El lado oscuro de Jamie Dornan ¿quién es realmente Christian Grey?

El lado oscuro de Jamie Dornan ¿quién es realmente Christian Grey?

Jamie Dornan está en el imaginario popular desde la década pasada gracias a las sensuales campañas publicitarias en las que, el entonces modelo, posaba en calzoncillos mostrando sus abdominales junto a Kate Moss y embadurnaba de aceite a Eva Mendes. No por nada medios tan importantes como The New York Times lo apodaron “el torso de oro”.

 

Hoy, existen cuentas de Twitter dedicadas a celebrar la forma de sus brazos, y aunque el actor no tiene un perfil oficial de Instagram, cuenta con cerca de 1,4 millones de posts en su nombre en la red social. Sin embargo, nada de esto parece importarle en lo más mínimo a este norirlandés de 34 años, pues tiene claro que quiere ofrecer algo más que un físico que se robe todas las miradas. “Siempre me ha parecido exasperante que por el hecho de haber sido modelo durante unos años, ya no puedas ser un actor válido”, comentó al diario El País.

Y es que a diferencia de muchos famosos, este hombre, aparte de su físico, no forma parte del imaginario del “príncipe azul” con el que todas sueñan.

Por el contrario, es conocido por tener una predilección por los papeles oscuros y, de cierta forma, macabros con una doble vida: el del psicólogo y asesino en serie Paul Spector y el del reconocido empresario y sadomasoquista Christian Grey. “Admiré descubrir que me sentía cómodo en un terreno tan tenebroso. Cada papel te ayuda a conocer cosas nuevas de ti mismo”, le dijo al portal Shortlist.

El actor asegura que descubrió que hay rabia dentro de sí mismo, aunque ni su esposa sabe de su existencia; él siente que esta lo posee internamente, pues es difícil separarse de algunos aspectos de sus personajes.

Para prepararse para su papel como Spector, que lo llevó a ser nominado a los premios BAFTA como mejor actor, estudió asesinos de la vida real, personas aparentemente normales en su exterior pero afligidos internamente, como por ejemplo Ted Bundy. “Aún cargo aspectos de eso conmigo. Siempre me toma un tiempo y me afecta. He leído cosas horribles”, aseguró a la página web.

Incluso, cree que para sus colegas fue probablemente difícil trabajar con élademás de muy irritante, pues a veces parecía que se estuviese volviendo loco. Aunque meterse en el rol de un psicópata cada día era una labor compleja, sus hijas menores de tres años fueron su calma y mejor medicina, ya que al llegar a casa en las noches no podía sino sumergirse en su mundo y dejarse llevar por su ternura.

Su actuación como Christian Grey, por otro lado, llegó de manera inesperada luego de que Charlie Hunnam abruptamente rechazara el personaje, a unas cuantas semanas de iniciar el rodaje. “Por lo general, la gente te dice que te tomes un tiempo para pensar este tipo de cosas, yo no tenía mucho, así que le dije a mi esposa, que en ese momento estaba embarazada de 30 semanas: ‘Vamos a tener un bebé canadiense y tenemos que mudarnos por cuatro meses a Vancouver’. Así tomé mi decisión”, reveló a la revista Marie Claire.

Este no fue su único cambio: para alcanzar el cuerpo del esperado Grey tuvo que asumir una rutina que incluía cinco malteadas de proteína diarias, tres horas de entrenamiento y cientos de abdominales.

Igualmente se convirtió un gran conocedor del sadomasoquismo, al contratar a expertos para que le enseñaran cada aspecto, incluyendo los amarres y rituales. “Este hombre llegó con su sumisa, yo me senté en una esquina y mientras me tomaba una cerveza observaba lo que hacían. Mi conductor estaba al otro lado de la puerta. Quién sabe qué se cruzaba por su mente en ese momento”, le contó a la publicación.

 

 

Si bien su protagonismo en la saga de 50 sombras de Grey lo ha llevado al estrellato, al actor no le importa reconocer que esta es su peor interpretación hasta la fecha. “No me interesa lo que se percibe de mí, más allá de mi familia y mis amigos”, dijo a Cinemablend. Es consciente de que participar en una franquicia con tantos seguidores es una oportunidad inmensa, excluyendo el miedo que a veces pueda dar debido a la recepción que tenga.

Lo que sí asegura es que aunque puede que el resto de su carrera esté definida por este personaje, solo significa que tendrá que luchar más duro para romper con ello y alcanzar papeles complejos y desafiantes. Todo, para el intérprete, se reduce en encontrar un equilibrio entre lo comercial y aquello que verdaderamente “transforme su mundo”.

 

Comentarios

comentarios