Emma Cruz, hacia nuevos horizontes

Emma Cruz, hacia nuevos horizontes

Texto por Brenda Colón Navar

Fotografía por Penny Diz

 

Cuando conocimos a Emma Cruz, nos encontrábamos trabajando en un par de piezas sobre HUB STN, la antigua terminal turística de la ciudad que hoy en día alberga nuevas empresas y que se había convertido en un punto de referencia para el ecosistema emprendedor a lo largo de Baja California y California, y el proyecto de Bordofarms, aquél que trabajara en favor de apoyar a los deportados que habitaban en el canal del Río Tijuana. Hoy lidera la comunidad de Global Shapers en Tijuana, una plataforma del Foro Económico Mundial, que se enfoca en reunir a un grupo de jóvenes líderes de la ciudad para desarrollar proyectos productivos en beneficio de Tijuana.

 

A simple vista Emma es una mujer muy ocupada, así como un día puede estar en su oficina vinculando proyectos con capital, también puede estar dando pláticas promoviendo las ventajas de Tijuana como un lugar para emprender e invertir y más, ella es parte de la nueva generación de jóvenes que están descubriendo nuevos horizontes para mejorar la imagen de la ciudad mediante actividades que impactan a la sociedad de una manera positiva, por lo que decidimos presentarte su historia en Mujer Actual.

 

La llegada al entorno emprendedor

Con tan sólo 26 años de edad, Emma Cruz ya es Directora Regional del Noroeste de Angel Ventures México y Curadora de “Global Shapers” en Tijuana “Sabía que quería lograr un cambio, aunque nunca planeé enfocarme en el área del emprendimiento, mucho menos a través de la industria de Venture Capital, es algo que me entusiasma mucho, estudié Negocios Internacionales en UABC y tengo que confesarte que en aquel punto, tenía mucha incertidumbre de mi carrera profesional, pero pensé que estudiar Negocios me daría bases sólidas para cualquier ámbito en el que quisiera enfocarme”. De cierta manera todas las actividades que Emma realizó en aquel entonces le prepararon para su puesto actual, particularmente su estancia en el proyecto de Tijuana Innovadora, mismo que le conectó con el equipo de Angel Ventures.

 

“Siempre hay que hablar con la verdad”, comenta Emma sobre el momento en que recibió la invitación a ser parte de Angel Ventures. En un principio se trató sobre el puesto de Relaciones Públicas y ella fue honesta en decir que no conocía sobre el tema. Ronda de inversión, “term sheet”, “due diligence” eran términos que desconocía, pero le gustaban los retos, aprender cosas nuevas y así fue. A pocos meses de estar aprendiendo sobre el puesto y ejerciéndolo, Emma desarrolló una revista para emprendedores e inversionistas, empleando una base de datos de más de 20 mil contactos de Angel Ventures que se encontraban en distintos puntos de Latinoamérica.

 

Hace poco más del año, Emma asumió la dirección de la oficina del noroeste de Angel Ventures México, una experiencia única ya que unía intereses de Tijuana y San Diego, convirtiéndole en la única rama de Angel Ventures de índole binacional.

 

Con la bandera de Tijuana en alto

Si bien Emma llegó a Tijuana a los 10 años, considera esta frontera como su hogar. “Cuando salgo de la ciudad, digo que soy de Tijuana” nos platica mientras describe su amor por todo lo que ocurre aquí, experiencia que le valió una nueva amiga, una reportera argentina que publicó 2 artículos sobre la ciudad en revistas reconocidas internacionalmente, después de que Emma, justo 5 minutos después de conocerla en el aeropuerto camino a Tijuana le propusiera organizar un “tour” para enseñarle lo que está pasando en la ciudad. “Me entusiasma compartir las cosas buenas de la ciudad, un lugar con una personalidad única, latente e impredecible”.

 

“Tijuana no es una ciudad, Tijuana es la gente, es la comida, son las experiencias, es la combinación de culturas, es un punto clave para el desarrollo de la región, del país y del mundo” comenta con entusiasmo. Emma señaló que Tijuana no tenía por qué ocultar sus deficiencias, que lo mejor era hablar de ello y buscar proyectos que pudieran solucionarlas.

Combinando los aspectos personales y laborales

Este viaje ha sido un gran periodo de autodescubrimiento para Emma. “Aunque no me considero “workaholic”, me gusta mucho trabajar …aprendí más el primer mes de trabajo que a lo largo de toda la carrera universitaria, no de fórmulas, pero de gustos, de en qué soy buena, qué es lo que me gusta hacer, qué me gustaría cambiar, qué quiero generar, estas cosas que generan un impacto en la gente que te rodea y en tu ciudad”, nos detalla. “¿Qué mejor que rodearte de personas que te inspiran o que admiras?, La gente se preocupa mucho por las relaciones, por ver en qué nos va a beneficiar y creo que es al revés, debemos cuestionarnos qué es lo que le podemos brindar a esas personas y al mundo”, agrega mientras su teléfono vibra por la llegada de algunos mensajes.

 

“¿Cómo ve tu familia, tus amigos este estilo de vida que rompe el esquema al que estamos acostumbrados?” le cuestiono. Emma suspira y responde “Bien, aunque muchas veces no entienden en qué proyecto nuevo estoy trabajando o en que locura estoy involucrada, siempre he tenido todo el apoyo de mi familia y amigos, que aunque no todos están en Tijuana, es muy padre ver como estando tan lejos, siempre estamos en constante comunicación y alimentando la amistad”.

 

“¿Arrepentirse de tus acciones? ¡Nunca! Arrepiéntete de lo que nunca te atreviste a hacer” comenta con una gran sonrisa. Emma es de la idea de aprovechar las oportunidades que llegan, enfocarse en lo que realmente nos gusta hacer, hacer lo que tengamos en mente y cumplir nuestras metas dejando el miedo de lado. “Si no te hubieras caído, si no hubieras cometido ese error, si no hubieras estudiado esa carrera, si no hubieras perdido ese vuelo, no serías quien eres hoy. Tu pasado es lo que te hace entonces, aprende de tus errores, agradece tus éxitos y enfócate en lo que quieras lograr”, enfatiza.

 

Comentarios

comentarios