Enfrentando la adversidad

Enfrentando la adversidad

Por José Carlos Tellaeche

¿Qué pasa por tu mente cuando piensas en la palabra “adversidad”?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido que enfrentar adversidad, obstáculos y situaciones que retan nuestra fortaleza.

La adversidad es algo contrario o desfavorable, difícil de sobrellevar, mas no imposible. Se presenta en nuestra vida de diversas formas, desde un conflicto con un amigo o familiar hasta la muerte de un ser querido. Aunque en principio sea algo que quisiéramos evitar o ignorar, indudablemente nos confronta con una realidad y está en uno salir derrotado por las circunstancias o victorioso con la frente en alto.

Para las personas que disfrutan el deporte, un ejemplo de adversidad puede ser el contrincante que representa un adversario. La función de un jugador defensivo de futbol es no permitirte avanzar para alcanzar tu objetivo. En este caso tú debes de generar las herramientas necesarias para superar a tu oponente y anotar un gol que representa ganarle al adversario.

Todo obstáculo que enfrentes te llevará a desarrollar un mejor carácter, una madurez  que antes no tenías y por ende te convertirás en una versión superior de ti mismo.

Evitamos a toda costa la adversidad porque es más fácil lo cómodo pero el resultado final puede ser transformador. Para superarla se requiere de mucha paciencia, esfuerzo, optimismo, esperanza, fortaleza y valor.

“Quien no ha enfrentado la adversidad no conoce su propia fuerza”

Comentarios

comentarios