Evita una deshidratación

Evita una deshidratación

Evita una deshidratación

 

POR RAYMUNDO AGUILERA

 

En esta temporada de verano podemos realizar muchas actividades al aire libre, pero no debemos olvidar tomar las debidas precauciones para evitar afectaciones en la salud de nuestros seres queridos, especialmente en nuestros niños quienes pueden ser más vulnerables a la exposición prolongada al sol.

 

Privilegia el agua natural

Recordemos que nuestro cuerpo está conformado principalmente por líquidos, es por ello que al estar expuestos al calor ambiental, perdemos una gran cantidad de ellos, los cuales debemos reponer de forma constante, para lo cual lo mejor es el agua natural, debemos evitar bebidas con cafeína o levadura, ya que son diuréticos naturales que nos harán ir con mayor frecuencia al baño.

En ciertas regiones cercanas como Mexicali, San Felipe o Las Vegas las temperaturas pueden aumentar más de 40 grados centígrados, por lo que se pueden presentar padecimientos como agotamiento o golpe de calor, los que de no ser atendidos correctamente pueden tener consecuencias fatales.

 

Síntomas de Golpe de Calor

Los síntomas del agotamiento o golpe de calor se manifiesta por sed, debilidad extrema, fatiga, dolor de cabeza, vértigo, falta de apetito, náusea, vómito y diarrea; disminución de la capacidad del juicio, sensación de inestabilidad, agitación, pérdida de la coordinación muscular, conducta psicótica, calambres musculares, dificultad respiratoria, temperatura corporal que rebasa los 41 grados centígrados, piel seca, enrojecida y caliente, pulso rápido y tenso, presión baja o normal, delirio y convulsiones.

 

Síntomas de Deshidratación

En nuestra región de Tijuana/ San Diego no es común que se puedan presentar estas situaciones, pero sí se pueden registrar casos de deshidratación, por ello es importante saber reconocer los síntomas como tener sed intensa, piel, boca y mucosas secas, cansancio, debilidad, sueño, confusión mental, taquicardia y pulso acelerado.

Por otro lado, si estamos demasiado tiempo en la playa o en la alberca podemos llegar a presentar quemaduras solares, las cuales se detectan por hinchazón y enrojecimiento de la piel, descamación, dolor local, aumento de la temperatura corporal y ampollas.

Es por ello que se invita a seguir  las recomendaciones para evitar riesgos a su salud, como evitar realizar actividades deportivas durante los horarios de intenso sol, de las 11 horas a las 17 horas, que es cuando el sol está más fuerte; no permanecer más de 2 horas continuas en la alberca o playa, y procurar tener una sombra para estar refrescando su cuerpo.

Evitar la ingesta de alcohol y de comidas muy saladas, debido a que favorecen la deshidratación. Es recomendable utilizar ropa fresca de algodón, poco ajustada y de colores claros, así como gafas de sol y un sombrero de ala ancha o sombrilla.

Bajo ninguna circunstancia se debe dejar a niños, ancianos, personas con discapacidad o mascotas dentro del automóvil con las ventanas cerradas, pues la temperatura puede aumentar drásticamente a más de 45 grados.

Es importante tener muy en claro que trasladarse a un clima caluroso requiere de un período de adaptación, la capacidad de resistencia de un nuevo individuo en una ciudad, nunca llegará a ser igual al de una persona aclimatada a esas temperaturas, por ello, si usted piensa viajar a algún lugar con temperaturas mayores a 40 grados centígrados, debe tomar precauciones.

 

*El autor es el Coordinador de Comunicación Social de la Jurisdicción de Servicios de Salud. 

Comentarios

comentarios