El Muro de la Hermandad y su mensaje de unión

El Muro de la Hermandad y su mensaje de unión

POR: ANA PATRICIA VALAY

Reflectores nacionales e internacionales se han posado desde hace ya varios meses, sobre el muro que divide la frontera norte de nuestro país y EU, no por la exigencia del presidente Donald Trump, de presupuesto para un muro mejor y completar el ya existente, lo que mantiene hoy que escribo, parcialmente cerrado el gobierno norteamericano, sino por un proyecto con causa. Uno que ha trascendido fronteras y acaparado titulares de la prensa francesa, norteamericana, inglesa, entre muchos otros países, así como de los noticieros nacionales.

Les hablo del ambicioso proyecto artístico-cultural, denominado el Muro de la Hermandad, que su creador, el artista visual Enrique Chiu, pretende sea: el mural más grande del mundo.

El proyecto que consiste en unir el trabajo de manos de artistas y voluntarios de varios países del mundo, quienes buscan con imágenes plasmadas sobre las vallas que dividen la frontera de México con la de Estados Unidos, elevar un mensaje de paz y unidad.

La osadía de Enrique Chiu, de buscar no sólo romper un récord Guiness pintando toda la extensión del muro fronterizo, sino de desafiar calladamente el discurso xenófobo de Trump, fue incluso premiada en la Cámara de Diputados, en la pasada legislatura federal, que le entregó el premio “México en tus manos”, aunque no es el único.

Pero antes de enfocarnos en este proyecto, ¿quién es Enrique Chiu?

—Para quienes no lo conocen, es originario de Guadalajara en donde creció, una ciudad tradicional, llena de cultura, color, y costumbres. “Luego me moví a la ciudad de Long Beach, donde estudié en el colegio y la universidad, y empecé a trabajar en exposiciones, para tener mi propia Galería de arte, luego me involucré en el mundo del arte nacional e internacional con exposiciones propias y de algunos artistas que empecé a promover en EU  y en una de esas veces, en 2008, me invitaron a venir a Tijuana a exponer en la casa de Cultura, así que no soy de Tijuana, pero soy de los miles de adoptados”

Enrique llega a esta ciudad fronteriza en un momento crucial por la inseguridad que se vivía. “Entre platicas y peticiones acepte a venir ya que era un momento muy difícil para la ciudad, ya que había mucha inseguridad, y poco movimiento social o cultural. Me invitaron a trabajar en el instituto de Cultura y ahí fue donde decidí venir a Coordinar las Galerías de arte y el palacio de Cultura en exposiciones de arte y museografía. Por supuesto que era algo nuevo para mí el regresar a México y poder contribuir con ese momento de proceso para reconstruir la ciudad, las exposiciones binacionales y poder impulsar nuevos talentos”.

Y, ¿cómo es que te inicias como artista qué te movió para serlo?

—Inicio muy joven. Dibujo desde los 7 años, y me encantaba ver todo lo que sucedía culturalmente en la ciudad, y ver los murales de Clemente Orozco, ver sus obras en las paredes. La fuerza del color es impresionante para mí hasta la fecha. Gané un concurso de niño y la mar a los 12 años y ¡eso me emociono!, así que desde ahí decidí involucrarme más en las semanas culturales de la escuela. Mi primera exposición fue a los 18 años y me gustó la respuesta. Por eso me dediqué a producir y a hacer exposiciones.

—Llevo 273 exposiciones individuales y más de 400 colectivas en estos 16 años de trayectoria, y cada vez con más presencia ya que he estado en más de 35 museos en 13 países, y espero poder continuar con esta carrera tan hermosa.

Además de murales, ¿qué más pintas; qué técnicas utilizas?

—Soy Pintor de Caballete, piezas en lienzo, madera, arte mixto, algo de escultura o arte instalación, pero claro que mi fuerte es la pintura, entre lo abstracto,  surrealista y figurativo, pero eso me encantan los colores.

¿Y cómo va el proyecto de Muro de la Hermandad?

—Bueno además de hacer el registro para romper el récord, y de  que se reconozca a las personas que han colaborado conmigo, ya que han sido más de 3 mil 600 personas de todas partes del mundo, queremos mandar el mensaje de Paz y hermandad que se necesita en estos tiempos. Son 700 artistas reconocidos y emergentes de varios estados de México, Estados Unidos, Japón, Alemania, China, Europa, Guatemala, Brasil, Canadá, Nueva Zelanda entre otros.

¿Qué opinas de los comentarios xenófobos y racistas que últimamente hemos escuchado en relación a la caravana migrante?

—Pienso que lo que  ha sucedido es solo desinformación y falta de educación de parte de algunas personas. Creo que todos tenemos derechos, y hay que tratar de tener una vida mejor.

Ha sido un boom con este proyecto a nivel internacional, ¿cómo es que tu fama ha traspasado fronteras? 

—Sí, he tenido mucha proyección y al mismo tiempo, me ha funcionado para poder realizar más apoyos sociales, dentro del activismo que realizo, además del reconocimiento entregado en el congreso, me entregaron el Doctorado Honoris Causa en CDMX por IPN, un reconocimientos en Dubai, y Galardones a la Filantropía en Baja California, CDMX y Tamaulipas.

El proyecto se contempla terminar en el 2019.

Necesitamos crear más conciencia y apoyar
a las nuevas generaciones con la cultura”.

Comentarios

comentarios