existen otras causas que pueden generarlos como son: el impacto del diagnóstico, los cambios en el entorno familiar, o en la vida diaria y en los planes de vida, así como la localización del cáncer, sus complicaciones y el tratamiento.

Se ha observado que si el trastorno psiquiátrico NO se detecta a tiempo en personas que padecen cáncer de mama, ello pudiera tener diversas consecuencias en su persona como la disminución de la calidad de vida, o presentar conductas de riesgo, o pérdidas económicas, el mal apego al tratamiento, o problemas médico-paciente o en su red de apoyo.

A esto último se le debe prestar atención, porque el impacto del cáncer no solamente es para la persona que lo padece, sino también para todos sus seres queridos que le rodean. Encontrando en ocasiones un ambiente familiar cargado de incertidumbre, miedo o coraje.

*La autora es Maestra y Médico Psiquiatra.

 

Comentarios

comentarios