¡Este año si podrás ahorrar! Algunos consejos prácticos para crear una cultura de ahorro

¡Este año si podrás ahorrar! Algunos consejos prácticos para crear una cultura de ahorro

Uno de los propósitos de año nuevo más comunes y mejor intencionados es el del ahorro. Pero como toda buena intención, si no acompañamos ese deseo de un plan preciso corremos el riesgo de que solamente se quede como una buena intención y nuestra idea de gastar menos y ahorrar más nunca se hará realidad.

La cultura del ahorro es uno de las más importantes lecciones de vida que les podemos dar a nuestros hijos y nunca es tarde para adoptarla nosotros mismos, por lo que en esta ocasión te ofrecemos algunos consejos que te pueden ayudar a que este sea el año en el que tus finanzas personales y familiares den un giro positivo.

• Revisa tus cuentas bancarias y las condiciones de tus tarjetas de crédito, compara los cargos que te hace tu banco con las de otros y has los cambios necesarios. Es una labor tediosa, pero así evitarás que tu dinero se diluya de manera innecesaria. Has lo mismo con tu plan de celular y cable.

• No cargues con tus tarjetas de crédito, sólo úsalas para emergencias o gastos planeados. Traerlas siempre en la bolsa es una tentación.

• Compra en tiendas o comercios que tengan programas de aprecio al cliente, que otorguen dinero electrónico u ofrezcan descuentos si tienes tarjeta de cliente frecuente.

• Obedece la regla de los 15 días. Si tienes el impulso de comprar algo que no sea de primera necesidad (un nuevo reloj, otro par de zapatos negros, el nuevo modelo de la televisión que compraste el año pasado) espera 15 días, si el impulso se redujo y ganó la razón entonces no lo compres. Las compras de impulso son el peor enemigo del ahorro.

• Nunca vayas de compras sin una lista. Los supermercados, las tiendas de departamento y los comercios en general están diseñados para jalar tu atención hacia artículos que realmente no necesitas. Una lista te ayudará a no desviar tu atención ni tu dinero.

• No gastes demás en tus hijos. Lo peor que podemos hacer con los pequeños es quitarles la capacidad de asombro dándoles demasiadas cosas materiales y no enseñándoles el trabajo que cuesta ganarse la vida. Lo que ellos realmente quieren y necesitan es tu tiempo, no otro videojuego.

• Lleva tu comida a la oficina y manda a tus hijos a la escuela con una lonchera bien surtida y sana; si tanto tú como ellos se limitan a comprar comida sólo una vez a la semana y el resto de los días llevan lonchera, al final del año habrás ahorrado mucho dinero.

• Cuida el consumo en los servicios. Apaga luces, utiliza focos ahorradores, revisa fugas de agua y utiliza la lavadora y la secadora sólo con cargas completas

 

Reglas de oro para ahorrar en 2012:

• No gastes más de lo que ganas.

• No dejes que pase un solo mes sin que metas algo a tu ahorro, lo que sea es bueno.

• Cuida tus cosas (carro, ropa, electrónicos, etcétera) para evitar tenerlas que reponer o arreglar.

• No hagas gastos importantes sin un plan de pago y sin comparar precios y condiciones.

• Habla de dinero con tu familia y hagan juntos un plan de ahorro que no excluya la diversión.

• No trates de impresionar a los demás, la sencillez es una de las características más deseables y atractivas de cualquier persona.

Comentarios

comentarios