Gabriela Rentería Llamas, los sueños no caducan jamás

Gabriela Rentería Llamas, los sueños no caducan jamás

Cantando con Causa; apoyando a la Fundación Castro Limón

POR ANA PATRICIA VALAY

Quién conoce a la Dra. Gabriela Rentería de tiempo atrás, sus amigos de toda la vida, ex compañeros de escuela, y por supuesto su familia y su círculo más íntimo y cercano, saben cuan importante es la música en su vida.

Desde que  Gaby era adolescente nació en ella una pasión inquebrantable por tocar la guitarra y por cantar, lo que sólo compartía en las fiestas o reuniones en casa, pero después de mucho tiempo, de dedicarse al hogar y a ejercer su profesión de dentista, y de cantar sólo como hobby, decidió grabar su primer CD como toda una profesional, además de hacerlo para una muy buena causa.

Platicamos con ella para conocer más detalles de cómo hizo realidad este anhelo en su vida, comprobando que los sueños definitivamente no caducan.

24 años de carrera consolidada

Gabriela es originaria de Tijuana. Está casada y tiene dos hijos: unos cuates que ya tienen 15 años. Sus padres son médicos; él ginecólogo y ella dentista, razón por la que en primer lugar le nace el amor a la profesión de odontología, porque desde niña les vio trabajar.

La Dra. Rentería tiene una especialidad en endodoncia y un diplomado en cosmética dental, ambos grados obtenidos en la UABC. Tiene su propio negocio, y ya son 24 años dedicados a esta profesión.

“Yo soy de familia de doctores, y eso influyó para elegir mi carrera, pero la verdad me gusta mucho el trato con la gente. Es una carrera muy bonita para una mujer”.

Y, ¿cómo compaginas tu vida como madre y profesionista?

— “Mi carrera se presta muy bien para compaginarla con el hogar. Trabajo de lunes a sábado todas las mañanas, y sólo una que otra tarde voy. Trabajo todas las mañanas a medio día, y eso me ayuda, porque ya en tarde puedo  hacer las actividades de los hijos, y puedo organizar muy bien mi tiempo sin que sean las rigurosas 8 horas de trabajo, siendo mi propio jefe”.

La música: Un sueño que estuvo en espera

Lo cierto es que en todos estos años, incluso desde antes que Gabriela definiera a qué quería dedicarse en la vida, una guitarra en casa, la motivó a tomar clases.

“A mí me gusta la música desde siempre, pero me metí a clases de guitarra porque había una en mi casa que era de mi hermano, pero que él nunca tocó, así que me puse a estudiar con el Profesor Rojas, maestro de guitarra; cualquier persona de Tijuana lo conoció,  y formamos un grupo con amigas, y la bohemia se convirtió en mi pasión”.

Después de ello, Gabriela estudió guitarra clásica, y siguió cantando y tocando.

“En mi casa tengo todo instalado; mi micrófono y mi guitarra.. todo está ahí nada más para que lo prendan, ¿sabes?, porque soy de la idea de que si tengo que sacar todo, para poder instalar una hora, pues ya se me fue la hora para mi gusto. Entonces yo tengo todo en la sala. A la música nunca la dejé; siempre ha sido parte importante en mi vida, mi pasatiempo favorito”.

¿Y cómo es que después de tanto tiempo decides grabar de forma profesional?

“Mira cuando mis hijos estaban chicos, si hubo un tiempo en que me tuve que dedicar mucho a ellos, y también por algunas cuestiones de salud, y mucho de mi esfuerzo se fue ahí, y dejas suspendida a la mujer, todo. Y las cosas se han ido acomodando y mis hijos ya tienen quince años y todo ha ido bien, y pienso que todo se hace finalmente en el momento en el que tenía que ser, pero es una cuestión de tomar la decisión, muy personal, pues nadie te va a estar impulsando para lograr un sueño, yo creo que es una cosa que uno tiene que hacer”.

“Y también creo que de pronto en nuestra vidas hay detonantes. En mi caso, el que se murió mi abuela, una de las personas que más me decían de grabar algo, luego mi papá que también me lo había pedido, estuvo malito, y también un paciente que me insistía en grabar se accidentó, y dije: ¿qué pasa? ¿Qué estoy esperando para hacer lo que quiero?

“Así que al pensar en este sueño que estaba dormido durante algún tiempo, me dije: ni te estás haciendo más joven, ni te estas volviendo más sana, y la gente se te está yendo, así que: ¡Sí lo voy a hacer por un gusto personal, por mí!, y me ha dado muchas satisfacciones, y claro también he tenido mucho apoyo como el de mi hermana, que no me dejó desistir de hacer mi sueño realidad”.

CD: Qué sabes tú, a beneficio de Fundación Castro Limón.

Es así que Gabriela grabó un CD donde canta y  toca la guitarra, de una manera preciosa, acompañada de otros instrumentos, donde incluyó material diverso como: Un tango, dos con mariachi, una con trío. Nos dice que: “Hay para todos los gustos”.

¿Y cómo decides apoyar a FCL?

Mi esposo es consejero de la Fundación Castro Limón y cómo me veía que iba a hacer otra impresión, a volverle a meter dinero, me dijo pues: “métele lana,

pero véndelo, con el propósito de ayudar a la fundación”, y por eso ahora tiene una causa tan noble. Hay muchísima necesidad.

Así que, si ustedes quieren deleitarse y apoyar además a los pequeñitos con cáncer de FCL, no duden en contactar a la Dra. Gabriela Rentería en su página de Facebook. Les ayudará también a interiorizarse sobre el hecho de que los sueños no caducan y que siempre se pueden cumplir.

En Breve…

Canción favorita del disco: Nostalgias

Canción para reconquistar a alguien: Qué sabes tú (título que lleva el disco).

Facebook: Gabriela Rentería

Comentarios

comentarios