El camote, un tesoro de nutrición

El camote, un tesoro de nutrición

El camote es un elemento que no debe faltar en ninguna cocina, sobre todo en esta época decembrina en la que puedes considerarlo como un complemento ideal para tu cena navideña, además de ser un alimento con un alto valor nutritivo.

De acuerdo con el Centro Internacional de la papa, el camote previene el cáncer de estómago y las enfermedades del hígado, también retarda el envejecimiento, es rico en vitamina A y C, así como en potasio y hierro.

Los nutricionistas consideran al camote como un importante suplemento proteico para niños y personas con problemas de desnutrición, pues es un tesoro de nutrición. Además, si lo incluyes en la alimentación, ayudarás a eliminar el cansancio, la fatiga y el debilitamiento físico.

Así que en estas fiestas navideñas no dejes fuera de tu menú este regalo de la naturaleza.

Camote al horno

6 camotes dulces pequeños

6 cucharadas de mantequilla

6 cucharaditas de miel

3 cucharaditas de azúcar refinada

Preparación:

Precalienta el horno a 120° C.

Cocina los camotes en una olla con agua hirviendo y un poco de sal durante 10 minutos. Una vez que se hayan ablandado, retira del fuego y escurre el agua. Coloca los camotes en una charola para hornear ligeramente engrasada. Haz un corte en el centro de los camotes e introduce 1 cucharada de mantequilla en cada uno.

Hornea los camotes de 5 a 10 minutos o hasta que se vean dorados. Ponle una cucharada de miel a cada camote, espolvorea un poco de azúcar sobre la superficie y sirve.

 

Comentarios

comentarios